Deportes

El conmovedor reencuentro de Anthony Zambrano con su madre

El atleta se presentó con flores y mariachi en la casa de doña Miladis, el día de su cumpleaños.

La escena resultó emotiva, conmovedora. En el largo pasillo que conduce al apartamento 105 del bloque 3B del conjunto residencial Villa Serena, en Soledad, se acabó el silencio. Las trompetas y guitarras de un mariachi irrumpieron en la tranquilidad de la noche y alteraron a todos los vecinos del edificio.

A medida que avanzaba el conjunto musical, las puertas de los otros apartamentos se iban abriendo. Todos, hasta el perro, querían saber lo que estaba pasando. Al llegar al 3B, salió Miladis Zambrano con su rostro bañado en lágrimas, pero sonriente, feliz, dichoso, orgulloso.

En medio del mariachi, Anthony Zambrano, como héroe en el final feliz de una película, surgió con una sonrisa de oreja a oreja y un ramo de flores en las manos para darle un fuerte abrazo a su emocionada progenitora.

Era la primera vez que Anthony y Miladis se veían personalmente después de que el atleta barranquillero hizo historia y alcanzó la medalla de plata en la prueba de 400 metros de los Juegos Olímpicos Tokio-2020.

Era 12 de de agosto. Día en que su mamá cumplía 45 años. Y él estaba ahí, justo como se lo había prometido, con su regreso triunfal, llevándole serenata, una flor, un beso, un abrazo y la medalla olímpica que ambos soñaron desde que Anthony se convirtió en atleta.     

Miladis lo atenazó como si no quisiera que se fuese más de su lado. Lo repara de arriba abajo y no dejaba de llorar, mientras Anthony reía, la abrazaba y la escuchaba.

“¡Volvió mi amor! ¡Volvió mi amor!”, le gritaba Miladis.

Miladis Zambrano mostrando la medalla de plata que le obsequió su hijo. Cortesía

Con la imparable música del mariachi sonando, seguían las demostraciones de afecto entre madre e hijo. Anthony sacó de su bolsillo la medalla de plata que alcanzó en territorio nipón y se la colgó en el cuello a Miladis.

“¡Te amo, mi amor! ¡Te amo!”, respondió la orgullosa madre fundida en el pecho de su campeón.

La sorpresota que de la que tanto había estado pendiente Anthony desde que se subió en el podio de Tokio-2020, no se quedó en la serenata, las flores y la medalla. Le tenía armada a su madre una recepción al día siguiente en un salón de eventos del norte de Barranquilla, pero nunca le explicó que se trataba de una fiesta para ella.

“Me dijo que le iban a hacer un homenaje, que me arreglara bien bonita. Me había mandado a hacer el vestido y todo. Yo me lo puse y cuando llegué al salón de eventos me encontré a los amigos, familiares y hasta vecinos de otros barrios en los que habíamos vivido. Ahí me dijo que la fiesta era para mí”, contó Miladis, todavía conmovida, en diálogo con EL HERALDO.  

“Me quería celebrar el cumpleaños así porque como yo no tuve un quinceañero, quería que yo me viera como toda una quinceañera”, agregó.

Anthony continúa en Barranquilla disfrutando de la compañía de su madre y de toda la gloria y popularidad que le ha significado el ganarse una medalla olímpica.

“Muy emocionante tenerlo a mi lado, pero siempre anda ocupado y a millón”, expresó Miladis.

En los próximos días viajará a Bogotá para reunirse con el presidente Iván Duque, quien le va a rendir un homenaje en la Casa de Nariño.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.