Vidas agrietadas y ajuste forzado, la cuesta arriba de los a ...

    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

Incendios en la cuenca amazónica de Brasil.
00:00

Por su parte, las Fuerzas Armadas de Brasil iniciaron este...

Una habitante de Leña  recoge agua que recolecta en una alberca de su vivienda.
00:00

Según la Encuesta de Calidad de vida del Dane, en el...

00:00

Treinta y cuatro candidatos están en el partidor para...

Aspecto del debate en la Comisión Primera de la Cámara  sobre el proyecto de cadena perpetua.
00:00

EL HERALDO consultó con los sectores a favor y en contra en...

Un hombre apunta con una arma.
00:00

Los 55 homicidios registrados este año frente a los 48 de...

Mujeres de la comunidad Kepischon, en Uribia, cargan a una bebé durante una jornada de la Unicef y el Bienestar Familiar.
00:00

La Unicef y el Bienestar Familiar aplican desde hace un año...

Julio Avelino Comesaña.
00:00

El DT Julio Avelino Comesaña no quedó satisfecho con...

Hernández tratando de juntarse con Teófilo.
00:00

El volante antioqueño lamentó y analizó la derrota ante el...

Vista aérea de las áreas quemadas de la selva amazónica, cerca de Boca do Acre, estado de Amazonas, Brasil.
00:00

El Río Amazonas y sus afluentes irrigan un área de 5,5...

Una mujer observa el interior de una nevera en venta en un almacén en el centro de la capital del Atlántico.
00:00

Expertos coinciden en que las diferentes administraciones...

Cintia Sosa junto a 4 de sus 9 hijos en su hogar.
Cintia Sosa junto a 4 de sus 9 hijos en su hogar.
Cintia Sosa junto a 4 de sus 9 hijos en su hogar. Foto: AFP

Vidas agrietadas y ajuste forzado, la cuesta arriba de los argentinos

En 2018 el desempleo llegó a 9,1% y sigue creciendo, mientras que la inflación sumó 47,6% en 2018 y acumuló más de 19% hasta mayo de 2019, lo cual genera la crisis.

En 2018 el desempleo llegó a 9,1% y sigue creciendo, mientras que la inflación sumó 47,6% en 2018 y acumuló más de 19% hasta mayo de 2019, lo cual genera la crisis.

Una familia hace fila en pleno centro de Buenos Aires por un plato de comida de caridad; otra recorta gastos para llegar a fin de mes. La crisis económica sacude la vida de los argentinos y el horizonte luce incierto.

Miles de personas en Argentina fueron cayendo en la pobreza en los últimos meses en una dramática combinación de falta de trabajo y aumento de la inflación, sobre todo de alimentos básicos como leche, carne y pan, en medio de una economía en recesión.

Daniel Roger es electricista, tiene 30 años y desde que quedó desempleado hace un año busca “changas” (trabajos ocasionales). Junto a su esposa Andrea Gómez, de 26, y sus dos hijos espera una ración de comida en la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede de la presidencia.

No es fácil dar el paso para acudir a la caridad: “Te sentís muy mal, te da mucha vergüenza”, dice Andrea, mientras amamanta a su hijo más pequeño.

“Antes alquilábamos un departamento, pero no lo pudimos pagar más. Ahora vivimos en un hotel (pensión) en una pieza muy chiquita para los cuatro. Es difícil pagarla y encima nos van a aumentar más”, explica angustiada.

En 2018 el desempleo llegó a 9,1% y sigue creciendo. En un año 268.300 personas quedaron desempleadas sobre 12 millones de trabajadores, según datos oficiales. La inflación sumó 47,6% en 2018 y acumuló más de 19% hasta mayo de 2019.

Andrea trabaja en ocasiones como suplente de limpieza en edificios y con eso pagan la pensión cada semana. “La comida y los pañales son de caridad”, dice.

AFP

“El dinero ha perdido su valor”

Su historia se repite a diario en esquinas, plazas, parroquias y comedores donde ONG ofrecen alimentos y ropa cada noche.

“Para muchos, la cena pasó a ser un recuerdo. Esto no se arregla con limosnas, se arregla con política”, sostuvo monseñor Carlos Tissera, presidente de Cáritas Argentina, quien asegura que “se está viendo el empobrecimiento de la clase media”.

