El Heraldo
Juan Manuel Santos acompañado de representantes de partidos políticos y ministros de su gobierno.
Colombia

Colombia rompe con la Corte de La Haya por pleito con Nicaragua

El presidente advirtió que la CIJ incurrió en “contradicciones” y que los temas bilaterales no dependerán de un “tercero”, por lo que señala que el camino son “negociaciones directas”.

El presidente Juan Manuel Santos anunció que el país “no seguirá compareciendo” ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, de La Haya para tratar el litigio marítimo con Nicaragua porque considera que ese tribunal incurrió en “contradicciones” en los fallos emitidos ayer. (Ver infografía).

“Los temas bilaterales entre Nicaragua y Colombia no van a seguir sujetos a la decisión de un tercero y deberán abordarse mediante negociaciones directas entre las partes, de conformidad con el derecho internacional”, dijo.

La CIJ se declaró ayer competente para juzgar dos demandas que Nicaragua presentó contra Colombia en 2013 por la delimitación marítima en el Caribe, decisión que el Gobierno Nacional rechazó tajantemente al considerar que el tema, que trató asuntos de forma y no de fondo, “ya era cosa juzgada”.

La primera demanda es del 16 de septiembre de 2013 cuando Nicaragua pidió a la CIJ concederle una plataforma continental extendida más allá de las 200 millas náuticas desde su costa en el Caribe, ambición rechazada por Bogotá.

“Esta es una pretensión que ya había planteado antes a la Corte, y que este tribunal había negado en su fallo del año 2012”, afirmó Santos.

La otra es del 26 de noviembre del mismo año, cuando Managua argumentó que Colombia ha incumplido el fallo del 19 de noviembre de 2012 mediante el cual La Haya redefinió los límites marítimos entre ambos países.

Colombia dijo entonces que ese fallo de 2012 era “inaplicable” porque los límites del país no pueden ser modificados por terceros y se retiró por las mismas fechas definitivamente del Pacto de Bogotá, con lo cual quedó fuera de la jurisdicción de la CIJ.

Según dijo Santos, la CIJ en primer lugar “no respetó su propia sentencia del año 2012”, en segundo, “desconoció su Estatuto, que le indica que no puede reabrir un caso ya cerrado”, y en tercero, “pretende aplicar a Colombia” la Convención del Mar, un tratado del que Colombia no hace parte.

Más tarde, Santos en una  alocución –acompañado por representantes de los partidos políticos que integran Unidad por la Paz y ministros de su gobierno– calificó de “injuriosa” la  decisión de la CIJ.

“Permitir esta acción (de Nicaragua) constituye algo injurioso para el Estado demandado, así como para el funcionamiento del sistema judicial de resolución de las disputas internacionales”, dijo el presidente.

Santos tiene previsto viajar hoy al archipiélago de San Andrés y Providencia para reafirmar la soberanía colombiana en las aguas que lo circundan y que son objeto del litigio con Nicaragua.

Lo que dijo la CIJ. El presidente de la CIJ, Ronny Abraham, leyó en la gran sala del alto tribunal de la ONU en La Haya las dos sentencias correspondientes a sendas demandas que planteó Managua contra Bogotá con pocos meses de diferencia.

Empezó rechazando una por una las cinco objeciones preliminares de Colombia, hasta declarar que tiene jurisdicción para juzgar la demanda que Nicaragua interpuso el 26 de noviembre de 2013, y lo hizo por catorce votos contra dos.

En ella Managua pidió a la CIJ que declare que Bogotá viola su obligación de no utilizar o no amenazar con el uso de la fuerza y de no violar las zonas marítimas nicaragüenses delimitadas por la corte el 19 de noviembre de 2012, así como sus derechos soberanos y su jurisdicción sobre estas zonas.

Aquel año la CIJ definió la frontera marítima única entre la plataforma continental y las zonas económicas exclusivas nicaragüense y colombiana dentro del límite de las 200 millas náuticas a partir de las líneas de base desde las cuales se mide la anchura del mar territorial de Nicaragua.

Los jueces dejaron bajo soberanía colombiana siete cayos del archipiélago de San Andrés, y a Nicaragua le otorgaron una franja marina en esa zona, que Colombia calcula en unos 75.000 kilómetros cuadrados.

Abraham dejó claro que la CIJ también es competente para juzgar la segunda demanda de Nicaragua, del 16 de septiembre de 2013, en la que pide a la corte que le reconozca los derechos sobre una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas.

En su demanda solicita a la CIJ, además, que indique los derechos y deberes de los dos Estados en relación con el área de pretensiones superpuestas y el uso de sus recursos hasta que se delimite con precisión la línea fronteriza.

La CIJ rechaza así el argumento de Bogotá, que denunció el 27 de noviembre de 2012 el Pacto de Bogotá por el que aceptaba la jurisdicción de la CIJ y afirmaba que la renuncia “tuvo efecto inmediato” con respecto a la iniciación de nuevos procedimientos contra Colombia.

El artículo 56 dice que el pacto de Bogotá puede ser denunciado mediante aviso anticipado de un año, transcurrido el cual cesará en sus efectos para el demandante. Nicaragua introdujo su procedimiento el 16 de septiembre de 2013, antes de que expirara el plazo de un año.

Reacciones. Para la canciller de Colombia, María Ángela Holguín, los fallos emitidos ayer no constituyen “una derrota para Colombia”.

En lo que tiene que ver con la demanda por incumplimiento, la ministra de Relaciones Exteriores señaló que la Corte definió que mirará “si los derechos de Nicaragua se han respetado en la zona”, con lo que ese país “pierde algo que era realmente trascendental” como su alegato sobre el “uso de la fuerza”.

En cuanto a la demanda por la plataforma continental extendida, Holguín aseguró que la Corte “por primera vez” mirará este tema “y lo hace de una manera muy compleja y muy difícil”.

Entre tanto, el agente de Bogotá ante la CIJ, Carlos Gustavo Arrieta, se mostró sorprendido por las dos sentencias “completamente injustificadas”.

“Estoy absolutamente sorprendido por una decisión que considero completamente injustificada y para nada ajustada a derecho”, declaró Arrieta a la prensa en La Haya.

Afirmó que “la corte tomó una decisión que afecta a los intereses de Colombia sin ningún fundamento jurídico”.

Por su parte, el expresidente Álvaro Uribe afirmó que “es mejor soportar un siglo de dificultades diplomáticas que ceder un milímetro de la patria”, y respaldó la decisión del presidente Santos de que el país no siga compareciendo a las audiencias por el tema de Nicaragua porque, según dijo en una rueda de prensa, “Colombia no puede aceptar competencia alguna” de la CIJ.

A su vez, la senadora liberal Viviane Morales, advirtió que “las pretensiones de Nicaragua sobre nuestra plataforma continental desconocen el Derecho Internacional y demuestran su apetito voraz en el Caribe”.

Entre tanto, el senador liberal Juan Manuel Galán, propuso que “quien no quiera respaldar a Juan Manuel Santos como jefe de Gobierno, que lo respalde como jefe de Estado en el caso de la CIJ y Nicaragua”.

De otro lado, la senadora de la Alianza Verde Claudia López señaló que “perdimos el litigio sobre la incompetencia de la Corte pero tenemos con qué ganar el litigio de fondo sobre la plataforma continental”.

Mientras tanto, el senador de la Alianza Verde Antonio Navarro planteó que “frente a lo de La Haya, hay que pararse en la raya: no podemos aceptar que esa corte siga decidiendo nuestras fronteras”.

Aplauden en Nicaragua. La decisión de la CIJ demuestra que sus sentencias “tienen que respetarse”, afirmó el agente de Nicaragua ante dicho tribunal, Carlos Argüello.

“Esto manda un mensaje claro, que es que las sentencias de la CIJ tienen que respetarse, y punto”, dijo Argüello desde La Haya, a través de medios del Gobierno de Nicaragua.

Además, expertos y políticos aplaudieron en Nicaragua el fallo: “con esta decisión, la CIJ está confirmando el derecho histórico de Nicaragua de defender la soberanía de su plataforma continental, no tenía sentido la posición de Colombia, de tratar de evadir a la CIJ”, dijo el diputado del opositor Movimiento Renovador Sandinista y ex vicecanciller de Nicaragua Víctor Hugo Tinoco (1981-1990).

Por su parte, el analista jurídico Manuel Madriz agregó que “la CIJ está fallando conforme a derecho, porque el Pacto de Bogotá señala que cuando un Estado se retira del mismo, tiene que esperar un año para hacerse efectivo, pero Nicaragua presentó la demanda antes de un año”.

Reaparece

Aunque el vicepresidente Germán Vargas Lleras había liderado diferentes reuniones políticas en su despacho, luego de la cirugía que le fue practicada el 30 de enero pasado para extirparle un meningioma benigno en su cerebro, ayer tuvo su primera aparición en público. Vargas Lleras estuvo presente en la alocución que hizo el presidente Santos anoche sobre el rechazo a las decisión emitida por la Corte de La Haya.

Análisis: “No comparecer ante La Haya podría jugar en contra de Colombia”.

Por: Juan Ramón Martínez (Internacionalista y profesor de la Universidad del Rosario).

La CIJ decidió sobre la admisibilidad de dos demandas presentadas por Nicaragua adicionales a la que se falló en 2012. Una se refiere a una pretensión sobre la plataforma continental extendida y otra es sobre el supuesto incumplimiento de la sentencia de 2012 por parte de Colombia y, además, se alega una supuesta aplicación de amenaza y del uso de la fuerza. La Corte encontró la competencia para estudiar el fondo de las demandas. El hecho de que Colombia decida abstenerse de comparecer ante La Haya puede ser contraproducente para los intereses nacionales, porque el proceso continúa. La Corte en su momento tendrá solamente la posición nicaragüense y Colombia no presentaría argumentación para contradecirla. De manera que el proceso continuaría estando Colombia no presente, y el riesgo de una sentencia adversa puede ser mayor si no participamos en la discusión jurídica.
 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.