¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Aida Merlano y el quid del problema

Tenemos que tenerlo muy claro: el lío penal de Aida Merlano es una derivación del modo de hacer política que reina en este país, fundamentado en la compraventa del voto. Su caso es singular porque se trata de la primera figura pública que envían a la cárcel por esto. Pero ella es solo un eslabón de esa cadena, y cayó en desgracia porque quedó en la mitad de unos forcejeos que aún no están públicamente relatados. De hecho, hasta hoy, solo ella ha sido condenada por concierto para delinquir agravado, uno de los delitos que se le adjudican, cuando este implica la participación de dos o más personas. Y ella no era ni la cabeza ni la persona más poderosa de ese concierto. “Al perro más flaco se le pegan las garrapatas”.

Merlano comenzó su carrera delictiva en los escuadrones de mochileros y mochileras que han depravado la democracia y que los agentes más envilecidos de los partidos políticos crearon para ganar las elecciones y usufructuar el presupuesto y la burocracia del poder público.  Administrando bien su belleza y su habilidad trepadora, logró ser diputada, representante y senadora y, de paso, acumuló un significativo patrimonio. Nada mal para una mujer que nació en un entorno social sin abolengos.

¿Cuáles deberían ser las consecuencias del caso Merlano? Liquidar el Inpec, sin duda. Dirigentes como Germán Vargas Lleras vienen pidiendo eso desde hace rato porque éste se convirtió en un ente impresentable del Sistema Penal Acusatorio. Se requiere una estructura que haga bien la labor de atender las cárceles.

Se necesita, también, que la sociedad eleve los estándares de rechazo a la compraventa del voto. Hoy fue Merlano, mañana puede ser otra u otro protagonista. Esto implica confrontar la elasticidad moral que ha ganado terreno en Colombia y que se ha expresado en las muestras de solidaridad con Merlano, a quien muchos ven como la “pobrecita que clavaron, mientras montones de políticos bandidos compran votos”. Pues no. Merlano, como cualquier político hampón, merece repudio y castigo por la compra de votos. Tampoco se puede aplaudir a los ciudadanos que venden el voto, así esgriman el argumento de que reciben la plata pero votan por el que quieran.

Por supuesto, apremia cambiar el sistema electoral. El antídoto es voto electrónico y obligatorio, financiación estatal de las campañas, listas cerradas y, como sugiere el exregistrador nacional Orlando Abello Martínez-Aparicio,  elecciones en días hábiles con transporte público gratuito en dichos días.

Presidente Duque, desde la ciudadanía, le hago una respetuosa sugerencia. Tome usted la iniciativa y convoque a todos los partidos a hacer esta gran Reforma Electoral y Política. Pasará a la historia si logra que el Congreso lo acompañe. A las nuevas generaciones hay que dejarles una democracia respetable. El quid del problema no es andar capturando a los hijos de Merlano. 

@HoracioBrieva

Columna de opinión - Columnista - opinión -

Más Columnas de Opinión

Alberto Martínez

La vida en redes

El psiquiatra los notaba más ansioso que de costumbre.

Le preguntó si estaba tomando los medicamentos, y respondió que sí.

Le pidió que le indicara la hora de acostarse, y le dijo la acordada.

Al indagar por alg

Leer
Cecilia López Montano

Se dispara el COVID-19

Se sabía que el COVID-19 llegaría con fuerza a la Región Caribe, y eso que aún no se conoce lo que está pasando en los sures de los departamentos de esta parte del país, llenos de pobreza, de falta de institucionalidad en salud y con poco li

Leer
Nicolás Renowitzky R.

Cambia chino x colombiano

Una historia conocida por los de nuestra generación y parcialmente por los menos veteranos fue la del cambio de la industrialización mundial, y con esta también el cambio de los orígenes de los productos que consumimos. Analicemos, durante la

Leer
Katherine Diartt Pombo

¿Sirven los Ediles?

Sí, sirven a sus comunidades y más importante aún: fortalecen la democracia local. Entonces, ¿por qué son unas figuras tan controversiales?, que de tanto en tanto son tildadas de ornamentales e inútiles por quienes creen que representan úni

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web