El Heraldo
Archivo particular
Colombia

Colmenares se murió por una “caída”, falla jueza

En sus consideraciones dijo que “las lesiones en el rostro de Colmenares son consistentes con una caída de altura y no con golpes propinados por terceros”. No tuvo en cuenta concepto de Tribunal que en 2014 estableció que hubo homicidio.

Tras tres días de una extensa lectura de fallo absolutorio a favor de Laura Moreno y Jessy Quintero por la extraña muerte del joven guajiro Luis Andrés Colmenares, calificada por el Tribunal Superior de Bogotá como homicidio, la juez 11 de Bogotá concluyó que “las lesiones de Luis Andres Colmenares en el rostro son consistentes con una caída de altura y no con golpes propinados por terceros”.

La togada,Paula Astrid Jiménez, se mostró de acuerdo con la tesis planteada por el perito contratado por la defensa, el español Miguel Botella, y criticó la labor de exhumación del perito de la Fiscalía, el experto forense Máximo Duque.

“A este despacho no le quedan dudas de que los golpes de Colmenares obedecen a una caída”, concluyó Jimenez y, citando lo expuesto por Botella, aseguró que un solo golpe contra el caño le produjo a Colmenares las demás fracturas: “La energía del golpe se disemina y produce las demás fracturas en el cráneo de Colmenares. El cráneo disipa la energía del golpe llevándola a otras partes del cráneo”.

Agregó la togada, al respecto de la atípica fractura que por ejemplo presenta el cadáver de Colmenares en el paladar, que “el doctor Botella dijo que para producirse la fractura del paladar no tuvo que golpearse el paladar sino con un solo golpe de caída. Un golpe de una caída pudo ocasionar varios golpes en el rostro, como una caída de naipes”.

Apelación de la decisión

A raíz de la decisión, la Fiscalía, la Procuraduría y las víctimas apelaron la decisión.

De esta forma, la fiscal delegada ante el Tribunal, Janeth Castro, el procurador delegado ante la Corte Suprema, Jairo Salgado, y el representante de víctimas Jaime Lombana, anunciaron que en los próximos cinco días presentarán sus razones por escrito ante el Tribunal Superior de Bogotá, instancia que resolvería los recursos.

“Jueza estaba sesgada”

Fuentes de la Fiscalía y de las víctimas le dijeron a EL HERALDO que uno de los argumentos centrales de la apelación va a ser, precisamente, el asunto de las fracturas en el cráneo de Colmenares, pues un asunto que dicen que no quiso ver la jueza, de quien desconfiaron de su imparcialidad, fue el hecho de que todas las fracturas en la cabeza de Colmenares están extrañamente del lado del rostro, y no hay ninguna fractura atrás o a los lados.

Se preguntan estas partes entonces que si, de acuerdo al dicho de la togada y la defensa, hubo un golpe principal contra el caño cuya energía se disipó en todo el cráneo, por qué solo hay fracturas del lado de la cara y no atrás o a los lados. Además, las fracturas están en sitios, dicen, donde son muy comunes las heridas, por ejemplo, en boxeadores: las cejas, la nariz y la boca.

De hecho, en un informe de la Fiscalía que en su momento conoció este diario, se reportan las siguientes fracturas, unas registradas por Medicina Legal y otras no:

Las reportadas por Medicina Legal son: herida en la región ciliar derecha (ceja derecha, vertical, 3,5 cm), dos heridas en la región infraciliar izquierda (debajo de la ceja izquierda) una de 2,5 cm y otra 1,5, y la fractura frontoparietal (lado derecho arriba de la cabeza, la más fuerte y que lo habría dejado inconsciente).

Y las que no reportó Medicina Legal y fueron halladas en la exhumación de Máximo Duque: fracturas en órbitas derecha e izquierda (golpes en ambos ojos), fractura de nariz, roturas de maxilares derecho e izquierdo (a ambos lados de la boca) y fractura en el paladar.

Ademas se registraron en el cuerpo de la víctima peladuras en las rodillas y fracturas en vértebras 2 y 4.

“Se comprobó lo dicho por Laura y Jessy”

La administradora de justicia criticó que “se armó un proceso por fuera de los juzgados, en los noticieros y en los periódicos”, refiriéndose al gran interés que despertó el caso Colmenares durante estos cinco años y tres meses de proceso contra Moreno y Quintero.

“Lo que dijeron Laura y Jessy sí se comprobó. No hubo tiempo para ocultar o transportar un cuerpo. En los testigos no hay contradicciones sino solo coincidencias”, concluyó.

Además, señaló la togada a la Fiscalía de ocultar evidencias: “En este juicio hubo ocultamiento de evidencias por parte de la Fiscalía. Aunque los primeros fiscales no encontraron ningún homicidio, algunos decidieron continuar con el caso. Tras compulsas se espera que investigaciones den resultado”, refiriéndose a la pesquisa que hay contra el segundo fiscal del caso, Antonio Luis Gonzalez, por ocultamiento de pruebas, por unas muestras de sangre que no entregó.

Además, indicó Jiménez: “El cuerpo de Colmenares sí se arrastró en el caño hasta llegar al túnel. Ese día fue el más lluvioso de 2010 y había 21 centímetros de lámina de agua. Era muy probable que el 31 de octubre de 2010 el agua se hubiera llevado el cuerpo de Colmenares”.

Finalmente, aseveró: “La Fiscalía no pudo demostrar que hubo riña ni quiénes estuvieron”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Caso Colmenares
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.