El Heraldo
Los jugadores de Caimanes de Barranquilla celebrando su conquista de la Serie del Caribe en República Dominicana. Cortesía
Deportes

Caimanes y Titanes, sinónimos de éxito en el deporte colombiano

Los equipos curramberos han extendido su hegemonía dentro del béisbol y el baloncesto colombiano durante todo el año. Su jerarquía ya empieza a dar frutos a nivel internacional. El 2023 pinta muy bien para ambos.

Historia pura y perenne. Tanto las cestas como los bates fueron protagonistas en un año 2022 cargado de éxitos extraordinarios. Titanes de Barranquilla y Caimanes escribieron sus nombres con letras doradas en las páginas principales del deporte colombiano.

Con la nostalgia de fin de año, llegan los recuerdos. Todos positivos, en su mayoría, para hablar del accionar anual de estas dos instituciones. Disciplinas distintas que han sido testigos de una hegemonía particularmente similar. Ambas escuadras tomaron las cosas por donde las dejaron en el 2021 e impulsaron su gran rendimiento hacia los senderos internacionales.

Titanes, primeramente, aprovechó toda la fiebre del baloncesto que se formó tras el debut de Jaime Echenique en la NBA, para captar muchos más seguidores y obtener dos coronas más en su historial a nivel nacional. Una base que también llevó sus frutos a la selección Colombia de baloncesto. 

Así mismo, Caimanes no dejó de celebrar tras su segunda conquista consecutiva en la Liga Profesional de Beisbol colombiana, pues inició con toda la pólvora en su trasegar por la tercera alegría nacional al hilo e infundió respeto a sus siglas en una verdadera gesta con eco regional. 

Los primeros meses del año se bailaron al son del ‘Avioncito’. La pegajosa canción de Giblack acompañó a los ‘Saurios’ en sus celebraciones de título local y hazaña internacional. El ambiente liderado por los cartageneros Harold Ramírez y Dilson Herrera puso a casi todo el territorio nacional a bailar champeta, incluyendo a varios asistentes en el estadio Quisqueya Juan Marichal, de Santo Domingo, República Dominicana.

Caimanes empezó el calendario conquistando el título de la Liga Profesional de Béisbol colombiana 2021/2022, tras derrotar 4-3 a Vaqueros de Montería en el estadio Edgar Rentería (4-1 quedó esa serie), y aseguró su tiquete hacia la Serie del Caribe 2022, una cita donde el año anterior había quedado en deuda. 
La novena dirigida por José Mosquera sostuvo su nómina y se reforzó con lo mejor de sus contrincantes nacionales para conformar una familia a la altura del reto en tierras dominicanas. 

Se ganaron el corazón de todos. El conjunto que iba solo por una victoria terminó ubicado en la gran final del certamen al haber dejado en el camino (8-1) – sorpresivamente – a los Navegantes de Magallanes (Venezuela).

El marco mismo de la competencia se encargó de formar un contexto por lo alto. El estadio Quisqueya Juan Marichal tuvo que cerrar sus puertas, las gradas quedaron abarrotadas de personas que no querían perderse la final de los barranquilleros contra los locales Gigantes del Cibao, que era dirigida por el también currambero Luis Felipe ‘Pipe’ Urueta, y que como si fuera poco contaba con la presencia de los reconocidos Marcell Ozuna y Robinson Canó.

Blanqueados quedaron todos – algunos boquiabiertos en las tribunas–. Caimanes sacó su casta, se llevó los aplausos y se montó en el barco de lo extraordinario. La novena que ya había vencido a los Gigantes y le había quitado un invicto de 15 triunfos consecutivos a los equipos dominicanos en la Serie del Caribe (eso ya era algo grande), pateó la pizarra y con un marcador de 4-1 se puso la corona de los reyes del caribe. 

120 mil dólares (480 millones de pesos colombianos en su tiempo) por parte de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe al bolsillo y la potestad de inaugurar una fiesta que empezó al sonar de los tambores en el aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz, pasó – con carro de bomberos incluido – por el estadio Edgar Rentería y culminó algunos días después con un emotivo homenaje en la Casa de Nariño.

Reynaldo Rodríguez fue el ‘Rey’ de la Serie del Caribe 2022 con 13 imparables en los siete juegos que disputó. Empujó cuatro carreras y anotó cinco. El primera base bolivarense, elegido en ‘El equipo todos estrellas’, se llevó el trofeo de MVP. 

“Ganarles en su casa y dejarlos en silencio fue una sensación increíble. Muchos reconocían a Colombia solo por ser buena en el fútbol. Ahora mismo, por los logros que hemos obtenido, nos tienen miedo. Tenemos talento de sobra. Sinceramente solo esperamos que la gente nos siga apoyando porque se vienen muy buenas noticias para el béisbol colombiano”, fueron las palabras de Harold Ramírez ante el expresidente Iván Duque.

La pluma con la que Caimanes firmó su éxito fue tomada inmediatamente por los Titanes de Barranquilla. La historia nunca dejó de escribirse y la jerarquía a nivel internacional también terminó siendo algo contagiosa para el quinteto entrenado por el cartagenero Tomás Díaz.

El conjunto titánico aprovechó el retiro del histórico Gianluca Bacci – hoy gerente deportivo de la institución – para encaminar un proyecto hacia el talento costeño y volverse mucho más exitoso a nivel nacional de lo que ya eran.

Titanes celebró tras un agónico triple del venezolano Heissler Guillent, quien con una finta eliminó a su defensor y envió un lanzamiento a distancia que hizo saltar a todo el coliseo El Pueblo de la ciudad de Cali, para superar 91-90 a los Cafeteros de Armenia e inscribirse como campeones por sexta vez consecutiva. Un equipo de ensueño que hace ver fácil el ganar y que, como si fuera poco, impulsó a hacer historia a la selección Colombia.

Titanes de Barranquilla fue tercero en la más reciente Liga Sudamericana de Clubes. Cortesía.

El combinado nacional aprovechó la columna vertebral del equipo barranquillero para ganarle a Brasil por primera vez en su historia (104-98), clasificarse a la segunda ronda de las Eliminatorias al Mundial FIBA 2023, pescar una victoria en México también por vez primera (93-89) y jugar por segunda ocasión contra el todopoderoso Estados Unidos.

El ritmo no bajó. El más veces ganador de Colombia armó – literalmente – el mejor quinteto de su historia para asegurarse la séptima estrella en su cabeza, título que llegó tras imponerse en casa por un marcador de 97-74 ante los Caribbean Storm de San Andrés.

Con la incorporación de los estelares David Cubillán y Andrés Ibargüen, Titanes inició la ilusión de sumar su primera conquista a nivel internacional –domando a todos los equipos que le ponían al frente en la Liga Sudamericana, pero un triste traspié en las semifinales ante Baurú de Brasil (85-62) lo hizo conformarse con el rótulo de ser el tercer mejor equipo a nivel sudamericano.

El paso que llevan Titanes y Caimanes es esperanzador, pero el final del sendero parece ser mucho más brillante para ambas escuadras. Ante las continuas decepciones que el público barranquillero se ha llevado en el fútbol, tanto el beisbol como el baloncesto se han convertido en el verdadero orgullo de toda la región.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.