El Heraldo
Opinión

EE. UU. y Afganistán

Es cierto que los Estados Unidos desde hace veinte años persiguió proteger intereses económicos en Afganistán y esto a la luz de la ontología económica no reviste ninguna gravedad. Hoy día prefirió sacrificar esos intereses, perder todos sus activos de guerras y armas, como insumos de transporte, antes de permitir que miles de soldados pierdan la vida.

La mitad del continente asiático, la Unión Europea y la mayoría de las naciones del resto del mundo incluyendo a América, le han dado el respaldo al Presidente de Estados unidos Jose Biden por su retiro de las tropas norteamericanas en todo el territorio de Afganistán núcleo hoy dia de la secta de los Talibanes reconocidos por su crueldad, sevicia y segregación contra quienes no profesan sus creencias cívicas, nacionalistas, religiosas y costumbristas. Ironías de la vida, es en el interior de los propios Estados Unidos donde la polarización política ha cegado la visión de las realidades sociológicas y económicas de esta decisión, hasta el extremo de provocar al Presidente demócrata una difícil situación política con consecuencias difíciles de pronosticar.

Pero así es la vida. “No hay peor harina que la del propio costal” dice el adagio popular, para significar que en las grandes y pequeñas decisiones humanas no hay nada más incómodo que lo que se cree propio, lo que se muestra como lógico, lo que se razona como un beneficio colectivo. Por eso con tanta razón Einstein decía que solo hay “dos asuntos infinitos en la vida: la eternidad de la esencia humana y la brutalidad de las personas". Hoy Biden enfrenta la mayor censura y oposición a su decisión en Afganistán dentro de su comarca geográfica política comandada por la caracterización del partido Republicano que así sea con el mayor de los absurdos que se puedan inventar, lo importante es oponerse y condenar todo lo que el actual mandatario decida.

Es cierto que los Estados Unidos desde hace veinte años persiguió proteger intereses económicos en Afganistán y esto a la luz de la ontología económica no reviste ninguna gravedad. Hoy día prefirió sacrificar esos intereses, perder todos sus activos de guerras y armas, como insumos de transporte, antes de permitir que miles de soldados pierdan la vida. ¿Sabe el mundo además, cuánto fue el costo del mantenimiento de las tropas en el país asiático durante veinte años ? Sabe el mundo como murieron los tres mil muchachos que se sacrificaron para sostener una presencia, a cambio de que? A cuenta de qué objetivo tenía que sostener EE. UU unas tropas por allá, alimentarlas, subsidiarlas, sostenerlas hasta médicamente, para obtener el beneficio ?

El caso es tan ambiguo como sorprendente, porque Biden resolvió simplemente lo que sencillamente debía hacerse: Allá ellos los ciudadanos de Afganistán con su propio destino, sus consecuencias, sus luchas, sus creencias. Se prestó apoyo y ayuda veinte años a un costo humano exagerado. No más; suficientes problemas tiene el país del norte,   propios,   íntimos,   de  su  esencia para estar echándose sobre sus espaldas  en este momento  todo el mundo de circunstancias de otra nación que  en  el pasado  tanto  los perjudicó.   Aquí no pretendemos hacer apología de ninguna república ni el elogio o la condena de determinadas circunstancias. Solo recordemos que las  Torres Gemelas las  destruyeron hace veinte años  los  Talibanes y murieron cuatro mil personas con 4 aviones destruidos y cuatro edificios  sobre ruinas. Estados Unidos  si  buscó venganza, ya la obtuvo y, si  quiso ayudar logrando ese objetivo.  Nos parece  que le cumplió a su pueblo y quedó en paz con sí mismo, 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Manuel Moreno Slagter

El cuidado

Durante la semana pasada, aprovechando el receso escolar que desde hace algunos años brinda unos días de descanso a las instituciones educativas, pude ser testigo de algunos comportamientos ciudadanos que no son del todo consecuentes con la real

Leer
El Heraldo
Orlando Caballero Diaz

Circo democrático

Estar en campaña política alrededor de 40 precandidatos presidenciables no es indicador de un sistema de gobierno más democrático, lejos de significar la existencia de una democracia, material, participativa y sólida, más bien representa, la

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

Piquiña

Ya empezaron algunos radioteveperiodiqueros deportivos cachacos a exhibir su piquiña afirmando que jugar en el calor de Barranquilla perjudica  a los nuestros, pues casi todos militan en equipos europeos y, al igual que los visitantes, no al

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.