Últimas noticias

Beatriz Macías (c) con su hija Yolanda y su yerno Javier.
00:15

El diagnóstico no solo toca al paciente, sino a todo el...

Álvaro Ashton llegó a la Cámara de Representantes en 1998, y al Senado en 2006.
00:15

En la imputación de cargos al ex presidente de la Corte...

Familiares de colombianos en Puerto Rico se reunieron en la Plaza de la Paz.
00:14

Desde Puerto Rico, estudiantes colombianos piden a la...

El gobernador Verano explica ante el Comité de Ordenamiento Territorial los argumentos jurídicos para constituir la RAP.
00:12

Los gobernadores de la Región Caribe se han unido para...

Un grupo de pasajeros hace fila para pedir el dinero de sus tiquetes en una de las oficinas de Avianca.
00:11

Muchos de los pasajeros que se encontraban ayer en el...

Hinchas barranquilleros muestran felices las boletas que lograron comprar ayer en el Royal Washington.
00:10

Los aficionados que salieron favorecidos en el concurso de...

00:10

El asesinato de un cuidador descubrió el choque que tienen...

En julio de 2015 fue liberado el ganadero Luis Zárate, quien estuvo dos días en poder del ELN, tras ser secuestrado en una finca de su propiedad en Codazzi.
00:10

El delito que otrora golpeó más fuerte a los habitantes de...

Francisco Ricaurte, ex magistrado de la Corte, custodiado por un agente del CTI.
00:10

No es hora de aventuras politiqueras ni electoreras. ...

Un comprador en la tienda Voltaje pagó con el billete de $100.000 y lo aceptaron.
00:10

Luego de un año y medio de estar en circulación son pocas...

El titulo es:Cuatro empresas que apuestan por la diversión en familia en Barranquilla

Cuatro empresas que apuestan por la diversión en familia en Barranquilla

Conozca cómo es la movida empresarial de la diversión en centros comerciales y locales propios y arrendados. Divercity, Playground, The Fun Zone y Family Planet apuntan a conquistar un mercado que todavía está en crecimiento. Dos de estos negocios invirtieron en sus aperturas más de $7.000 millones. 

Archivo
Archivo
La diversión es uno de los grupo de gastos de los hogares que mide el Dane. Archivo
X

Te leo

Es un servicio exclusivo para usuarios registrados en nuestro portal.Te invitamos a crear una cuenta. Si ya la tienes, por favor inicia sesión para comenzar a usar este servicio.
Iniciar sesión

Conozca cómo es la movida empresarial de la diversión en centros comerciales y locales propios y arrendados. Divercity, Playground, The Fun Zone y Family Planet apuntan a conquistar un mercado que todavía está en crecimiento. Dos de estos negocios invirtieron en sus aperturas más de $7.000 millones. 

Una de las razones para que inversionistas inviertan en negocios de recreación y diversión en Barranquilla es que el crecimiento de la ciudad, en edificaciones y viviendas ha llevado a que las familias si no tienen opción de divertirse en los parques públicos o centros comerciales buscan una tercera opción. Y es ahí donde los estudios de mercado y la asesoría de empresas extranjeras identifican que puede haber un 40% de público que necesita esa tercera vía de entretenimiento dentro de la ciudad.

“En Barranquilla unas 300 mil personas tiene entre el grupo de gastos al entretenimiento. Después de pagar lo necesario, después de pagar la educación, después de pagar servicios, después de pagar alimentación está el que se usa para divertirse. Eso es ya un potencial bien interesante”, destaca el inversionista Camilo Mejía.

El Departamento Nacional de Estadísticas, Dane, informó que el promedio de los ocho grupos para analizar los gastos básicos de los hogares colombianos en diciembre fue (0,42%) y dos de estos estuvieron por encima: diversión (1,17%) y alimentos (0,78%). Por debajo se ubicaron otros gastos (0,32%); transporte (0,28%); vivienda (0,26%); salud (0,21%); comunicaciones (0,17%); vestuario (0,11%) y educación (0,00%).

El peso de la diversión entre el grupo de gasto es de 3,10% y los de mayor valor son vivienda y alimentos los de mayor valor con 30,10% y 28,21%.

Ana María Gallo Santos, Gerente de Divercity Barranquilla, destaca la necesidad de diversión de las familias. “Que la recreación es parte fundamental de la vida cotidiana y que lograr salir de nuestra rutina para disfrutar en familia sigue siendo prioridad para los hogares de la costa. La inversión en parques públicos así lo demuestra”.

Esto también le puede interesar: Parques de diversión en Colombia

A continuación conozca cómo es la movida empresarial de cuatro grandes negocios de este sector en Barranquilla

Kathy de la Hoz, gerente de Playground Babies & Kids, abajo, junto a los empleados y profesionales de su empresa.
Kathy de la Hoz, gerente de Playground Babies & Kids, abajo, junto a los empleados y profesionales de su empresa. John Robledo

Playground Babies & Kids, en el Centro Comercial El Parque

Es la marca de una sociedad de esposos, que después de viajar por diferentes ciudades de Colombia y países del mundo, crearon un parque de diversión y estimulación para bebes y niños entre cero y seis años. 
Su inversión es el resultado del interés de Kathy De la Hoz por los niños y de una fusión tras analizar diferentes propuestas y ofertas de entretenimiento que aseguran no la hay en el país ni en el exterior. “El parque no tiene atracciones mecánicas y es un espacio para la estimulación, fina, gruesa y de los cinco sentidos con nuestros profesionales. También preparamos a los niños, sin tener procesos educativos en nuestro espacio, que no están escolarizados para la entrada al jardín”, explica Kathy De la Hoz, la gerente de Playground Babies & Kids.

Entre enero de 2015 y noviembre de 2016 tuvieron como sede el Centro Comercial Villa Country, en el norte de Barranquilla, en un local de 278 metros cuadrados. Después de 21 meses, la barranquillera e ingeniera industrial asegura que ayudaron a crecer en un 40% el tráfico de niños en el C.C. Villa Country.

La dinámica de este negocio, dedicado y definido como un espacio para ver felices a padres en las dos primeras etapas de vida de sus hijos, los ha obligado a crecer. 
Aunque su emprendimiento ha ido bien por estrategia desde diciembre están en el Centro Comercial Plaza del Parque, en la calle 98 con carrera 53, donde ocupan el doble de área: 400 metros cuadrados y con otros servicios.

En promedio, al mes recibieron 1.400 niños con sus acompañantes en su antigua sede. El parque arrienda además sus espacios para fiestas y celebración de cumpleaños infantiles, eventos para hijos de empleados, eventos de jardines educativos, entre otros. 
La gerencia estimó que organiza cuatro fiestas infantiles a la semana, con un costo variable que depende del tipo de decoración y la hora de duración. Con precios desde $2 millones y para máximo 50 niños celebran eventos para niños y las ventas de estos servicios representan 50% de los ingresos del parque.
La entrada para bebés de brazo y un adulto tiene un costo de $23.000 por hora. Si prefiere un tiempo adicional el costo de los dos es de $16.000. Para niños y un padre durante una hora, es de $31.000 por hora. Y para un padre y su hijo con un tiempo ilimitado, el costo es de $55.000.

 

Pista de bolos de The Play Fun.
Pista de bolos de The Play Fun. Orlando Amador

The Fun Zone, en la calle 77 con carrera 60

Luego de una visita de vacaciones a Barranquilla en diciembre de 2013 de la familia Yee Orfale y un recorrido buscando opciones de entretenimiento diferentes al cine o comer en restaurantes, Liliana Orfale le dijo a su esposo, el estadounidense Sheraton Yee, que la capital del Atlántico ofrecía una oportunidad. “Tenemos que invertir en un negocio de diversión. Buscábamos un lugar donde mi hija también pudiera divertirse. Y así nació la idea de The Fun Zone”.

El proyecto se consolidó con la búsqueda en el segundo semestre de 2015 de un local grande. Visitaron diferentes bodegas, locales en el sur y norte. Entre los visitados y ubicados en zonas de mayor tráfico, encontraron el de la carrera 60 a unos metros de la calle 77, donde adecuaron 1.100 metros cuadrados en ocho meses. Los esposos precisan que generaron en esa etapa 100 empleos directos y hoy emplean a 40 personas. 

La mayor inversión está en las ocho pistas de bolos, a las que también pueden ingresar y jugar niños; los tableros electrónicos, las 20 máquinas de videojuegos y las mesas de billar. “El negocio es vender diversión y pagar con lo que genera el arriendo del local. Creemos que no tenemos una competencia por todo lo que ofrecemos. Hemos visto en las reacciones de los visitantes que gusta el ambiente de diversión que tiene un concepto como Dave & Buster, que ofrece servicio de restaurante y diversión en videojuegos”. 

El concepto de este lugar de entretenimiento para niños y adultos en un mismo lugar es una realidad desde el 30 de julio de este año, cuando abrió sus puertas con una inversión estimada es unos $1,2 millones, afirma la barranquillera que reside en Estados Unidos desde hace 15 años.

A Sheraton Yeen le había fascinado Barranquilla, el puerto y la vocación industrial de la ciudad; analizó las cifras de crecimiento de 2012 y 2013, de la construcción y centros comerciales, y decidió invertir en este sector. Hemos puesto mucho corazón para que cuando la gente entre sienta como si hubiéramos traído algo de Estados Unidos”, afirma Liliana Orfale. 

La gerencia del centro de diversión estima que desde la apertura unas 12.000 personas han solicitado el servicio de bolos. Si hacemos un promedio con el pago de $10.000 por jugar bolos 60 minutos, se estima que han vendido, por lo menos, unos $120 millones en tres meses.

El promedio de clientes por semana que utilizan las máquinas de videojuegos es entre 25.000 y 35.000, según la gerencia. Y las recargas mínimas de la tarjeta para los créditos son desde $10.000. “Ha sido una inversión con dinero propio, sin financiación de bancos. La expectativa es seguir creciendo, abrir otro local en la ciudad con un espacio igual o más grande en los que tendríamos una pista de bolos de 12 a 16 líneas. El futuro es tener la mejor bolera de Colombia”, agrega Liliana Orfale.

Camilo Mejía, vocero de junta directiva de Family Planet, sentado en una de las atracciones mecánicas del centro de diversión.
Camilo Mejía, vocero de junta directiva de Family Planet, sentado en una de las atracciones mecánicas del centro de diversión. John Robledo

Family Planet, en la calle 51 entre carreras 38 y 41

Es el más joven jugador de los negocios de recreación y diversión para niños bajo techo que está en el mercado de Barranquilla con una inversión inicial de $6.500 millones y un público potencial de 300.000 personas.

El centro de diversión está abierto desde octubre de 2016, en la calle 51 entre carreras 38 y 41. En sus primeros 15 días de apertura superó los 5.000 visitantes con dos aspectos que marcarán tendencia según sus inversionistas: que no está amarrado al tráfico de un centro comercial y está en el corazón de la ciudad. 

Con un sistema para ingresar por tarjeta recargable, que cuesta $2.000 por primera vez y una recarga mínima de $10.000, los cerca de 5.000 visitantes que han entrado en Family Planet desde su apertura, han generado ingresos de $60 millones.

Camilo Mejía, vocero de un grupo de inversionistas barranquilleros y de la junta directiva de Family Planet, destaca que con la ubicación del parque de diversiones, están siendo una opción para un gran sector residencial. “Aspiramos a que toda la ciudad en general conozca nuestras atracciones, vengan y participen, y que vean que somos un formato diferente. Nuestra población destino inmediato es toda una zona residencial interesante del sector y podemos decir que más de 50% de las personas salen directamente de su casa al centro de integración. Eso quiere decir que más de la mitad del mercado potencial en este momento toma la decisión previa y no pasa por un centro comercial”, explica.

El concepto que proponen es de un lugar para que los asistentes se diviertan, lo cual también esperan conseguir con un show en vivo diferente todos los fines de semana. “Es un espacio en el que los niños conectan con historias conocidas”, agrega Mejía.

El concepto fue visionado desde 2014 y asesorado por firmas extranjeras, contactos de gremios como la Asociación Colombiana de Parques y Atracciones (Acolap) y de la Asociación Internacional de Parques de Diversiones y Atracciones. Además, uno de los inversionistas es Hospitality Colombia, empresa que tiene experiencia en montaje de espectáculos para infantes.

El complemento es un parque de 68 máquinas electrónicas, juegos de mesa, atracciones mecánicas, entre las que destacan el happy swing y carrusel, y otras de destrezas para infantes y adolescentes como el muro para escalar y el skytrail.

Para acceder a las atracciones o consumir alimentos en la plaza de comida, los padres tienen que recargar las tarjetas de entradas de los niños con un mínimo de $10.000.

Family Planet tiene un sistema de seguridad con brazalete con código de barras que a la salida son verificados y deben coincidir con el de su acompañante.

Los niños en Divercity viven expieriencias de oficios y profesiones de los adultos.
Los niños en Divercity viven expieriencias de oficios y profesiones de los adultos. Cortesía

Divercity, en el Centro Comercial Buenavista 2

El parque temático , ubicado en el Centro Comercial Buenavista 2, es de los grandes jugadores en el mercado de entretenimiento y esparcimiento para niños en la ciudad. Su presencia se valora en un tráfico promedio anual de 360.000 visitantes precisan en la gerencia del parque, y en ingresos por $7.353 millones en 2015, según la Superintendencia de Sociedades.

Divercity Barranquilla es una franquicia conformada por los grupos empresariales colombianos As Construcciones, que tiene inversiones en proyectos y ha construido varios centros comerciales; y Eduparques S.A.S, que tiene su casa matriz en Bogotá y sedes en Medellín y Barranquilla. Fuera del país la marca tiene presencia en Panamá, Guatemala y Perú.

Divercity es un parque temático que simula una ciudad a escala en la cual los niños de tres a 13 años juegan a desarrollar roles de adultos mientras aprenden conceptos y valores para su vida. Y el modelo de parque bajo techo está desarrollado con un perfil pedagógico estructurado, en el cual los niños aprenden a trabajar en equipo, a desarrollar destrezas y a resolver situaciones cotidianas.

"El modelo de negocio está basado en el acompañamiento de reconocidas marcas del país que nos entregan su esencia para el desarrollo de cada una de las atracciones, logrando que los niños y las familias que nos visitan conozcan sus productos y servicios a través de dinámicas divertidas y educativas", explica Ana María Gallo, gerente de Divercity.
Los pasaportes para el ingreso al parque tienen un costo diferente para bebés ($12.000), niños ($32.500) y adultos ($11.000). Gallo señala que reciben familias de toda la Costa y de todos los estratos, “teniendo en cuenta que contamos con un amplio plan de comercialización que nos permite percibir ingresos y manejar tarifas que se ajustan a todos los presupuestos y para los diferentes canales”.

Sobre la competencia y tendencia que está teniendo el mercado, Gallo destaca que todo centro de entretenimiento puede ser una competencia “sana porque permiten trabajar en un mejoramiento diario para que la recreación tenga cada día nuevo matices. Divercity se enfoca en ofrecer centros de entretenimiento ubicados en centros Comerciales, logrando de esta forma mayor seguridad y una amplia gama de alternativas para todas las edades”.

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Más negocio...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
Ya soy suscriptor web