El Heraldo
Opinión

Principio, música, martillar

LO QUE PREGUNTAN POR AHÍ

¿A qué principio se refiere la frase: “De principio, en lugar de lentejas sírvame huevo?”. Ricardo Camerano, B/quilla
En varias partes de Colombia, los almuerzos populares (o corrientazos) constan de proteína animal, arroz, ensalada y el llamado ‘principio’, que puede ser una leguminosa, verduras calientes, huevo, plátano… Y, aunque en el diccionario figura ‘principio’ como “alimento que se servía entre el cocido y los postres” y el Diccionario de cachaquismos señala que es el “acompañamiento culinario que va en el plato fuerte”, le dicen ‘principio’, simplemente, porque antes esa vianda se consumía al comienzo, como pasa en muchos restaurantes que primero sirven la ensalada y luego el plato fuerte. En la cocina internacional, al ‘principio’ se le dice ‘guarnición’, y es la porción salada o dulce que contrasta los sabores de los platos principales.

¿Cuándo surgió la música? Matías Pando Mercado, San Juan, PR
Es difícil precisarlo, pues las leyendas se sobreponen a la historia. Es el caso de Occidente, cuya música tiene raíces en leyendas griegas, como la del dios Pan, quien, prendado y no correspondido, persigue a la ninfa Siringa, y esta, al huir, se convierte en caña, a la que luego Pan le desprende tallitos huecos con los que inventa la flauta. Desde antes de nacer, al percibir el ritmo de los latidos del corazón de su madre, el ser humano está en contacto con la música; luego, ya niño, descubre sonidos de la naturaleza y de los animales, y los de su cuerpo al golpetear manos o pies, origen de la percusión, que evolucionó cuando pasó a ser el golpeteo de dos piedras o de dos palos o cuando en el suelo huecos cubiertos con madera aumentaban los ecos de las pisadas. Pero lo cierto es que fue en la noche de los tiempos y a partir de balbuceos humanos cuando el sonido emprendió el camino hacia la música. Esos humanos primigenios no hablaban, pero sí podían lanzar gritos de intimidación o de terror. Cuando estaban tranquilos, esos gritos fueron convirtiéndose en ‘cantos sin palabras’, que podían expresar felicidad y amor, lo que recuerda los cantos sin palabras con que una madre arrulla a su hijo. Con esos tarareos, primer paso hacia el canto, comenzó el hombre a hacer música, que luego transformó en arte gracias a la percusión; a la revelación de que conchas, huesos y cañas podían ser instrumentos de viento, y a la invención de los de cuerda a partir de los cordeles de sus arcos.

¿Existe aún el verbo martillar como sinónimo de besar? CP, B/quilla
Martillar, con el sentido de besar, es verbo en desuso en la Costa. En el diccionario, como segunda acepción de martillar figura oprimir, que significa ejercer presión, la misma que hacen dos bocas cuando se besan, lo que aclara el empleo del vocablo como necesidad expresiva y no como invención extravagante. En un catálogo de costeñismos encontré que martillar tiene sinónimos como entrompar, trillar y machucar, todo lo cual se aviene con la idea de martillar que he expuesto. 

edavila437@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

Mala campaña

En un mundo donde una de cada tres mujeres ha sido víctima de la violencia y en un país como Colombia donde, entre 2015 y 2019, fueron asesinadas 2,7 mujeres al día, es realmente increíble que políticos se tomen a la ligera uno de los flagelo

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

Agradecer: Honrando nuestras cicatrices

Como todos los años, la llegada de esta época es el momento propicio para agradecer todas y cada una de las bendiciones que llegan a nuestra vida. 

Agradecer lo bueno que nos sucede es relativamente fácil. Todos tenemos algo que

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

La comedia nazi

El reciente episodio de la representación de la Alemania nazi en la Escuela de Policía Simón Bolívar de Tuluá, del cual se conocen pocos detalles pero que fueron suficientes para despertar una ola de repudios de parte de varias embajadas como

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

De dones y dadores

Nada más humano que dar gracias. Es nuestra capacidad racional la que nos permite entender que en lo recibido, hay algo más que una correspondencia por nuestro esfuerzo y dedicación. No somos merecedores de todo lo que se nos da. Siempre hay qu

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.