¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Opinión

Jornada Única Virtual

El propósito de esta iniciativa no es repetir el error del año 1965 donde lo temporal se vuelva permanente. 

No existe un factor más relevante que la educación para la movilidad social. La inversión en educación es la más obvia que puede hacer el Estado. Según el Banco Mundial, un año adicional de escolaridad incrementa en 10% los ingresos. El problema es que, en Colombia, no todos los años escolares son iguales. Solo el 15% de los estudiantes oficiales van todo el día al colegio, el resto les dividen el día en dos jornadas. La desigualdad se refuerza a través del acceso a la educación. La pandemia nos ha obligado a implementar la educación virtual. Mientras se construye la infraestructura requerida para la jornada única universal presencial, mucho se puede ir logrando con tecnología. 

Desde 1965, se implementó la doble jornada escolar con el propósito de aumentar cobertura. Esta buena intención se fue volviendo norma y con ello no solo se redujo el número de horas del estudiante en clase, sino que nunca se contrataron los docentes requeridos para la expansión, lo que se tradujo en una disminución de calidad. Desde 1994, la Ley General de Educación puso como prioridad recuperar la jornada única pero su cumplimiento se postergó durante cerca de 20 años para dar prioridad a cobertura vía la doble jornada.

Desde 2017, las asignaciones para educación vienen superando las de defensa, algo nunca antes visto. De ahí que el gobierno de Iván Duque, con buen propósito, se planteó duplicar el número de estudiantes oficiales en jornada única pasando de 900 mil a 1.8 millones durante el cuatrienio. Para lograr esto programó $3.8 billones para construir 5.606 aulas. Así mismo, los recursos adicionales de funcionamiento, ya que pasar de un sistema es 25% más costoso por pupilo. Aun así, al actual ritmo tardaríamos 30 años, en tener las aulas requeridas para que todos los estudiantes oficiales tengan jornada única. Tanto tiempo no podemos esperar.

Por esto, la forzada intensidad virtual que trajo la pandemia, podría contribuir a la jornada única, por lo menos hasta que se pueda hacer presencial. Esto requeriría una expansión de cobertura y velocidad de internet, probablemente un subsidio al estudiante. También el fortalecimiento de las metodologías pedagógicas virtuales. Requiere contratación docente para mantener las razones estudiantes/docente en niveles manejables y de calidad. Indispensable incrementar la cobertura del Programa para la Excelencia Docente.

Esto incluye rutas estandarizadas de acompañamiento a docentes e instituciones educativas, usando formadores y tutores. Hacerles seguimiento a los estudiantes de jornada única en su adaptación a la virtualidad durante la pandemia para refinar el proceso. Inclusive para estudiantes con interés o talentos especiales se podría lograr educación de mayor pertinencia que la disponible en su municipio.

El propósito de esta iniciativa no es repetir el error del año 1965 donde lo temporal se vuelva permanente. Recordemos que el camino de la jornada única es largo, Chile lleva más de 20 años sin lograr la meta. Cuando regresemos a la normalidad tocará usar un modelo de complementariedad o alternancia, donde al acabar lo presencial se usa lo digital o se alterna entre días digitales y presenciales. Estas soluciones no son perfectas, pero sin duda son mejores que nada. Los padres de familia lo agradeceríamos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Roberto Zabarain

Estar entre los grandes

Aunque pareciera ser un poco tarde, aún hay tiempo, así que finalmente recomenzamos con pié derecho cuando se designó a un técnico colombiano. Es que la primera señal que diferencia a un grande de un líchigo es que el técnico sea oriundo d

Leer
Haroldo Martinez

Liceo del Caribe cerró

No podía creerlo cuando leí la noticia: el Liceo del Caribe, uno de los más prestigiosos colegios de educación en el Departamento del Magdalena y de la región Caribe, deja de funcionar después de más de 70 años impartiendo un tipo de educa

Leer
Fabrina Acosta Contreras

Yo hablo bonito de La Guajira

La Guajira es una tierra que se escribe en femenino y es majestuosa. Cabeza de Colombia y vientre de grandes riquezas culturales, naturales y pluriétnicas. Es una metáfora universal, una tierra de fuerza femenina. Es la DAMA de Colombia, que ent

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web