¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Opinión

Carrera de obstáculos

Los datos disponibles nos indican que hay 67 facultades de medicina en el país. 

En estos días en que los estudiantes finalizan su bachillerato y aspiran ingresar a la Universidad vivimos de cerca la preocupación de los padres y su incertidumbre. Este desasosiego desmedido cuando uno de sus hijos desea ingresar a estudiar Medicina. Vamos a contar la historia de Elías, un bachiller de provincia, de los mejores de su curso, hijo de destacados profesionales, quien decidió que medicina era lo suyo. Ilusionados inician la competencia para que su hijo ya en la pista, como buen atleta, obtenga el premio que los mejores se hacen acreedores. Desconocen las barreras que deben saltar.

Los datos disponibles nos indican que hay 67 facultades de medicina en el país. Para cada convocatoria se presenta alrededor de 50 mil muchachos y se matriculan cerca de 5 mil. Muchos de ellos se inscriben a unos cuantos programas y algunos pasan en varios. Deben elegir uno. Esto se hace con el propósito de “asegurar” el cupo. Aquí el primer obstáculo: quiere ingresar a la Universidad A, pero la lista de admitidos donde fue seleccionado lo publica primero la Universidad B. El plazo de la matrícula en ésta vence antes que la fecha de publicación de la Universidad A. Tiene dos posibilidades: pagar la matricula en B y cupo asegurado. Confiar en que pasara en A, aunque pierda el valor del costo de la matrícula B, pero su hijo ingresa a la facultad de su sueño. La relación promedio inscritos matriculados es de 11/1. Un comentario adicional, la oferta de cupos desde 1992 se ha aumentado en esta proporción: la oficial en 54% y la privada en 320%.

Pero sigamos con Elías quien pagó doble matricula, pero ingresó a la facultad anhelada. Sus estudios médicos en esta excelente escuela privada significaron una inversión familiar de cerca de 250 millones de pesos. Los padres de Elías rezan para que el año de internado sea un semestre en un hospital universitario y otro en una institución regional. Así por lo menos puedan dormir despejados por la seguridad de su muchacho. El año de internado, obligatorio, se incorporó a principios del siglo XX y es una extensión de la reforma de Flexner. La noche del grado gozan la satisfacción del deber cumplido y se duermen por el logro que su hijo, a los 23 años, ingresó a la sociedad del conocimiento. Que honor tener un médico en la familia, guardián de nuestra vejez.

El servicio social o año rural es toda una lotería. Elías se inscribió con los otros 5.340 egresados/semestre en el Ministerio de Protección Social para la convocatoria del primer semestre. Solo hay 1150 cupos y el sorteo será en marzo para que el año rural lo inicie en julio. Elías tiene dos opciones: es favorecido y se le asigna una plaza o no gana en la rifa y el estado carente de suficientes cupos opta por certificar su título sin el año rural. Que perdida para un joven médico omitir esta experiencia de vida en su formación profesional y que lastima para un país que necesita utilizar al máximo su recurso, no contar entre sus ejecutores de políticas este potencial del talento humano colombiano. Mientras, ya con el título en casa, Elías sigue siendo hijo de familia y con la largueza que nunca acaba, sus padres envían la mesada de mantenimiento.

Ya conocen las vallas de transición: de la educación media a la formación superior.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Hugo Illera Jiménez

Pelotas y letras | Junior y Amaranto

El domingo por la noche, el Junior revolucionó a la hinchada antes, durante y después de eliminar al Tolima. Los mensajes de textos llenos de manifestaciones jubilosas, las redes sociales llenas de memes, las llamadas de los amigos para decir un

Leer
Simón Gaviria

La demanda de agricultura

En ausencia de mercados para exportar y con la demanda local en picada, el éxito fomentando la producción, solo profundiza el problema agropecuario. Los paperos sembraron en exceso el primer trimestre, al no tener cómo prever el colapso de la d

Leer
Francisco Cuello Duarte

¿Vox populi, vox Dei?

Es una de las expresiones latinas más antiguas y de mayor uso en el mundo político latinoamericano: “la voz del pueblo es la voz de Dios”. No se sabe con precisión quién es su autor, pero se le atribuye a textos griegos como La Odisea y al

Leer
Cecilia López Montano

¿Indiferencia en el Sur?

Se inunda de nuevo el Sur del Atlántico dejando a esta población sumida en la desolación, pobreza y, sobre todo, sin esperanza. Y la solución no es la caridad que sin duda ayuda en momentos críticos, pero que no alivia el alma de quienes más

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web