Con nueve hijos, el mayor de 15 años y el más pequeño de un mes de nacido, la familia de Cintia Sosa (32) nunca fue de clase media, pero tuvo la ilusión del ascenso. En su pequeña casa en la periferia sur de Buenos Aires tiene un horno industrial comprado hace unos años con la intención de poner un puesto de pizzas y empanadas. Pero está arrimado a una de las paredes sin frisar, pues no tiene dinero ni para pagar el gas que consume ni para comprar los ingredientes.

“No alcanza, no podemos hacerlo”, dice entristecida.

Su marido mantiene el hogar con contratos temporales como administrativo. Al no ser empleado fijo, no le aumentan el salario, explica Cintia “y los precios siguen subiendo”. La heladera se dañó, igual que el lavarropas, y no los han podido reparar.

A menudo acuden a comedores de caridad y se las arreglan con la vestimenta que les donan. “Antes yo podía comprarle zapatillas a mis hijos, pero el dinero ha perdido su valor”, se lamenta la mujer, quien sin embargo destaca con orgullo que todos sus hijos están escolarizados y reciben buena atención médica.

Promesas rotas y placeres perdidos . La promesa electoral del presidente liberal Mauricio Macri de encaminar al país hacia la pobreza cero se hizo añicos. Unos 7 millones de personas reciben subsidios para paliar la pobreza, pero los pobres son el doble: 14,3 millones de personas de las cuales 3 millones viven en la indigencia, según datos oficiales de 2018.

Los programas sociales se sostienen en un año electoral con la venia del Fondo Monetario Internacional, con el que Argentina acordó un programa de ajuste fiscal a cambio de un auxilio de 56.000 millones de dólares a tres años.

La inflación rampante y el ajuste fiscal también han hecho trizas los bolsillos de familias con más de un salario.

Las tarifas, que hasta 2015 estuvieron subsidiadas, son ahora pesadas cargas debido a aumentos de hasta 1.000% en gas, luz, agua y transporte.

“El dinero que ahora va a las tarifas es el mismo con el que antes llamaba al pintor o al gasista”, razona Ariel Fernández, de 41 años, empleado de una carpintería que vio derrumbarse su economía doméstica.

Con su pareja, una maestra de 42 años y sus hijas, de 5 y 2, vive en una casa humilde en Mataderos, barrio de clase media baja, cedida por los padres de él que se mudaron a una construcción lindera más pequeña.

Entre los dos juntan unos 50.000 pesos mensuales (1.080 dólares), un ingreso superior a los 30.000 pesos necesarios para no ser considerados pobres. Igual no alcanza.

“No queremos lujos, solamente mantener el asado (carne) o los ravioles el fin de semana. No es solo comer, es una reunión familiar que teníamos, algo cotidiano, y lo fuimos perdiendo”, lamenta. 

En medio de la recesión se inicia la campaña presidencial

En medio de la recesión, Argentina lanzó ayer la carrera presidencial. El mandatario liberal Mauricio Macri, que busca la reelección, se opone a Alberto Fernández, que encabeza la fórmula peronista que incluye a la exmandataria de centroizquierda Cristina Kirchner y arranca con cierta ventaja, según las encuestas.

El tercero en disputa es el centrista Roberto Lavagna, aunque está bastante retrasado en un escenario polarizado entre el macrismo y el kirchnerismo, en el que se debaten los argentinos.

El país va a las urnas en medio de una recesión que comenzó el año pasado y que deja pobreza (32% en 2018), desempleo (10,1% en el primer trimestre de este año) e inflación (47,6% en 2018 y acumuló más de 19% a mayo último).

Miles de personas han ido cayendo en la pobreza en los últimos meses ante la dramática combinación de falta de trabajo e inflación, sobre todo en productos básicos como leche, carne y pan, y muchos deben a menudo acudir a comedores de caridad.

La recesión ha afectado la popularidad de Macri, un ingeniero de 60 años que busca timonear el país otros cuatro años, pero no tanto como para dejarlo fuera de carrera.

Por su lado, la fórmula que encabeza Alberto Fernández, que reúne a diversas corrientes del peronismo de centro y de izquierda y se ubica mejor en los sondeos con más del 30% de las preferencias, exalta las dificultades económicas, en particular la pobreza y el desempleo, y se presenta como el sector de mayor sensibilidad social, prometiendo una “movilidad social ascendente” y “hacer vivible la Argentina”.

La tercera fuerza en disputa es la que postula la fórmula que encabeza el exministro de Economía Roberto Lavagna y secunda el gobernador de Salta, Manuel Urtubey, ambos peronistas de centro que concitan alrededor del 10% de la intención de voto.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Mundo
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí