¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Opinión

Más que dulce

¿Agridulce? No. Es mucho lo dulce que tenemos, lo que nos permite llevar a segundo plano lo agrio que a nivel nacional acontece en este país de locos.

Estamos en un diciembre atípico, pero no agridulce. Es éste un mes dulce, para  revivir la esperanza y la alegría y para resaltar las cosas buenas, que por aquí tenemos muchas: son especiales y se lucen nuestros gobernantes Noguera y Pumarejo, tenemos  nacionalmente los mejores indicadores en todo, nos miran como destino: Empresarial, amén del menor desempleo, la Asamblea del BID aquí y la fértil labor de Pro Barranquilla; turístico, con Arena del Río y los estupendos planes para Puerto Colombia; deportivo, que, además del béisbol, lo bien que le va a Junior a pesar de las directivas nacionales, y el tenis, que compitiendo con muchas ciudades, ¡buena por Juan Abuchaibe! se alcanzó  la categoría de Grand Slam para el Mundial Juvenil, lo que atraerá a los mejores jugadores; en salud, lamentando, claro, la irreparable pérdida de cercanos amigos y familiares, vamos rumbo a la estabilización de los contagios, y además ilusiona el gran avance del médico e investigador barranquillero Carlos Rivero, quien mientras nos llega una vacuna confiable ha desarrollado con acompañamiento del INVIMA un medicamento (no es una vacuna ni un tratamiento) que, aplicado en los inicios del contagio, apenas se identifique el Covid, baja sustancialmente la carga viral, y el virus no se replica rápidamente.

¿Agridulce? No. Es mucho lo dulce que tenemos, lo que nos permite llevar a segundo plano lo agrio que a nivel nacional acontece en este país de locos donde, por ejemplo,  algún sector del poder judicial sigue haciendo de las suyas, invadiendo las atribuciones ajenas, no sólo en lo del glifosato, también lo del absurdo fallo del Club El Nogal que ordena a los socios pagar los horrores del atentado; el juez de pueblo que cual experto epidemiólogo falla contradiciendo las directrices de los especialistas del Minsalud. Hay mil ejemplos.  

Agridulce podría ser lo del Almirante Gabriel Arango.  Agria señal la que envía nuestro sistema que, sin explicación alguna, durante años ha engavetado la investigación contra los implicados en el infame complot, el ex ministro y ex presidente Santos,  los ex Almirantes  Barrera, y  Echandía, y el capitán Tovar Neira, con la anuencia del entonces fiscal Mario Iguarán. A todos ellos se les debe reactivar el caso, judicializarlos, obligarlos a de sus propios bolsillos pagar la indemnización decretada. Pero dulce la reciente ratificación de la inocencia de un hombre reconocidamente recto y correcto que, siempre digno, honró a la Armada Nacional, y que continúa honrándola con su actitud ante lo acaecido, no sólo restándole importancia al reconocimiento pecuniario dictado por la justicia, sino reprochando el que las barbaridades de un desalmado grupo de funcionarios se deban pagar con los impuestos de los contribuyentes. Más dulce será cuando, para una real justicia y reparación, el Almirante Arango sea  reintegrado a su Fuerza, que luzca orgulloso su uniforme, y  hasta lo designaran Comandante de la Armada.

Así que optimismo y alegría, pues está claro: Este es un diciembre más que dulce.

rzabarainm@hotmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

José Consuegra

Las mujeres en la ciencia

Hemos llegado!”, fue la frase cargada de emoción y júbilo, con que la ingeniera aeroespacial Diana Trujillo confirmó, en la transmisión de la NASA, el amartizaje de la misión de exploración Perseverance. La colombiana forma parte del equip

Leer
José Félix Lafaurie

La ONU miope

Leí el Informe de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos, solo para constatar su falta de “sentido de realidad” y de objetividad.

Apenas si alude a que los asesinatos de defensores de DD HH, que adjudica a “presencia insuficiente

Leer
Fernando Giraldo

Política de ficción

La política colombiana es ficción. A año y medio de finalizar el mandato de Duque, arrancó la campaña para el 2022, con un océano rojo de precandidaturas, en medio del despilfarro y saqueo del patrimonio público, sin antecedentes por su vol

Leer
Remberto Burgos

Sueño de un nuevo país

Se necesita un gran esfuerzo para escribir sobre la esperanza y habilitar los sueños de construcción de un nuevo país. Esta semana la causa del insomnio vino del alma. El secuestro, la tortura y el infame asesinato del Doctor Fabio Hernández S

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web