El titulo es:¿Y de la guayaba, qué?

Últimas noticias

07:48

González Pons pidió que la Unión Europea y España abandonen...

Imagen de referencia.
07:20

La bomba fue desplazada al final de la mañana del domingo...

07:10

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, tuiteó que les “...

07:00

El comandante de la Mevar había manifestado su...

06:41

El sujeto, con más de 10 años dentro de la estructura...

06:37

El opositor venezolano promete ingresar el sábado las...

Voluntarios esperan entrada de ayuda humanitaria.
00:00

Se han citado para trabajar en diferentes estados.

El grupo Ritmos Tropicales realizó una muestra de son de negro.
00:00

En el evento se presentaron 127 grupos de hacedores. 

Estos conguitos no pararon de bailar y jugar.
00:00

Los reyes infantiles Sharon Sandoval y Ray Molinares...

Varios vehículos transitan por la vía Barranquilla-Ciénaga. En la parte de atrás se observan las obras del puente Pumarejo.
00:00

La inversión que hará la Gobernación, con recursos de...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

¿Y de la guayaba, qué?

El profundo aroma de la guayaba madura se esparcía por el patio sembrado de frutales: nísperos, mangos, ciruelas, mamones, grosellas, naranjas, granadillas, anones, peritas, guanábanas, pomarrosas y no podía faltar el palo de papaya, presente en toda casa, por humilde que fuera. Donde había un metro cuadrado de tierra o un estrecho callejón, allí estaba el palo de papaya.

Pero entre todas estas especies la guayaba era la reina, la vedette que con su perfume engalanaba el entorno. Era la distinguida, la tentadora, la irresistible, que con su delicioso olor cautivaba a jóvenes y adultos, y hasta a ciertas especies de aves como los inquietos toches de hermoso plumaje amarillo. De esa relación de amor y odio surgió el dicho popular: “Pelea de toche con guayaba madura”, para expresar la situación que se da cuando uno no se puede defender contra algún tipo de injusticia. En este caso, la guayaba es la indefensa víctima del toche.

Y sigue siendo motivo de inspiración cuando de inventar refranes se trata, pues no menos famoso es el que dice. “¿Y de la guayaba, qué?”, usado para pedirle al interlocutor que deje de hablar paja y vaya a la sustancia de la cosa. El reinado de la guayaba no tenía límites, pues llegaba hasta la cocina de donde exhalaba un delicioso olor cuando cocinaban los ‘casquitos’ de guayaba, manjar de dioses.

Pero la guayaba ya no reina en el patio, porque los patios los cambiamos por frío cemento, donde ella no tiene cabida, y la desplazaron de la cocina, porque ya no hay tiempo para preparar en casa los dulces de guayaba, a los cuales les robaron su esencia, su perfume, encerrándolos en fríos frascos. Un encanto más que el modernismo nos ha arrebatado.

/Antonioacelia32@hotmail.com 

Imagen de cheyenn.lujan

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1