El Heraldo
La joven activista Greta Thunberg.
AFP
Mundo

Greta Thunberg puso la crisis en el centro de atención

El pasado viernes regresó al parlamento de Estocolmo.

Sentada sobre el frío suelo de piedra delante del Parlamento en Estocolomo, Greta Thunberg, una adolescente con trenzas todavía anónima hace un año, se convirtió en la conciencia medioambiental del mundo y en la voz de una generación exasperada por la inacción de sus dirigentes.

Todo comenzó en agosto de 2018, cuando la joven sueca de 16 años emprendió la “huelga de estudiantes por el clima”. Armada con una pancarta de cartón, llamó rápidamente la atención de los medios suecos, y después de los internacionales, y en unos meses la adolescente con síndrome de Asperger se impuso como la pasionaria del planeta azul.

Desde entonces, la joven, hija de una cantante lírica y un actor convertido en productor, ha copado las portadas de los grandes diarios medios.

Jóvenes del mundo entero se unieron a su causa. Los “viernes por el futuro” sacaron a la calle a millones de jóvenes antes de la cumbre de la ONU sobre el clima de Nueva York en septiembre de 2019, a donde llegó en velero para evitar tomar el avión.

En la metrópolis estadounidense, habló ante los poderosos: “¿Cómo se atreven? Han robado mis sueños y mi infancia con sus palabras vacías”.

Odiada y adorada, Greta contribuyó a situar la emergencia climática en el centro de las preocupaciones. En Europa, cerca del 80% de encuestados estima ahora que se trata de un problema muy grave, según la investigación del Eurobarómetro publicada en abril de 2019. Su país, Suecia, es el único de Europa donde más de la mitad de encuestados piensan que el cambio climático es el problema más grave.

Greta Thunberg regresó el pasdo viernes ante el parlamento en Estocolmo para interpelar a los diputados sobre la urgencia climática, tras un viaje de varios meses que la llevó de Nueva York a la conferencia sobre el clima de Madrid.

Seguida por varios guardaespaldas, la adolescente sueca había dado cita a los jóvenes ecologistas que la acompañan desde los primeros días de su “huelga de la escuela por el clima”, según periodistas de la AFP en el lugar.

Tras cruzar el Atlántico en velero para asistir a la cumbre mundial de las Naciones Unidas por el clima en Nueva York, en septiembre, recorrió el país en tren, conoció a Barack Obama y se cruzó con Donald Trump.

Luego cruzó el océano para ser testigo del fracaso en Madrid de la COP25, la conferencia sobre el clima de la ONU.

Thunberg, elegida “personalidad del año” por la revista Time dijo en el parlamento que espera que esta distinción contribuya a su causa.

“Realmente espero que esto contribuya a crear conciencia y motivar a otras personas para que se comprometan con el clima”, dijo a la agencia sueca TT, el único medio autorizado a acercarse a ella en este evento.

En la cumbre de Naciones Unidas sobre el clima, la adolescente intervino con un discurso denunciando la inacción de los “poderosos del planeta”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.