El Heraldo
En el centro de Bogotá, varios trabajadores del sector público salieron a las calles. Johnny Hoyos
Colombia

Temblor de 6,6 grados se siente en gran parte del territorio nacional

El epicentro se registró a 161 m de profundidad y a 7, 37 m del casco urbano de Los Santos, Santander, una zona de constante actividad sísmica. No fueron reportados lesionados.

De acuerdo con los registros sismológicos, uno de los temblores más fuertes de los últimos años fue el que se sintió hacia las 3:55 de la tarde de ayer  en gran parte del territorio colombiano. Según el Servicio Geológico Colombiano, el epicentro  del movimiento telúrico de 6,6 grados en la escala de Richter se localizó a 7,37 km del área urbana del municipio Los Santos  (Santander) con una profundidad de 161 km. En horas de la noche de ayer, el presidente Juan Manuel Santos anunció que visitará las zonas más afectadas, entre ellas el municipio de Betulia, Norte de Santander.

La entidad dijo que el temblor se sintió en los departamentos de Santander, Norte de Santander, Cundinamarca, Boyacá, Antioquia, Caldas, Casanare, Quindío, Risaralda, Bolívar, Córdoba, Atlántico, Magdalena, Valle del Cauca, Tolima y parte de territorio venezolano. A raíz del movimiento, muchas edificaciones en las principales ciudades tuvieron que ser evacuadas,pero no se reportaron víctimas ni lesionados.

El geólogo Francisco Velandia consultado por EL HERALDO afirmó que, afortunadamente, y debido a la profundidad, el sismo no causó daños devastadores. Velandia, que conoce muy bien la falla geológica de esa zona  del departamento de  Santander, explicó que allí se presentan dos fenómenos: la falla de Bucaramanga y el nido sísmico de Bucaramanga. El temblor del martes corresponde al segundo fenómeno  que se localiza en la zona de mesas como la de Los Santos, Ruitoque y Barichara.

El experto advirtió que allí la actividad sísmica es normal y cotidiana, aunque sí reconoció que el reciente estrépito telúrico sí tuvo una magnitud alta. Velandia explicó que en Colombia falta  mucho conocimiento sobre las fallas geológicas del territorio. Entre tanto, el también geólogo Julio  Fierro le dijo a este medio que las profundidades se dividen en tres categorías: las someras con menos de 30 km, las intermedias que se ubican entre los 30 y los 150 km de la superficie, y las profundas, a más de 150 km.

Los geólogos  hicieron una serie de precisiones sobre los términos que se utilizan en este tipo de eventos. Por una parte, la magnitud del movimiento, que se mide según la fuerza  de la onda sísmica. Una magnitud  de más de seis grados se considera fuerte. El otro concepto es la profundidad, ya explicado, mientras que un tercer elemento es la intensidad, que mide los daños causados por el fenómeno sísmico.

Reporte en el país

En Bucaramanga, la capital más cercana al epicentro, varias edificaciones fueron evacuadas, entre ellas  la sede de la Universidad Industrial de Santander. Así mismo, la Alcaldía de la ciudad reportó que varias gradas aledañas a sus instalaciones presentaron agrietamientos, como igualmente se reportaron averías  y vidrios rotos en el sector de Cabecera, uno de los más concurridos de la ciudad.

En Bogotá varias de las sedes oficiales se desalojaron con la coordinación de brigadas de rescate, entre ellas la Casa de Nariño, el  Congreso de la República  y la Dirección de Parques Nacionales Naturales de Colombia. Las evacuaciones respondieron  a los protocolos y a las previsiones que se han venido adoptando en el país, justamente a partir del terremoto de Popayán, ocurrido el 31 de marzo de 1983.

En el aeropuerto Internacional Eldorado se presentó la caída de algunos paneles de techo, mientras que los organismos de socorros dieron cuenta de fallas estructurales en edificaciones de las localidades de Usaquén y Suba, entre otras. Además, como en buena parte del país, en la capital del país las telecomunicaciones  estuvieron bloqueadas durante casi una hora.

En Cali, el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón permaneció cerrado varias horas, mientras expertos verificaron posibles daños en la pista. En Norte de Santander  se reportó un derrumbe en la carretera que conecta a  Cúcuta con Pamplona, municipio este donde la iglesia de Santo Domingo también mostró resquebrajamientos.  También la iglesia de Ocaña tuvo  cuarteamientos en algunos de sus muros y en el piso.

Ante lo acontecido, Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, destacó que las labores de evacuación se llevaron a cabo satisfactoriamente, ceñidas a los lineamientos contemplados para este tipo de eventos.

CESAR

El temblor se sintió a las 3:55 p.m., duró poco, pero fue necesario para llenar de pánico a los habitantes del Departamento. En Valledupar, muchas personas que se encontraban dentro de edificaciones salieron pavorosas al sentir que las paredes se movían. Así ocurrió en la Gobernación, el edificio de La Caja Agraria y donde está la Secretaría de Educación, en donde el grupo de empleados se estacionó en la planta baja mientras pasaba el susto.
El Cuerpo de Bomberos de Valledupar informó que no había reportes de personas afectadas ni grandes daños en predios, sin embargo, hubo agrietamientos en paredes de algunas edificaciones, como la sede de la Universidad Popular del Cesar del barrio Sabana.

LA GUAJIRA

En Manaure, Villanueva, Albania y Riohacha se sintió el temblor que sacudió a casi todo el país ayer, aunque no de forma tan fuerte. Solo se sintió en mayor magnitud en algunas edificaciones altas como en el edificio Ejecutivo del centro de la capital de La Guajira, donde las personas fueron evacuadas por temor. Así lo aseguró Primeria Barros, presentadora de un programa de radio que a esa hora iba a comenzar. “Yo estaba en el piso octavo y sentimos el temblor fuerte, por lo que salimos enseguida”, narró.
En otras edificaciones donde funcionan algunos bandos, los usuarios sintieron el sismo, así como en el edificio Las Delicias, uno de los más altos de Riohacha.


BOLÍVAR

Los ocupantes de torres de apartamentos, especialmente de los pisos más altos, salieron despavoridos y se vivieron escenas, incluso, de personas que sufrieron vahídos o crisis nerviosas, como ocurrió con funcionarios de dependencias que tienen sede en el edificio inteligente de Chambacú.
En el centro amurallado fueron evacuados, entre otros, el Palacio de la Aduana, sede del Gobierno distrital, y el edificio Citibank. También en el Centro de Convenciones, del barrio de Getsemaní, se registraron concentraciones de personas en las afueras, alertadas.
El Cuerpo de Bomberos informó que no hubo daños materiales ni lesionados.

MAGDALENA Y SUCRE

En la capital del Magdalena muchos ciudadanos reportaron que sintieron el movimiento telúrico de ayer, sin que se presentaran daños materiales.
En los edificios fue donde hubo más pánico, algunos fueron evacuados.
Un mareo, eso pensaron sentir ayer cientos de habitantes de Sincelejo cuando a las 3:55 de la tarde la tierra se movió. Sin embargo, y con el transcurrir de los segundos, esa sensación de mareo fue percibida como un temblor y enseguida muchas personas entraron en pánico. El edificio de la Alcaldía, al igual que la Gobernación, fueron evacuadas al igual que muchos otros centros educativos y entidades de la capital sucreña, esto como medida de prevención.

CÓRDOBA

Los edificios y casas del centro de Montería prácticamente fueron evacuados en su totalidad. En cuatro minutos fue evacuado el edificio del Palacio de Justicia de Montería, donde, a la hora del sismo habían unas 200 personas aproximadamente entre funcionarios y visitantes, según lo narró uno de los agentes que coordinó la salida.
Trabajadores de otras edificaciones como la Alcaldía y la Gobernación también salieron de forma controlada. Además de Montería, el temblor también se sintió en Cereté, Ciénaga de Oro, Sahagún y gran parte de Córdoba.
En andenes y calles era notorio el desespero. La normalidad volvió a Montería media hora después, aproximadamente.
 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.