El Heraldo
Revista Miércoles

El deseo sexual femenino

Las bases de una pareja son el amor, la comunicación, el respeto y la sexualidad. 

El pasado 2 de junio les escribí acerca del Satisfyer, un juguete sexual femenino, y les invité a escribirme respondiendo dos preguntas acerca de su uso personal. Este año no había recibido tantos mensajes en WhatsApp acerca de mis artículos, como los que suscitó este artículo, por lo que hoy vuelvo a referirme a la sexualidad femenina, un tema que me apasiona.

La mayoría de los expertos contemporáneos plantean que en las mujeres es posible observar tres tipos de deseos sexuales, todos normales. Uno de origen predominantemente biológico, otro de origen predominantemente psicológico y un tercero de origen situacional.

El deseo sexual predominantemente biológico está fundamentado principalmente en la testosterona, una hormona que existe tanto en los cuerpos de todos los seres humanos. Este tipo de deseo motiva a la mujer en pensar, buscar y sostener relaciones sexuales con cualquier tipo de persona. Ella está “caliente” y podría satisfacer su necesidad con cualquier pareja que cumpla unos requisitos mínimos. Si está en una discoteca, por ejemplo, y se siente muy excitada, podría terminar en la cama con cualquiera que se le acerque y le caiga bien. Este deseo sexual no es muy selectivo y se le considera muy hormonal.

Otro tipo de deseo es el que centra sus pensamientos y busca la actividad sexual con una persona específica. En el caso anterior la mujer desea tener relaciones sexuales, y casi cualquier persona le es útil para satisfacer su necesidad erótica, mientras que, en este segundo caso, solo le sirve una persona. Este tipo de deseo sexual comúnmente se le llama deseo sexual romántico porque generalmente se encuentra en las etapas iniciales de las relaciones de pareja armoniosas. Es importante resaltar que el maltrato (humillaciones, insultos, golpes, etc.) genera resentimientos que deterioran fácilmente este deseo sexual.

Por último, existe también un deseo sexual que no antecede las relaciones sexuales, como en los dos casos anteriores, si no que surge después de iniciada la relación sexual, como consecuencia de la excitación. Es común con las mujeres que tienen una relación formal y normal, en donde la monotonía ha inundado los encuentros eróticos, o en donde la pareja está centrada en sus obligaciones paternales-maternales y han descuidado su área conyugal. En estas relaciones, cuando la mujer es acariciada, poco a poco se le van despertando las ganas de participar activamente en las relaciones sexuales y puede terminar por disfrutarlas mucho. Lo importante aquí es que el origen de las ganas o las fantasías no se presentaron antes de la relación, si no durante dicho encuentro.

Por último, es bueno que aclaremos que se considera normal que las personas tengan deseos sexuales por lo menos una vez cada 15 días, si el entorno lo facilita. Hay situaciones especiales, por ejemplo, en medio de hambrunas, o duelos por la muerte de un familiar, o la convivencia con una persona tóxica, o una enfermedad grave, que llevan a disminuir sustancialmente los deseos sexuales por un periodo corto de tiempo. Pero en situaciones normales, si una persona no tiene deseos sexuales en periodos mayores a 15 días, es conveniente consultar con un terapeuta sexual para solucionar esta deficiencia. No olvidemos que las bases de una pareja estable son el amor, la comunicación, el respeto y la sexualidad. 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Javier Castell Lopez

El momento de Junior

Nunca he podido interpretar con alguna certeza el sismógrafo ambiental alrededor de los momentos menos favorables de Junior. Mi nivel de sicología de masas es verdaderamente muy bajo. Además, porque el vaivén de las emociones van desde los cua

Leer
El Heraldo
Óscar Borja

Casa, carro y beca

No cabe duda que Colombia es el país más rico del mundo; lo roban, lo saquean y la plata no se le acaba. Un país donde las tragedias y las dificultades se convierten en la mejor oportunidad para los corruptos. Fue el caso de la tragedia de San

Leer
El Heraldo
Álvaro Villanueva

Claves para una reforma

Buscar las partes esenciales y necesarias, para acercarnos a una verdadera y útil, reforma a la salud, se vuelve en estos momentos de prioridad No. 1, para lograr los cambios, que cualquier país requiere para dar paso a elementos que por diferen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.