Columnas de opinión
Actualizado hace 2 meses

La separación entre el autor y su obra

¿Y si  nuestro artista favorito resulta ser un monstruo?

En una entrevista reciente con Emily Nussbaum, reconocida crítica de televisión del New Yorker y ganadora del Premio Pulitzer, se discutió un tema que me ha llamado la atención aun antes de la aparición del movimiento #MeToo, y se refiere a cómo enfocarnos ante una obra de arte cuyo autor es un abusador. 

El primer ejemplo que surge es el del escritor y director Woody Allen, idealizado por tantas generaciones, cuya hija apareció recientemente denunciando abuso sexual cuando era apenas una niña. A pesar de que el director nunca ha aceptado las acusaciones, muchas actrices y actores le retiraron su apoyo, donando las regalías de sus películas al movimiento. 

Pero la reflexión va aun mas allá, si pensamos que muchas de las películas de Allen denuncian precisamente aquello de lo cual se le acusa. En muchas de ellas no solo se refleja sino se cuestiona la relación de un hombre mayor con una adolescente. Entonces ¿con qué lente las miramos, si es que decidimos continuar viendo sus películas?

Igual podría decirse de la obra de Roman Polanski, acusado de violación a una menor en los años 70 y prófugo de la justicia norteamericana desde entonces. Su obra es maravillosa, y en muchos casos representa una denuncia a la condición de la mujer. Como menciona Nussbaum en su entrevista, El bebé de Rosemary es “una obra de arte feminista creada por un criminal sexual”. 

En el último Festival de Cannes se le rindió homenaje especial a Alain Delon por su labor artística. Si bien es cierto que este actor cuenta con una carrera admirable, hacerle este homenaje después de que su hijo denunció los abusos físicos y psicológicos que cometió contra su madre, ¿no es perpetuar la conducta? A pesar de que el movimiento #MeToo se pronunció contra ello, el homenaje se llevó a cabo con la excusa de que hay que separar al autor de la obra, pero ¿no significa esto mostrar a las nuevas generaciones que el abuso no tiene mayores consecuencias?

Y lo mismo puede aplicarse a la literatura, donde saltan ejemplos como Philip Roth (Mi vida como hombre), Henry Miller (“Empiezo colocando las mujeres en un pedestal y después…”), y Pablo Neruda (“me gustas cuando callas”), o en la pintura con Picasso, uno de sus máximos exponentes, para no hablar de la música y hasta del mismo lenguaje, que nos lleva a concluir que habrá que pasar por un proceso de “desaprendizaje” antes de poder vislumbrar un verdadero cambio. 

Es difícil encontrar una respuesta, y cada caso tiene sus particularidades. Lo importante es reconocer que la discusión está abierta y el personaje detrás de su obra ya no detenta poder absoluto. Es esencial mostrar además que cualquiera que sea la forma que tome, el abuso tiene consecuencias, y seguir justificándolo como parte de la cultura del momento es solo otra manera de perpetuar el problema. En este sentido el mundo del espectáculo representa un abrebocas hacia otros medios mas cerrados donde exponer y denunciar los casos resulta mas difícil e incómodo.  

savdieg@gmail.com

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de jesika.millano
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web