¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Opinión

Piedra, nefelibata, tomar

Lo que preguntan por ahí.

‘Sacar la piedra’ es airar, hacer rabiar. ¿Por qué a veces adquiere connotación sexual? AHO, B/quilla

Alario Di Filippo acoge lo de hacer rabiar, pero añade “que en algunas partes del Tolima y en la Costa, en veces dan sentido obsceno a esta expresión”. Se refiere a la acción para que en una relación íntima la mujer alcance el clímax. Pues bien, en Grecia, en la Arcadia, existía Kleítor, una aldea levantada en medio de una llanura sobre una colina, pequeña elevación que, decían, tenía aspecto de clítoris. Rodeando a Kleítor había unas piedras especiales (las fuentes no dicen por qué lo eran, pero sí que a ellas se refirió Plutarco), llamadas las kleitorís o ‘piedras de Kleítor o de la colina’. Es decir, en griego antiguo, kleítor pasó a ser sinónimo de ‘colina con apariencia de clítoris’, y kleitorís a serlo de las piedras que abundaban en esa colina. Esta hipótesis entraña asociación entre clítoris y piedra.

¿Cuál es el origen de nefelibata y su real significado? José Antonio Moreno A., Guayaquil

Nefelibata es un soñador o quien anda por las nubes. Viene del griego nephélē ‘nube’ y -bátēs ‘que anda’. En español apareció por primera vez en dos poemas de Rubén Darío, “¡Eheu!” y “Epístola”, de El canto errante (1907). Se trata de un cultismo, o sea, de una palabra de origen griego o latino o de dos de ellas fusionadas, que un escritor o un esteta incorpora a su lengua en busca de expresividad. La voz que nos ocupa, en realidad es portuguesa, nephelibata, y se usaba en el siglo XIX. Dados los muchos préstamos entre lenguas de países próximos, y dado que entre noviembre de 1906 y marzo de 1907 Rubén Darío residió en Mallorca, donde escribió los dos poemas mencionados, creeríamos que por esos días allí conoció la palabra e innovó con ella. En Colombia, León de Greiff la usó varias veces, pero porque la aprendió de Rubén Darío, y seguramente ese fue el mismo caso del presidente Alberto Lleras, quien es de la misma generación de De Greiff, y quien, tal como lo anota el lector, la usó en Mi gente (1975), su libro de memorias.

¿Por qué se dice ‘tomar el desayuno, las onces…’, y no ‘comer el desayuno, las onces…’? Edgardo Salas, B/quilla

Es error creer que uno de los sentidos más básicos del verbo tomar es beber. No; tomar es muchas cosas, tanto así que el Diccionario recoge 39 acepciones, de las cuales solo dos se refieren a tragar: la “6. Comer o beber: ‘Tomar un desayuno, el chocolate’ ”, y la “35. Ingerir bebidas alcohólicas” (señalada como americanismo). Tomar el desayuno es expresión universal en el idioma, y va por el sentido que más abunda con respecto a este verbo, que es coger, aprehender, apropiarse. Si no estamos de acuerdo con esta apreciación, debemos tener claro que la lengua no es siempre lógica. Por eso, hay locuciones que son disparates, pero que debemos considerar válidas porque la lengua las ha impuesto. Por ejemplo, saludar diciendo “¡buenos días!” y no “¡buen día!” cuando se trata de uno solo.

edavila437@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Hugo Illera Jiménez

Pelotas y letras | Junior y Amaranto

El domingo por la noche, el Junior revolucionó a la hinchada antes, durante y después de eliminar al Tolima. Los mensajes de textos llenos de manifestaciones jubilosas, las redes sociales llenas de memes, las llamadas de los amigos para decir un

Leer
Simón Gaviria

La demanda de agricultura

En ausencia de mercados para exportar y con la demanda local en picada, el éxito fomentando la producción, solo profundiza el problema agropecuario. Los paperos sembraron en exceso el primer trimestre, al no tener cómo prever el colapso de la d

Leer
Francisco Cuello Duarte

¿Vox populi, vox Dei?

Es una de las expresiones latinas más antiguas y de mayor uso en el mundo político latinoamericano: “la voz del pueblo es la voz de Dios”. No se sabe con precisión quién es su autor, pero se le atribuye a textos griegos como La Odisea y al

Leer
Cecilia López Montano

¿Indiferencia en el Sur?

Se inunda de nuevo el Sur del Atlántico dejando a esta población sumida en la desolación, pobreza y, sobre todo, sin esperanza. Y la solución no es la caridad que sin duda ayuda en momentos críticos, pero que no alivia el alma de quienes más

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web