El Heraldo
Yuberjen Martínez y Diego Rodríguez, fisioterapeuta.
Deportes

La otra cara del triunfo de Yuberjen

La dedicatoria de su medalla de oro para un fisioterapeuta que el campeón llama “hermano”.

En el triunfo se conocen a los grandes deportistas. La gloria y una medalla de oro en el cuello pueden elevar los pies a un campeón. Yuberjen Martínez aterriza para darle más brillo a su victoria en los minimosca del boxeo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. 

"La medalla la recibí y primero me acordé de mi familia, en todo el sacrificio que he hecho pero en realidad se la dediqué a Diego Rodríguez, fisioterapeuta y su hijo recién nacido. Él se ha portado muy bien con nosotros. Ha sido como un hermano mayor en este gran equipo de la selección".

Al fisioterapeuta lo conoció hace más de un año en Bogotá, sede de entrenamientos y del Centro de Ciencias del Deporte,  y lo maravilló con su carisma. "Su forma de ser me gusta. Es una gran persona. Nos ha enseñado mucho acerca de la humildad. Él también ha venido de abajo con una historia de vida. Luchado para llegar donde está", cuenta Yuberjen Martínez. 

"La selección de boxeo es una familia. Se destaca por ello y coincidió el nacimiento de mi primer hijo, Diego Alejandro. Yuberjen me dijo que si ganaba haría la dedicatoria", recuerda el fisioterapeuta, de 28 años. 

Diego Rodríguez ha devuelto esa admiración compartiendo su conocimiento y fortaleciendo la amistad. En más de un año de convivencia ha revelado decisiones como el día que renunció al cargo de docente e investigador de la Universidad de la Sabana en la capital para conformar el equipo de profesionales de selecciones del ciclo olímpico. 

El fisioterapeuta cuenta que en ese interés de escuchar y aprender que muestra Yuberjen ha generado empatía. 

"A él le llama la atención mi paso de ser magíster y especialista, investigador y académico a entrenar y acompañar el boxeo. Noto su curiosidad. Le parece interesante. Siempre está dispuesto a recibir recomendaciones", explica Rodríguez. 

 

Después de la gran noche del miércoles, Yuberjen cuenta que no le costó conciliar el sueño en la Villa Centroamericana. Antes de dormir se dio un gusto comiendo arroz, sopa y carne, luego llamó a sus padres y hermanos para molestarlos o "mamarle gallo". 

Este jueves se levantó a las 7:00 a.m como es su rutina, los aficionados pidieron fotografías  repasó su combate y su próximo reto: los Panamericanos en Perú. 

Yuberjen además reconoció en medio de sus palabras a Diego Rodríguez que quiere estudiar derecho. No ha comenzado porque admite que los entrenamientos lo ocupan todo. "Es uno de mis sueños". 

Diego Rodríguez considera que puede lograr ser un abogado y ser un ganador como en el cuadrilátero. 

"Tiene mucha energía. Está siempre alegre, es humilde y perseverante. Es una bendición estar con él. No hay miedo en preguntar. Es un líder y tenemos una relación para expresar preocupaciones. Y esa característica la mantiene ganando medallas".

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.