El Heraldo
Opinión

Narices chatas

Es mi disciplina favorita, la que más me gusta y he disfrutado a excepción de algunos casos sobre el cuadrilátero que son excesivos.

Hablo del boxeo y siento una emoción especial que solo me trae excelentes recuerdos, muchos protagonizados por seres titánicos, humildes, hombres fuertes de cuerpo y llenos de sueños por alcanzar la cima. Es mi disciplina favorita, la que más me gusta y he disfrutado a excepción de algunos casos sobre el cuadrilátero que son excesivos pasando la raya de la violencia, otra cosa es exigencia y coraje.

Destaco en uno de sus apartes sobre los atributos del pugilista al experto Iván Cabrera, en su escrito titulado El perfil de un boxeador en 10 Puntos: “El boxeador tiene un instinto de supervivencia a prueba de todo. Tiene resorte en las piernas, aunque esté en la lona se levanta como si no pasara nada; aunque esté siendo apabullado siempre va hacia adelante; aunque esté catatónico quiere seguir peleando. El púgil puede ser marrullero, pero jamás buscará engañar para sacar ventaja, como lo hacen en el fútbol, por ejemplo”. Y no tengo nada contra el fútbol, que también nos ha traído lágrimas de emoción y ha unido el país con sus hazañas.

Sería interminable la lista de boxeadores nacionales que han brillado en el cuadrilátero mundial, su capacidad de lucha y sacrificio, vitalidad física y espiritual. La mayoría han entendido que es necesaria entrega y disciplina llena de concentración que la merece este deporte y esencial para llevar a cabo su dominio. Hoy en día, no he encontrado la razón por la cual en la costa de nuestra Colombia gusta tanto el boxeo, que el costeño lo reciba con una sinergia especial. Debo decir que así como amo el boxeo tradicional, no apruebo el que se hace entre mujeres porque no es consecuente con su sensibilidad, que en nada se parece a la del hombre. El exceso del boxeo que lo asimilen los pugilistas hombres, pero nunca las mujeres. No quería mencionar un nombre especial, pero Rocky Valdez ha sido un ejemplo, lo vi crecer en el boxeo. Valdez, meses antes de su muerte, en el 2016, le dijo textualmente al diario El Tiempo: “Las peleas de antes eran peleas de verdá”.

Tuve el privilegio de conocer de cerca a Muhammad Ali, fuera de serie por su capacidad atlética, autentico, directo y polémico, rescato uno de sus pronunciamientos públicos: “Imposible es solo una gran palabra lanzada por hombres pequeños que les resulta más fácil vivir en el mundo que se les ha dado, que explorar el poder que tienen para cambiarlo. Imposible no es un hecho, es una opinión. Imposible no es una declaración, es un desafío. Imposible es potencial. Imposible es temporal. Nada es imposible”: Muhammad Ali.

No deseo hablar del boxeo protagonizado por hombres que nacieron en la miseria, alcanzaron la cima y terminaron nuevamente en la miseria. O aquellos que viven del dolor y del éxito, convirtiendo a este deporte en algo excesivo, lastimoso a instancias extremas. Pero sí el que debe ser mirado por nuestros gobiernos como una opción válida de vida y que merece el apoyo y mayor reconocimiento para que se le entregue garantías en formación integral, y nos dará futuros campeones.

Quiero aportar un granito de arena y dignificar esta disciplina de hombres  que llevada con perseverancia estará siempre lejos del fastidio, ganándose  el honor y el respeto del público.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

Los disfraces

Antes de iniciar esta columna de opinión, aclaro que no tengo ninguna clase de relación laboral, ni de prestación de servicios y mucho menos contractual con Cerrejón.

Está abierto el debate sobre la desviación del arroyo Bruno, don

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

Vecindario mejorando

Dicen las malas lenguas que una parte del grupo de contravías locales (léase los Petro, Bolívar, Iván Cepeda, Juan Fernando Cristo, Roy Barreras y cómplices) viajó a Quito al festejo, que tenían reservadas sillas en la tarima, y que hasta r

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

Centro de mesa

Es vieja costumbre colocar un objeto llamativo o adorno en la mesa del comedor, como algo que le da un toque especial a ese espacio y le imprime un sello familiar. En mi caso, sobre la mesa de mi comedor está el desorden bien organizado, lo que m

Leer
El Heraldo
Fabrina Acosta Contreras

La ‘dama’ Guajira en crisis

¿Qué está afectando a La Guajira? La respuesta sería común para muchos, circularía entre corrupción, desnutrición, desigualdad social, olvido estatal e indiferencia social; y no tengo ningún argumento que pueda debatir tal postura, pero s

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web