Judicial | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Familiares y amigos del niño Jamir en medio del multitudinario sepelio.
John Robledo
Judicial

Adiós a niño de 10 años asesinado por extorsionistas

El pequeño murió tras un ataque de sicarios en el barrio La Sierrita. Según las autoridades, el atentado ocurrió por el no pago de una extorsión.

La marcha fúnebre para despedir al niño de 10 años que fue asesinado por sicarios en el barrio La Sierrita, sur de Barranquilla, se abrió paso por las calles del sector. Escenas de dolor y peticiones de justicia acompañaron al féretro hasta el cementerio Calancala.

Los asistentes al sepelio vestían suéteres blancos y llevaban globos del mismo color exigiendo que el crimen de Jamir Espinoza Cobilla, ocurrido el pasado viernes en horas de la tarde, no quede impune. Una corte de motocicletas que iban pitando abría paso a la multitud que llevaba en hombros el pequeño cofre blanco. Lo mismo hacía una patrulla de la Policía Metropolitana de Barranquilla que acompañaba la marcha junto con uniformados que custodiaban el recorrido.

El tráfico vehicular por los sectores donde pasó el multitudinario sepelio se vio afectado durante varias horas.

Una tía del menor que estaba en la vivienda en el momento del atentado criminal era una de las que más lloraba en el sepelio, pues aseguraba que su sobrino era el más “consentido”.

“Jamir, te me fuiste. Díganme que esto es un sueño del que no me he despertado”, gritaba la mujer una y otra vez, mientras avanzaba el cortejo fúnebre sobre la carretera de la Cordialidad.

Los estudiantes del colegio Atanasio Girardot, donde estudiaba el pequeño, también lo acompañaron en el camino a su última morada. Canciones como ‘Yo Te Extrañaré’, de Tercer Cielo, fueron algunas de las melodías que se escucharon a lo largo del recorrido que terminó casi a las cinco de la tarde en el camposanto.

Fueron unas 500 las personas que estuvieron presentes en el recorrido, pero solo 10 pudieron ingresar hasta el interior del cementerio por temas de bioseguridad para evitar contagios de la Covid19.

Así fue el crimen

El asesinato del niño ocurrió dentro de su vivienda y fue atribuido a un grupo de extorsionistas que exigían una suma de dinero a su familia.

“Yo estaba acostado en la cama cuando sentí los tiros y vi al niño ahí, pero la puerta estaba cerrada. Entonces fue por la ventana que entró el disparo que alcanzó al niño que estaba en la sala con la mamá”, dijo el padre del menor.

El pequeño fue llevado hasta la Clínica San Ignacio, de donde fue remitido al Camino Universitario Adelita de Char y murió por la gravedad de las lesiones que tenían en la cabeza y le comprometían el cerebro.

“En la clínica San Ignacio ingresó sin signos vitales y le hicieron maniobras de reanimación. Sale de esa maniobra cardiaca y es remitido al Adelita de Char. Lo que dice su nota de ingreso es que estaba en su casa, alguien entró y le hizo un disparo en la frente”, expresó  María Eugenia Quevedo, Gestora Institucional del Camino Universitario Adelita de Char.

Por su parte, la Policía Metropolitana de Barranquilla precisó que este acto criminal fue perpetrado por ‘los Costeños’. La institución también anunció esfuerzos para que la muerte del niño no quede en la impunidad.

 “La Policía Nacional está ofreciendo una recompensa de hasta 10 millones de pesos a quien entregue información que nos lleve a la captura de los autores materiales de este hecho”, informó en su momento, el general Ricardo Alarcón, comandante de la Policía en Barranquilla.

Así mismo, el alto oficial dijo que el ataque ocurrió luego de que los extorsionistas le dieran a un familiar del menor 24 horas para buscar el dinero que le exigían.

Así despiden a niño asesinado en un ataque sicarial en La Sierrita

Desde el barrio La Sierrita, sur de Barranquilla, salió el sepelio del pequeño de 10 que perdió la vida en este acto sicarial, la tarde de este viernes. 

No es la única tragedia

Esta es la segunda tragedia que vive la familia en menos de cinco meses, pues en julio pasado, Gladis Granados Espinoza, de 27 años, prima del niño, murió luego de que un delincuente, en medio de un atraco a un bus de servicio público, la lanzara por la puerta trasera del vehículo durante un forcejeo. La mujer cayó sobre el asfalto en la Vía Oriental y falleció un mes después.

“Gladys, recíbemelo y cuídennos desde el cielo. Yo los amo mucho, ya no aguanto este dolor que estoy sintiendo. Ayúdame Dios”, gritaba desconsolada una mujer en medio del recorrido para llegar al cementerio.

Al arribar a la entrada del camposanto, los asistentes al sepelio hicieron una calle de honor y con  aplausos, dolor e indignación exigieron justicia por la muerte de Jamir. 

Cifras

En lo que va de 2020 han asesinado en Barranquilla a tres menores y otro tres han resultado heridos a disparos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • asesinato a menores
  • ataque sicarial
  • Bandas Criminales
  • Barrio La Sierrita
  • extorsion
  • los costeños
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web