¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Ni terror ni apatía: cordura

La modernización y masificación de los medios de transporte en el mundo actual nos permiten viajar con rapidez y sin complicaciones al interior de los continentes y, entre ellos, sin barreras distintas a las normas de visado que cada país impone a sus visitantes. Si hace diez años llegar a Australia tomaba de dos a tres días, hoy, con vuelos directos, se puede hacer en 18 horas.

De la misma forma, la virtualización e hiperconectividad de la humanidad facilita conocer personas, trabajar y hacer negocios sin moverse de su sitio; además, saber lo que está pasando en cualquier lugar mediante un simple clic en la web. Si en el pasado el impacto de los hechos sucedidos en una comunidad se limitaban al contexto local, en la actualidad se globalizan en cuestión de segundos. 

No cabe duda de que estos dos grandes avances que nos facilitan la vida y el bienestar, al mismo tiempo se han constituido en el medio perfecto para la veloz transmisión de enfermedades —como lo estamos viviendo ahora con el COVID-19—, e igualmente en el ámbito ideal para la generación de terror y miedo que desemboca en paranoia masiva.

El seguimiento mediático a la pandemia de coronavirus y la gama de conceptos de expertos, conocedores, influencers, tuiteros y público en general, que recibimos a través de las diversas plataformas de comunicación, nos han puesto a hablar a todos del mismo tema, indistintamente de que nos encontremos en Wuhan, Milán, Nueva York o Barranquilla. Es muy preocupante la circulación de contenidos apocalípticos que en nada contribuyen a la atención de la emergencia; todo lo contrario, pueden llevar al deterioro de la salud mental general, a estrés sostenido y desencadenamiento en actitudes hostiles a los viajeros y acciones xenofóbicas.

También, mediante comunicados oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades nacionales, se difunden planteamientos científicos fundamentados en estudios debidamente probados y publicados en revistas especializadas, que nos invitan a mantener la calma sin descuidarnos de las medidas preventivas para evitar el contagio. 

Los países, a través de sus gobiernos, han definido planes de contingencia para mitigar la propagación y proteger la salud y vida de sus poblaciones. Es necesario que la ciudadanía, además de acatarlas, participe activamente en su implementación. 

China está dando ejemplo de cómo asumir semejante reto pues en estos momentos los casos de contagiados han disminuido, más del 70% de afectados están recuperados y, paulatinamente, el país retoma sus actividades.

Los expertos coinciden en que la higiene personal, postergar eventos masivos, aislamiento temporal preventivo, son apropiados para la prevención de la enfermedad.

Todos, con cordura, desde la casa, el colegio, la oficina, la universidad, la fábrica, etc., debemos contribuir a lograr el objetivo común de frenar la pandemia y la paranoia mientras la humanidad elabora la vacuna que permita generar inmunidad ante dicho virus.

 

Más Columnas de Opinión

Iván Cancino G.

#IndolenciaEs

En casi tres meses de aislamiento muchos sectores han sufrido un daño enorme, hemos visto como han reducido sus recursos, como se han cerrado negocios que llevaban décadas funcionando y que eran íconos en sus ciudades, y otros que están en cui

Leer
Marjorie Zúñiga Romero

¿Renta Básica Universal?

La pandemia ha conseguido que en Colombia se le preste un interés sin precedentes a la Renta Básica Universal cuya discusión avanza vertiginosamente. El centro del debate está menos en términos de cómo sostener este derecho y, más en cuando

Leer
Enrique Dávila

Trillar, kóbid o kovíd

P.: Hace algún tiempo, cuando besábamos a una mujer decíamos “la trillé”. No he vuelto a oír ese término. Armando Cuello L., B/quilla

R.: Trillar es voz en desuso, que en la Costa alude al hecho de besar ardorosamente. El dicc

Leer
Indalecio Dangond

Comprar lo nuestro

Una de las lecciones que aprendí cuando entré al mundo de la innovación y la tecnología empresarial, es que el éxito se consigue más rápido cuando trabajamos en equipo con nuestros competidores. Cuando se agranda la oferta, todos nos benefi

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web