¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
El Heraldo
Opinión

¿Nueva emergencia?

Bienvenida la iniciativa del representante Cesar Lorduy y otros parlamentarios de una nueva declaratoria de emergencia económica. Mañana es tarde para ser consecuentes con esas lecciones tan dolorosamente aprendidas.

“Nueva” así entre comillas, porque es la misma emergencia económica que comenzó hace 10 meses, que se extenderá todo este 2021 y que seguirá siendo letal para miles de empleos y empresas, mientras se prolonguen los efectos nocivos de medidas restrictivas a personas y actividades económicas. ¿Qué lecciones hemos aprendido para los sectores productivos? Al menos tres. La primera es que no es el virus el que cierra empresas, despide empleados y encierra a la gente. Son, más que todo, las políticas públicas, mayoritariamente aceptadas, las que lo hacen. El presidente del Consejo Gremial Nacional considera que las actuales restricciones afectarían a más de un millón de empresas. Varios dirigentes gremiales señalan los cierres como el principal obstáculo para la recuperación de sus sectores y el presidente de Anif advierte el contagio del impacto al tejido empresarial. Tardamos meses para llegar a esa claridad consensuada, que hace tremenda diferencia política para aceptar el papel determinante del Estado en el estado de cosas y por ende de su responsabilidad en las soluciones.

La segunda lección no es menos sustancial: de una parte, la economía pandémica ha tenido efectos benéficos para varios sectores, neutros para muchos y dramáticamente negativos para los demás; y, de otra parte, los recursos para mitigar su impacto son limitados. Por tanto, esos recursos escasos deben ser priorizados para salvar las empresas más afectadas. Las inversiones contra cíclicas keynesianas generalizadas son costosas y pueden ser ineficaces si queremos mitigar impactos focalizados, pues no estamos lidiando con un ciclo depresivo para la economía en general, sino de una prohibición selectiva para muchas empresas y entidades del ejercicio legal de su objeto social. Dos ejemplos: A fin de 2020 el transporte terrestre y aéreo de pasajeros aún estaba en un nivel inferior al 50% que un año antes y los que atienden todo tipo de eventos y sus proveedores sufren detrimentos semejantes o peores; a ese paso tomarán un año más en llegar a su nivel pre-pandemia, demasiado tarde para sobrevivir pero demasiado pronto para que el Estado que las postró las deje desaparecer. Falta una consideración ética ¿por qué tendrían sólo los socios y trabajadores de unas empresas que pagar, con la desaparición de su patrimonio, de sus empleos y de su esfuerzo de décadas, la protección de la salud y la vida de todos?

La tercera lección, urgida de mayor reconocimiento, es que las empresas más afectadas no necesitan ni pueden pagar más créditos para enjugar pérdidas, que el respaldo del Fondo de Garantías ayuda es a los bancos a prestar más con spreads iguales, que lo que esas empresas necesitan es la condonación de los intereses, subsidiadas por el gobierno, mínimo por un año y un período de gracia a capital e intereses mínimo por dos. Bienvenida la iniciativa del representante Cesar Lorduy y otros parlamentarios de una nueva declaratoria de emergencia económica. Mañana es tarde para ser consecuentes con esas lecciones tan dolorosamente aprendidas.

rsilver2@aol.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Susana Correa Borrero

Compromiso con las mujeres

La tenacidad y la fortaleza de las mujeres en Colombia -y la desigualdad que han sufrido históricamente- pocas veces han sido tan visibles como durante esta crisis causada por la pandemia. Aunque ha afectado a cada familia colombiana, desde un en

Leer
El Heraldo
Cecilia López Montano

Que cansancio

Sinceramente creo que muchos colombianos comparten conmigo esta sensación de cansancio frente a la realidad de que no logramos hacer las cosas bien. Ahora el tema es el de la vacuna en el cual estamos entre los más rezagados de América Latina.

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web