El titulo es:Burbujas de la cultura
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

09:21

Las medidas aplicadas en el marco del Código Nacional...

09:13

Los ciudadanos advierten sobre la formación constante de...

08:51

El sumo pontífice exhortó a los 1.300 millones de católicos...

08:44

Un fuerte humo cubría la ciudad de Porto Velho (Rondonia),...

07:38

El país asiático informó sobre su intención de imponer...

Hernández tratando de juntarse con Teófilo.
00:00

El volante antioqueño lamentó y analizó la derrota ante el...

Julio Avelino Comesaña.
00:00

El DT Julio Avelino Comesaña no quedó satisfecho con...

Mujeres de la comunidad Kepischon, en Uribia, cargan a una bebé durante una jornada de la Unicef y el Bienestar Familiar.
00:00

La Unicef y el Bienestar Familiar aplican desde hace un año...

Un hombre apunta con una arma.
00:00

Los 55 homicidios registrados este año frente a los 48 de...

Aspecto del debate en la Comisión Primera de la Cámara  sobre el proyecto de cadena perpetua.
00:00

EL HERALDO consultó con los sectores a favor y en contra en...

Columnas de opinión
Actualizado hace 22 dias

Burbujas de la cultura

Recuerdos de la pintora cartagenera Cecilia Porras.

Conocí a Cecilia Porras hace muchísimos años, era una artista hecha y derecha, pertenecía al Grupo de Barranquilla y era la única mujer que podía entrar a La Cueva de Eduardo Vila. Apenas estaba empezando a conocer a los del Grupo (ya saben Álvaro Cepeda, Gabriel García Márquez, German Vargas y Alfonso Fuenmayor) y no tenía idea de las aguas movedizas que penetraba sin saberlo. Fue Cecilia quien me saco de mi ensoñación y con su particular carácter de luchadora, me señaló el espacio que debía defender y cómo luchar por defenderlo. Porque eso fue Cecilia toda su vida. Una luchadora por su libertad para pintar, su libertad para salir de Cartagena donde había nacido y vivido duramente. La libertad de su padre, Gabriel Porras Troconis, un típico prócer cartagenero que solo creía en las amas de casa que pintaban por divertimento.

Cecilia no era de esas. La pintura se le volvió esencial y voló a Bogotá. Allá, en la Escuela de Bellas Artes, dirigida por Alejandro Obregón, encontró cómo era la cosa del arte y la pintura.

Procedió a buscar su destino plástico y hacer  visibles sus sentimientos en lo que pintaba.

Todo esto y mucho más encontramos en la espléndida muestra de su obra, en el Museo de Arte Moderno de Cartagena, con el apoyo del Banco de la República y la curaduría y museografía de Isabel Cristina Ramírez Botero, licenciada en Historia del Arte de la Universidad de Siena-Italia y candidata al Doctorado de la Universidad Nacional de Bogotá.

Es un verdadero viaje el que emprendemos. Seguimos la vida de Cecilia en paneles desplegados con fotografías de la vida de la pintora y la vida de Cartagena  a mediados del Siglo XX. Percibimos como Cecilia se convierte en un símbolo de la batalla campal entre tradición y modernidad. Un Fragmento de la lucha entre las tensiones reinantes en la ciudad y la artista.

En una esquina de la muestra reconozco unos dibujos, que mentiría si no digo que me hacen estremecer. Son las ilustraciones que Cecilia hizo para el primer libro de Álvaro Cepeda Samudio Todos estábamos a la espera (1954).

Ilustraciones que le valieron un comentario del escritor Hernando Téllez quien la señalaba como uno de los nombres que habría que tener en cuenta en la historia de la pintura.

Gabriel García Márquez la tuvo en cuenta y Cecilia diseño la carátula de La hojarasca (1955) el primer libro del futuro Nobel.

Su colaboración con el Grupo de Barranquilla no termino aquí. Cecilia participo en la película La langosta azul, dirigida por Álvaro Cepeda Samudio, Enrique Grau y Luis Vicens con guion de Gabriel García M. y Cepeda Samudio. Fue el personaje principal  de la historia. Cecilia participo con entusiasmo. Ella pensaba que su cuerpo debía hormar parte de su arte y la película le dio la oportunidad de expresarlo. Diseño sus  vestidos y se arropo con ellos como hacía con las cortinas de las elegantes mansiones que atendía y al disfrazarse improvisaba escenas  de una dramaturgia asombrosa.

Inicio el concepto de performance. Años antes de popularizarse en el país.

La pintora Cecilia Porras tenía una personalidad compleja e inasible. Su espiritualidad era como un aura caminando delante de ella, hablaba   sin hablar.

Siempre le tuve mucha fe.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de sandra.cantillo
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí