El Heraldo
Deportes

Tiki y taka | Qué bonito es ganar

Nada tiene mejor sabor en el mundo del deporte como el triunfo. Y existe la sensación que el sabor de la victoria es más intenso en el fútbol, en donde se pasa del derrotismo exagerado a la euforia desmedida. En el fútbol, un entrenador puede estar contra las cuerdas, criticado fuertemente por la táctica empleada, por la alineación elegida, por los cambios ejecutados durante un partido, pero si llega a enlazar una victoria épica –por ejemplo remontar un 0-3- y después ganar por goleada, entonces los que lo ponían de vuelta y media dirán que corrigió, que se dio cuenta de los errores, que está haciendo lo que ya habían dicho ellos. Y los que lo apoyaron sostendrán la teoría de que nunca perdieron la confianza en él.

También en el fútbol un portero que se come dos goles seguidos puede volver a ser el salvavidas si detiene un penalti. Y ya no digamos un goleador que arrastra una sequía durante varios partidos puede pasar de ser un “acabado” a uno “con cuerda para rato” cuando vuelve a besar el gol. Es lo bonito del fútbol. Un deporte en el que siempre hay cucayo. Un deporte que atrapa a los aficionados y a la prensa en debates eternos. Y que llena de felicidad al victorioso. Embriaga al seguidor que ve ganar a su equipo. Pero que también causa desánimo en el perdedor, lo llena de insatisfacción, y lo frustra.

Hay quien sostiene que Junior no tiene una afición como tiene que ser. Una afición que esté en las duras y en las maduras, que lo apoye siempre, que llene y se haga sentir en el estadio. He oído decir a más de un amigo que Junior tiene hinchas que sólo lo apoyan cuando gana, y que cuando pierde le dan la espalda. En España hay unos aficionados, los del Betis, que sienten tanto orgullo de su equipo que tienen una frase que los define: “Soy del Betis aunque pierda”. Y bien cierto es que a nadie le gusta perder, y esta es la razón más poderosa para entender a esos aficionados que hoy, tras los últimos partidos de Junior, estén sintiendo arrebatos de campeones, excitados y en plena efervescencia soñando que tiempos mejores vendrán. Un par de victorias han servido para levantar el ánimo del juniorista, ardiente de ver a su equipo triunfador en lo más alto del podio. Y esta satisfacción es otra de las características del fútbol. Hay quien pide calma y cordura porque todavía no se ha ganado un título, y hay quien cree que las celebraciones, aunque sean de victorias sobre un Patriotas, no conocen la sala de espera.

 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Germán Vargas Lleras

El Congreso por la faja

Ya ningún sector se escapa a los intentos del Gobierno por desinstitucionalizar y pretender a la fuerza concentrar en el presidente decisiones que competen a otros poderes públicos. El más reciente, un burdo decreto que desconocía toda la norm

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

En seguridad el 24 será peor

El deterioro agudo de la seguridad es innegable. 

Varias son las razones. Primero, por la renuncia del Gobierno a luchar contra el narcotráfico. Son múltiples los hechos que lo demuestran. Se calcula que los narcocultivos alcanzar

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

Implementación sin voluntad

Parece que fuera ayer el día en que se firmó el Acuerdo de Paz con las Farc, pero después de más de 7 años desde su firma, el estado de su implementación sigue generando preocupaciones por la falta de ejecución y de un verdadero compromiso

Leer
El Heraldo
Javier Castell Lopez

El momento de Junior

Nunca he podido interpretar con alguna certeza el sismógrafo ambiental alrededor de los momentos menos favorables de Junior. Mi nivel de sicología de masas es verdaderamente muy bajo. Además, porque el vaivén de las emociones van desde los cua

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.