Economía | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Economía

Las tres claves para ahorrar en casa

Analistas le explican a EL HERALDO  tres consejos para fomentar el ahorro en casa en 2021.

Con la llegada del nuevo año, los colombianos tienen la oportunidad de hacer realidad una de las promesas que juramentaron para el 2021: ahorrar.

Tener un ahorro se ha convertido desde épocas lejanas en un mecanismo para que los hogares tengan un respaldo de sus metas o, en los tiempos que corren, tengan un respaldo ante lo que está por llegar, ya que aún el país se encuentra bajo una situación  de pandemia.

Es preciso resaltar que gracias al ahorro miles de negocios y hogares pudieron sobrevivir a la primera ola de la pandemia en el país, caracterizada por un estricto confinamiento.

¿Qué es el ahorro?

Para Camilo Herrera, presidente de la firma Raddar Consumer, el ahorro es “el sacrificio del hoy para poder estar tranquilos mañana”, aunque resaltó que dentro de la sociedad no se suele pensar de esa manera.

El analista financiero Alfredo Barragán destacó que el ahorro es “de suma importancia” para los hogares, ya que les permite “realizar proyectos apalancados por sus propios recursos”, además de que crean “buenos hábitos y disciplina”.

Colombia, ¿un país ahorrador?

Según el Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, menos del 55% de los hogares colombianos tiene capacidad de ahorro, mientras que si el hogar cuenta con un adulto mayor este porcentaje crece hasta el 63%.

“Lo que los datos dejan  claro es que una enorme fracción de los hogares colombianos no tiene la capacidad de ahorrar”, indicó el informe.

En ese mismo sentido, la firma Kantar señala que tan solo 1 de cada 10 colombianos ahorra, pero que el 12% no conoce para qué destinarán los recursos.

Ahora bien, esta situación podría estar cambiando en la medida en que miles de empleados aún no salen de su condición de teletrabajo.

Según el banco BBVA, trabajar desde casa “permite ahorrar gastos como el transporte público o los derivados del uso del coche; las comidas y cafés fuera de casa; la compra y el cuidado de la ropa de trabajo”.

¿Cómo empezar?

De acuerdo con el Bank Of America, “a veces, lo más difícil de ahorrar dinero es empezar a hacerlo”, al tiempo que destacan que la primera iniciativa consiste en elaborar una lista de ingresos y gastos para hacer un seguimiento efectivo.

 

Primer gasto del mes: el ahorro

Para el analista Camilo Herrera, el primer gasto que cada hogar debe tener es el ahorro. “Si a usted mensual le llega, por ejemplo, un millón de pesos, lo primero que debe hacer es sacar los $10 mil o $50 mil, lo que vaya a disponer, antes de pagar o hacer gastos”, dijo Herrera.

Este es un primer paso fundamental, según comenta el experto, ya que “si no nunca va a ahorrar”.

“Muchas familias o personas tienden a ahorrar lo que les queda a final de mes, pero eso no es ahorrar”, sentenció Herrera.

En este sentido, es preciso recordar que si bien no existe una regla universal para saber cuánto dinero destinar a un ahorro, ya que depende de lo que pueda disponer la familia, se recomienda elaborar una lista de ingresos y gastos para tener más claro el panorama. 

Por citar un ejemplo, la red social Uriji Jami recomienda la regla 50/20/30. En ella, el 50% se destina para las necesidades básicas, es decir, comida, arriendo o transporte; el 20% a los ahorros y un 30% de estilo de vida, como pueden ser la cuota del gimnasio, servicios de entretenimiento, entre otros.

“Por más ofertas increíbles que veamos, hay que tener en cuenta que debemos diversificar la forma en que invertimos”, señaló la red social.

Tener una meta clara fortalece la voluntad

Ambos analistas coinciden en un segundo aspecto fundamental: ponerle nombre al ahorro. Según explica Alfredo Barragán, “lo primero que hay que hacer es tener claro para qué ahorrar, cuál es el verdadero propósito”.

“Dependiendo de lo fuerte del propósito de las familias será el compromiso de las personas para hacerlo”, agregó Barragán.

A este planteamiento, el analista Camilo Herrera agrega que “ponerle un nombre y un deseo impedirá que uno empiece a utilizarlo para lo que sea y se termine botando”.

La universidad, un viaje o un fondo de emergencia son los propósitos más comunes de ahorro, de acuerdo con los analistas, quienes coinciden en que los llamados fondos de emergencia de los hogares permitió sobrellevar de mejor manera la crisis de la primera cuarentena nacional.

“Dependiendo de qué tan fuerte sea el propósito es lo que va a generar el gancho para que se vuelva realidad el ahorro. Es súper clave”, concluyó Barragán.

¿Y cómo voy a hacerlo? Instrumentos para lograrlo en el corto y largo plazo

Los analistas señalan que el tercer paso más importante es escoger el instrumento, es decir, la manera en la que se va a ahorrar.

“Una vez claros los otros dos puntos, lo siguiente es buscar un instrumento que se adecue a nuestro perfil. Esto quiere decir, que si la decisión es ahorrar en casa, el instrumento debe ser en una alcancía, por ejemplo”, dijo Barragán. En el caso de que se opte por un instrumento financiero, este puede ser una cuenta de ahorros en un banco o un CDT.

Barragán precisó que hay que recordar que, como en los otros casos, el instrumento “va asociado con el perfil de la persona”, algo que se puede ayudar a determinar con el aporte de asesores.

En caso de elegir un instrumento del sistema financiero, Barragán recomienda buscar diferentes opciones del mercado, es decir, que “en caso de elegir ahorrar en un CDT, no quedarse con el primer banco que le ofrezca y lograr encontrar la mejor opción que se ajuste a su perfil”.

Por su parte, el analista Camilo Herrera sostiene que el instrumento o mecanismo a elegir “tiene mucho que ver con la capacidad de ingresos de las personas” y agregó que para las personas de ingresos medianos “tiene sentido el sistema financiero”.

Con respecto a la compra de divisas o de metales preciosos, como muchas veces sugieren miembros familiares, los analistas lo ven con buenos ojos; sin embargo, exhortan a los que lo hagan que esto se trataría de una inversión y como tal depende de la volatilidad de los mercados.

“Comprar y vender oro está en función de la volatilidad del metal y la capacidad que alguien tenga para la compra y venta. No es tan fácil. Con los dólares es más sencillo, pero es más volátil que el oro”, dijo Herrera.

El analista agregó que “hay que ser cautos, porque con el ahorro se cuida el riesgo y en la inversión se la juega al riesgo, que si asume más la rentabilidad será mayor, pero si no será más baja”.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • ahorro
  • Economía
  • colombianos
  • Pandemia
  • Analistas
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web