El Heraldo
Opinión

Cosas malas y buenas

Hasta aquí llegaron las canoas. Mala cosa que, como mañana es viernes, quien pretenda adelantar alguna gestión se encontrará con la consabida respuesta: “Eso quedará para el año entrante”, o sea, el año terminó hoy. Mala cosa también que, aunque se percibe que cada año transcurre más rápido que el anterior, claro, es una menor fracción de lo vivido, esta vez ese transcurrir ha sido lento, interminable, nada que se acaba el período de Santos como presidente, y pareciera que le queda un siglo para continuar con sus desvaríos, que ahora, mala cosa, a través del magistrado también ungido en la JEP, Luis Lasso, en desvergonzada invasión a la competencia del legislador logró que el Tribunal de Cundinamarca ordenara promulgar el ya hundido Acto Legislativo sobre las 16 curules para las Farc disfrazadas de víctimas, que si lo fueran, lo lógico sería que entre las registradas, ellas mismas elijan sus representantes, sin que extraños voten. Buena cosa que ‘Fincho’ Cepeda esté parado en la raya, se espera que impugne, y que no permita tal atropello. El caso es que, mala cosa, nada amaina el desespero por salir de Santos y su camarilla.

Buena cosa que estamos en Navidad y que, hasta el año entrante, lo indicado es olvidarnos de la desquiciada política cachaca, y más bien solazarnos con nuestras buenas cosas, los cada vez mejores indicativos locales, lo bien que nos va en materia escolar, los esfuerzos en el sector salud, lo bien que nos miran desde fuera, los cambios de la ciudad, los parques ahora con iluminación navideña, la intervención de los arroyos que han causado tantas muertes, las nuevas edificaciones, nuevos hoteles, en fin, un acelerado y visible progreso. Y buena cosa también los avances en todo el departamento, bueno lo del Muelle y las nuevas vías, que no es de gratis la destacada posición que en favorabilidad alcanzan alcalde y gobernador.

Dicho sea de paso, en lo de la autopista a Puerto hay tres acotaciones, dos malas y una buena. La buena es que aparecen nuevas obras que aceleran la conurbación, entre ellas la que adelanta la comunidad de mormones, que ha invertido una apreciable suma en un elemento urbano que favorecerá el entorno, una especie de templo que se construye en cercanías del Colegio Alemán, en un gran lote de terreno que llega hasta el corredor universitario. Es, en efecto, un templo mormón (en Barranquilla hay cerca de 12 mil ) con la dorada imagen del ángel Moroni sosteniendo una trompeta, lo que simboliza la difusión del evangelio de Jesucristo. La mala es la exagerada demora en los avances de las obras de mejoramiento que, si bien es cierto en lo sustancial ya se ven, continúan los obstáculos, y además luce tortuosa la solución en la Ye de los Chinos y, peor, luce absurda la logística de los trabajos. Mala cosa también los cerramientos que en algunos sitios se ven adelantándose sin dejar espacio suficiente para las futuras paralelas que establece la norma del Corredor Urbano, encareciendo su ampliación.

A los lectores de EL HERALDO, ¡feliz Navidad!
rzabarainm@hotmail.com    

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

Bañarse o no

La realidad del acceso al agua en Bogotá es bastante crítica. Parece que, aunque se  debieron activar activar alertas tempranas, incluso desde la administración de Claudia López, los habitantes de la ciudad no comprenden completamente la

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

Confío en ti

Me emociono leyendo los salmos. Me gustan las imágenes que usa el poeta para expresar las emociones que le produce su experiencia espiritual. Las figuras literarias son tributarias de su momento histórico, de su cultura y social en el que viven.

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Martín Mestre buscó y encontró

«Busca, y hallarás». Como si hubiera tomado esta frase cual bandera de batalla en la que fue su más larga lucha, Martín Mestre se armó de valor por tres décadas hasta lograr ver al asesino de su hija Nancy siendo apresado y extraditado para

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.