El titulo es:Veintitrés puñaladas (II)
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

La foto tomada el lunes en horas de la noche muestra los escombros fueron recogidos en la mañana.
19:30

En el bulevar reposan los desechos que lanzan...

Imagen de referencia.
19:27

Los hechos investigados, que tendrían que ver con malos...

Así se encuentra parte de la vía en el barrio.
19:27

Moradores reportan “intermitencia” en la pavimentación....

Momento en el que joven ‘empapela’ uno de los postes en la calle 79 con cra 52.
19:24

A través de Wasapea, comunidad pide a las autoridades...

18:58

La diseñadora barranquillera presentó en el marco de...

La consejera presidencial para las Regiones, Karen Abudinen; la ministra María Victoria Angulo y el alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda.
18:57

La ministra de Educación y la consejera Presidencial para...

18:51

La bancada alternativa, junto con parlamentarios liberales...

Katia Vergara Manchego observa los ataúdes de sus padres Gustavo y Julia y de su hija Mariana.
18:50

Este martes se cumplió en Sincelejo el sepelio de Gustavo...

18:44

Ambos presentan más de siete anotaciones por los...

17:54

María Victoria Angulo González supervisó además varias...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Veintitrés puñaladas (II)

Dice Plutarco que es más fácil prever el destino que guardarse de él. Y sin duda la fatalidad es protagonista principal en Crónica de una muerte anunciada. Poco antes del asesinato, Pablo Vicario le dijo a su hermano Pedro: “Esto no tiene remedio: es como si ya nos hubiera sucedido”. A Plutarco de seguro le habría encantado esa referencia de García Márquez a “una mariposa sin albedrío cuya sentencia estaba escrita desde siempre”. 

Mucha gente sabía que ese día iban a matar a César, algunos trataron de avisarle. Artemidoro incluso le entregó un papelito donde le explicaba todo el complot. “César lo cogió, pero la muchedumbre que le salía al paso le impidió leerlo, por más que lo intentó repetidas veces, y entró en el Senado llevándolo en la mano”. 

Alguien metió por debajo de la puerta un papel “en el cual le avisaban a Santiago Nasar que lo estaban esperando para matarlo, y le revelaban además el lugar y los motivos, y otros detalles muy precisos de la confabulación. El mensaje estaba en el suelo cuando Santiago Nasar salió de su casa, pero él no lo vio”.

A la entrada del Senado, Julio César vio a Spurinna y se burló: ya habían llegado los idus de marzo y nada había sucedido. El advino replicó que ya habían llegado, sí, “pero no habían pasado aún”. 

“Recibió veintitrés heridas, y solo a la primera lanzó un gemido”. Parecido a Santiago Nasar, quien “después de la tercera cuchillada, soltó un quejido de becerro”, pero con las otras “no volvió a gritar –dijo Pedro Vicario al instructor–. Al contrario: me pareció que se estaba riendo”. 

A Julio César lo recogieron del suelo y se lo llevaron muerto tres esclavos a su casa “colocado sobre una litera, con un brazo colgando”. A Bayardo San Román, “postrado por el alcohol”, se lo llevaron en una hamaca: “costaba creer que lo llevaran vivo, porque el brazo derecho le iba arrastrando por el suelo”. 

Ahora bien, García Márquez fue un genio de las letras, pero no de los números, y contar raro con los dedos casi que fue un sello de coquetería propio de su obra: si contamos con cuidado las puñaladas a Santiago Nasar, en realidad no fueron 23, sino 24… Pero, como diría el mismo Gabo en el susodicho artículo ante una imprecisión similar de Thornton Wilder: “un escritor grande no podía detenerse en esas menudencias racionalistas”. 

García Márquez parece que no, pero sí. Sin embargo, lo cierto es que tiene el paladar bien fino para distinguir y aprender lo mejor de los mejores autores clásicos. ¿Qué frase más garciamarquiana que esta de Suetonio refiriéndose a los asesinos?: “Casi ninguno le sobrevivió más de tres años ni murió de muerte natural (…). Algunos se dieron muerte a sí mismos con el mismo puñal que habían utilizado para agredir a César”.  

A su vez, pocas le habrían gustado tanto a Suetonio como la de la escena final de la novela, cuando Wenefrida Márquez lo ve arrastrándose para entrar por la puerta trasera:

“–¡Santiago, hijo –le gritó–, qué te pasa!

Santiago Nasar la reconoció.

–Que me mataron, niña Wene– dijo”.  

 

Imagen de jesika.millano
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Acceso ilimitado
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí