El titulo es:De naranja a oscuro

Últimas noticias

Germán Vargas, Álvaro Cepeda y Gabriel García Márquez a fines de los años sesenta.
00:00

En 1967, Germán Vargas Cantillo se anticipaba al eco que...

Germán Vargas Cantillo y su esposa Susie Linares Ruiz le sonríen a Darío, el primero de sus tres hijos.
00:00

De Germán, mi papá, escucho todavía su ...

García Márquez, Alejandro Obregón y Germán Vargas, 1983 en Barranquilla.
00:00

Germán Vargas Cantillo es autor de un importante aporte en...

00:00

El camino más largo siempre comienza cuando damos el primer...

Germán Vargas Cantillo durante su juventud.
00:00

A continuación reproducimos las palabras que escribió y...

Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior.
22:04

A las 10 de la mañana se reunirá la Comisión de Seguimiento...

21:13

El tenista suizo, cuarto sembrado, basado en su experiencia...

20:24

Gobierno nacional insiste en el desbloqueo de las...

20:07

Un proyecto parlamentario que autorizaba la interrupción...

19:24

El cantante vallenato cumpliría este domingo 65 años de...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

De naranja a oscuro

Durante la campaña, Duque aseguró que la cultura estaba muy cerca de sus afectos. Sin embargo, Carmen Inés Vásquez fue el penúltimo ministro en ser nombrado, justo el 20 de julio, luego de una feroz lucha de poderes al interior del nuevo gobierno. Más allá de su nombre, esta designación a última hora da la idea de que la cultura no es un tema prioritario para Duque.

¿Por qué le costó tanto encontrar con quien trabajarlo? Según su hoja de vida, Vásquez no es una conocedora del tema. Quizá por eso llega acompañada de David Melo, su viceministro, un experto en industrias culturales que manejó la Dirección de Cine en el período de Uribe. 

Vásquez es la esposa de Saverio Minervini, un octogenario empresario italo-cartagenero que llegó al país siendo impúber y hoy cuenta con una fortuna, se dice, de unos USD300 millones.

Su papá entró por Barranquilla como maquinista de un remolcador y se hizo a un negocio que de tiempo atrás explotaban los turcos: el transporte de combustible por el Atrato hasta Quibdó. Muy pronto pasó luego a transportarlo entre la refinería de Cartagena y Buenaventura. 

A principio de los 80 se hizo muy amigo del expresidente Turbay Ayala y de varios de sus exministros, entre ellos Iván Duque Escobar, a quien hizo socio en sus muy prósperos negocios portuarios. Minervini aprovechó la privatización de los puertos para hacerse a acciones en cada uno de ellos, particularmente en el muelle 13 de Buenaventura, desde donde manejó su empresa OPP Granelera. 

Pasó a ser luego uno de los tres operadores portuarios del país (otro era Parody) y siguió construyendo su red social aprovechando el éxito de su nueva empresa, Coremar, encargada de remolcar los barcos hasta el muelle, un ventajoso negocio que le permitió conocer aún más nuestro mar Caribe (y, en especial, lo que guarda). En 2007, el gobierno de Uribe le dio la concesión para construir un puerto propio en Sitio Nuevo, en la ribera del río Magdalena opuesta a la de la Sociedad Portuaria de Barranquilla, del cual años después vendió el 51% a un importante fondo extranjero. 

Carmen Vásquez es su tercera mujer. La conoció en Buenaventura cuando ella trabajaba en la Cámara de Comercio. Turbay Junior heredó de su padre la amistad con Saverio y siendo Contralor la invitó a trabajar a su lado. Por esta misma vía, y de la mano del Partido Liberal y de Juan Fernando Cristo, llegó ella luego al Viceministerio del Interior. 

Aprovechando sus negocios y relaciones sociales, en especial con la Dimar, Saverio fue hace unos años uno de los principales impulsores de la Ley 1675 de 2013, la cual tiene como objeto: “Establecer las condiciones para proteger, visibilizar y recuperar el Patrimonio Cultural Sumergido”. La misma semana que Santos dio marcha atrás a la licitación para recuperar el galeón San José, un negocio de $26 billones, Vásquez fue designada ministra de Cultura. El viernes pasado, Santos reactivó esta licitación luego de un fallo del Tribunal de Cundinamarca.

¿Simples coincidencias? 

@sanchezbaute

Imagen de sandra.carrillo
Ya soy suscriptor web