El Heraldo
Opinión

Canal sí pero no así

Además, como otra estrategia para aumentar el número de proponentes, disponen los pliegos que el privado no requiere de  experiencia ni en dragado ni en construcción de obras fluviales, con lo que la Nación contratará a ciegas, confiada solamente en la capacidad del concesionario de contratar a su vez a alguien que sí la tenga: que nos proteja Dios, que esta omisión no sea aprovechada por otros Centros Poblados.

Crecen con razón las preocupaciones por el estado del canal de acceso al puerto de la ciudad, ante su inminente cierre provocado por la caída del calado operacional, al tiempo que crecen las esperanzas en su solución, por los anuncios del gobierno nacional de una pronta apertura de la licitación, que adjudicará la APP para la operación y mantenimiento del canal. Sin desconocer las buenas intenciones  e interés que ha depositado en este contrato el  gobierno del Presidente Duque y su Ministra Ángela María Orozco, la revisión de los términos del borrador de los pliegos publicados, indican que la solución puede ser peor que la enfermedad y que los sueños de tener un Rio Magdalena navegable quedarán aplazados.

Empecemos por su extensión: a pesar que los estudios contratados en 2013 y en 2019 demuestran que la mayor cantidad de carga susceptible de ser transportada por el río está en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Caldas, Antioquia y Bogotá, la APP sólo llega hasta Barrancabermeja, a 256 kilómetros de lo esperado. Nos dicen que este tramo vendrá después, pero no nos cuentan que compartir los riesgos entre dos concesionarios diferentes para dos tramos distintos del río es un imposible, o en el mejor de los casos, un riesgo muy alto para las arcas de la Nación.

Pero existen otras preocupaciones con los términos de esta APP; procurando ampliar el número de empresas  interesadas en participar, se propone que la Nación comparta con el privado el riesgo de dragado; si el dragado calculado anual estimado en 3.600 millones de metros cúbicos al año, es superado en un 160%, la Nación asume la diferencia, pero, atérrense, en este caso el valor del metro cúbico dragado pasa de $7.600 pesos a $ 20.625 pesos; claramente se está incluyendo un estímulo perverso para dragar más, pues a mayor cantidad de metros cúbicos, el ingreso para el concesionario casi que se triplica.

Además, como otra estrategia para aumentar el número de proponentes, disponen los pliegos que el privado no requiere de  experiencia ni en dragado ni en construcción de obras fluviales, con lo que la Nación contratará a ciegas, confiada solamente en la capacidad del concesionario de contratar a su vez a alguien que sí la tenga: que nos proteja Dios, que esta omisión no sea aprovechada por otros Centros Poblados.

Otra perla en estos pliegos, es que propone la construcción de 16 obras funcionales, pero dispone que se le debe pagar al contratista con la sola condición que las termine, sin atender su funcionalidad; es otro estímulo perverso, pues el riesgo de una obra mal diseñada no existirá, en la medida que el concesionario cobrará el valor de la obra y si esta no favorece la navegación, pues recibirá el valor del dragado, lo más probable, al triple del valor presupuestado.

Todavía se está a tiempo de corregir: el puerto de Barranquilla necesita solución, la ciudad lo reclama, pero parodiando una frase de pasada campaña sí, pero no así.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
José Félix Lafaurie

La Colombia de Petro

Tuve una pesadilla. Amanece el 8 de agosto de 2022 y Petro se levanta adormilado, se tercia la banda presidencial, se mira al espejo, se empina, saca pecho y se regala su mejor sonrisa socarrona. Se siente el Bolívar -no Gustavo sino Simón- del

Leer
El Heraldo
Flavia Santoro

B/quilla la saca del estadio

En Colombia la industria de reuniones ya muestra signos de recuperación, lo que nos motiva a seguir trabajando por este segmento que antes de la pandemia registraba el 23 por ciento de la totalidad de la contribución económica que dejaba el tur

Leer
El Heraldo
Remberto Burgos

Encarnizamiento

Define la RAE “encarnizar” como: “mostrarse cruel y despiadado con alguien, especialmente al cebarse en la crítica o en la recriminación”. Cuando ocurre en la medicina, yo prefiero llamarlo “obstinación” en la insistencia de seguir

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Ser luz

Llegó diciembre. Y, con él, el olor de la Navidad, la nostalgia de un año que se ha ido y la luz, con sus múltiples caras. «Claridad, fulgor y resplandor. Propiamente se llama así la que difunde el Sol para ilustrar el mundo». Esta era la d

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.