El Heraldo
Opinión

Los hijos de Gabo vivieron en Barranquilla…

Obvio, con esos padres “fuera de serie” y viviendo esa vida donde reinaba el amor y la unión familiar.

Esto hace más de 30 años.

Ellos son dos: Rodrigo, el mayor, es un excelente, serio y respetado director de cine y televisión. Vive en Los Ángeles con su esposa y dos hijas universitarias divinas: Isabel e Inés. Amigo de sus amigos, entre los que están Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro y Alejandro González Iñarritu; con quienes realiza varios proyectos como la película “Rudo y Cursi”. Para no extenderme les cuento que su ópera prima, “Cosas que Diría con Solo Mirarla” resultó premiada en el festival de Cannes y que entre las actrices que han protagonizado sus películas están nada menos que Glenn Close, Holly Hunter, Sissy Spacek y Elpidia Carrillo.

Gonzalo después de muchos años de vivir en Paris regreso al DF con toda su prole: Pía Eliozondo, su esposa, fotógrafa reconocida, autora de libros y exposiciones; y sus hijos: Mateo, escritor, (que acaba de lanzar su primera novela); Emilia, actriz graduada en Inglaterra; y Jerónimo, universitario que cambió hace poco los claustros de Paris por los salones dinámicos y latinos de la Unam en México. Cada uno tiene estilo propio, ¡pero todos marcados por una sencillez e inteligencia sorprendente!

Obvio, con esos padres “fuera de serie” y viviendo esa vida donde reinaba el amor y la unión familiar. Todos los cambios de casa y los viajes a diferentes países rodeados de personajes importantes del mundo de la cultura y de la política. ¡Todo un mundo donde la creatividad y complicidad reinaban todo el tiempo! A pesar de esos cambios de países, de ciudades, de trabajo siempre estaban rodeados de algo que para la pareja siempre fue muy importante: ¡Los Amigos! Por esos amigos de sus padres es que llegan «los niñitos» (como los llamaba Mercedes) a vivir y a estudiar un poco más de un año en Barranquilla.

 Vivían en una casa arrendada a una hermana de Yolanda Field, la esposa de Kike Scopell, el fotógrafo cazador que además tenía en su patio un pocotón de albercas llenas de cocodrilos cuyas pieles exportaba al Japón. El colegio escogido fue el Karl C Parrish. Era perfecto, ¡la enseñanza temprana del inglés para los niños era vital para una familia que estaba destinada a ser internacional! Además, la relación con Patricia Cepeda que asistía al renombrado colegio desde chiquita les abrió las puertas de amigos y sitios.

De Barranquilla la familia se traslada a Barcelona y allí sigue la formación académica que culmina con Rodrigo doctorándose en Historia Medieval en Harvard y en el American Film Institute de Los Ángeles.

Gonzalo, soñador y talentoso, graduado como tipógrafo y diseñador gráfico de la prestigiosa escuela de Parsons en New York. Desde entonces, metido en el mundo de alfabetos, símbolos, gráficos y pinceles.

En Barranquilla hasta hace poco, la familia tuvo un apartamento en el corazón de nuestro barrio patrimonial:El Prado.

El apartamento pequeño con baldosas de pompeya en ajedrez negro y blanco y una terraza mirando hacia el boulevard de la 58, con todas las casonas maravillosas que aún no han sucumbido al paso equivocado de la modernidad.

¡Yo quiero que regresen Rodrigo y Gonzalo a ver y sentir nuestra nueva Barranquilla que ahora mira hacia al rio, y desde donde estoy segura Mateo García Eliozondo tendrá muchos cuentos para su nueva novela y Rodrigo material para una nueva súper producción!

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
José Félix Lafaurie

La Colombia de Petro

Tuve una pesadilla. Amanece el 8 de agosto de 2022 y Petro se levanta adormilado, se tercia la banda presidencial, se mira al espejo, se empina, saca pecho y se regala su mejor sonrisa socarrona. Se siente el Bolívar -no Gustavo sino Simón- del

Leer
El Heraldo
Flavia Santoro

B/quilla la saca del estadio

En Colombia la industria de reuniones ya muestra signos de recuperación, lo que nos motiva a seguir trabajando por este segmento que antes de la pandemia registraba el 23 por ciento de la totalidad de la contribución económica que dejaba el tur

Leer
El Heraldo
Remberto Burgos

Encarnizamiento

Define la RAE “encarnizar” como: “mostrarse cruel y despiadado con alguien, especialmente al cebarse en la crítica o en la recriminación”. Cuando ocurre en la medicina, yo prefiero llamarlo “obstinación” en la insistencia de seguir

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Ser luz

Llegó diciembre. Y, con él, el olor de la Navidad, la nostalgia de un año que se ha ido y la luz, con sus múltiples caras. «Claridad, fulgor y resplandor. Propiamente se llama así la que difunde el Sol para ilustrar el mundo». Esta era la d

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.