El Heraldo
Opinión

El destructor de Gaza

La gente de Gaza está sufriendo. La situación humanitaria en la Franja se está deteriorando. Los habitantes tienen recursos limitados, pocas oportunidades de empleo y restricciones para viajar. La gente de Gaza está sufriendo y, comprensiblemente, tiene mucha rabia para descargar. ¿Cómo llegaron las cosas en Gaza a estar tan mal? La respuesta en una palabra: Hamás.

Primero, hay que recordar: en 2005, Israel abandonó la Franja de Gaza. Esto abrió la oportunidad para que la gente de Gaza tomara el control de su propio destino y para que se convirtiera en el lugar que ellos querían que fuera. Donantes judíos estadounidenses pagaron USD14 millones por más de 3.000 invernaderos que habían sido construidos por colonos israelíes, e Israel los transfirió a la Autoridad Palestina. Los invernaderos fueron abastecidos con equipos sofisticados y listos para que los palestinos continuaran con la agricultura rentable desarrollada por los israelíes. En cambio, los palestinos eligieron saquearlos y destruirlos.

Hamás, una organización islámica radical cuyo objetivo principal es la aniquilación de Israel, ha gobernado Gaza desde 2007, desviando la mayor parte de sus recursos hacia emprendimientos militares: comprando armas y misiles y cavando unos 40 túneles terroristas, con el único fin de atacar a Israel.

Después de que la Autoridad Palestina impusiera sanciones a Gaza el año pasado, sus habitantes han dependido aún más de la ayuda y los bienes de Israel, y de la comunidad internacional. Sin embargo, esto no impidió que Hamás quemara repetidamente el cruce principal desde donde la ayuda israelí e internacional entra a la Franja. Hamás destruyó los conductos de combustible y gas, y dañó severamente la terminal de mercancías que proporciona suministros esenciales a la población de Gaza.

Además, mientras en los hospitales de Gaza luchaban por tratar a los palestinos heridos en los enfrentamientos recientes, Hamás rechazó dos camiones cargados de asistencia médica cuando supo que habían sido abastecidos por Israel.

Hamás literalmente ha cortado las líneas de vida a Gaza. ¿Y para qué? Por un titular más en el que esperan que Israel sea culpado por la situación en la zona. Ellos voluntariamente sacrifican a su propia gente para un ardid de relaciones públicas.

La naturaleza imprudente y destructiva de Hamás ha causado un sufrimiento indescriptible a los habitantes de Gaza. La población se siente frustrada por sus condiciones de vida y quiere descargar su ira contra alguien. Si la gente de Gaza quiere protestar por su sufrimiento, debe dirigirlo al liderazgo de Hamás, no a Israel.

La carta de Hamás de 1988 está cargada de retórica antisemita y genocida, declarando que “Israel existirá hasta que el Islam lo oblitere; [en] el Día del Juicio... los judíos se esconderán detrás de rocas y árboles, y las rocas y árboles gritarán: ‘Oh, musulmán, hay un judío escondido detrás de mí, ven y mátalo’”.

Además, hasta hoy, Hamás insiste en que “la resistencia armada se considera la opción estratégica” y sigue las palabras con acciones: más de 10.000 cohetes y morteros han sido lanzados desde Gaza contra Israel desde nuestra retirada de allí.

Este no es un liderazgo que aboga por vivir uno al lado del otro en paz con Israel. Por el contrario, Israel ha declarado una y otra vez que desea una Gaza exitosa, floreciente y pacífica como su vecino y está dispuesta para ayudar a lograrlo.

Para todos los que se preocupan y para todos los gobiernos que desean ayudar a los palestinos en Gaza, es necesario enfrentar a Hamás y exigir un cambio en su liderazgo. El sufrimiento de la gente de Gaza es la culpa del objetivo único de Hamás de destruir a Israel.

Marco Sermoneta

*Embajador de Israel en Colombia

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Álvaro Villanueva

La pandemia, conflictos y soluciones

El desequilibrio social, como fenómeno creciente en el universo, se ha hecho también notar en  Colombia, un país que se mantiene en permanente lucha por el poder entre quienes, lo  detectan y quienes aspiran a él, con muchas veces el

Leer
El Heraldo
Emilio Sardi

De la anarquía al caos

Lo vivido en Cali durante los últimos días no sucede, no puede suceder, en un país medianamente civilizado. Una ciudad sitiada, invadida por unas pequeñas bandas de ladrones y criminales de poca monta que, evidentemente coordinadas centralment

Leer
El Heraldo
Hernando Baquero Latorre

Reforma a la salud

Cuando escribo esta columna, en la noche del miércoles 5 de mayo del 2021, lo hago con la tranquilidad de saber que de manera pacífica, responsable y segura, los estudiantes con quienes he estado trabajando en los últimos días lograron expresa

Leer
El Heraldo
Kelina Puche

Abandonemos el egoísmo

Momentos como los actuales me sumergen en una intensa reflexión sobre nuestro sistema político.

Parto por reconocer que la democracia es un sistema imperfecto, quizás impuesto, nunca nos dieron a la generación presente la posibilidad

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web