Columnas de opinión |

Inseguridad

Cualquier inversionista que esté planeando ubicarse o relocalizarse en algún país extranjero, en sus análisis considera varias determinantes como ubicación, logística, mercado, competencia, lo atinente con oportunidades de operación y funcionamiento. Pero sus principales exigencias son la seguridad física para su gente,  y la seguridad jurídica para la empresa que planea instalar, y para ello contratan a los mejores asesores que estén a su alcance. Ahí es donde desestimulamos la inversión extranjera.

Es que para cualquier consultor que deba recomendar a su contratante dónde asentarse,  éstos dos factores de seguridad son determinantes, y en ambas fallamos. ¿Qué clase de seguridad jurídica puede ofrecer un país cuyo sistema legal brinda tal espectáculo? ¿Por qué el Congreso no legisla de forma inequívoca que no permita interpretaciones? ¿Es por ello que las cortes no fallan en derecho y, o se contradicen o siempre tienen que inventar maromas? ¿Por qué no se toma una definitiva decisión? Y cuando la toman, ¿por qué es susceptible de cambio? ¿Por corrupción de los actores? ¿Forma parte de nuestra idiosincrasia tramposa?

Se preguntará el consultor: Si el propósito era derrotar al gobierno, válido en toda democracia, ¿por qué las triquiñuelas? Si el fin era proteger a alias Santrich, ¿por qué lo apresan, lo sueltan, lo vuelven a apresar y a soltar sucesivamente? ¿Por qué no hay unidad de criterio? ¿Qué puede pensar el consultor si lee que, alterando la aritmética, la Corte Suprema para negar las objeciones falla que son 108 senadores, y para liberar a alias Santrich la Constitucional falla que son 106, y que decida el Consejo de Estado, que nadie sabe cómo fallará? ¿Por qué hay tantas cortes? 

Sin entrar en mayores análisis sobre la seguridad física, si sólo a través de los medios registra tantos asesinatos robos, femenicidios y ahora secuestros, seguro el consultor recomendará que para aquí no se vengan, porque este país es un desastre, porque no brinda ninguna seguridad física ni jurídica. Corre el riesgo de que las licencias que hoy obtengan sean mañana revocadas, o que fiscalmente les cambien las reglas. O que los demanden y los arruinen. No. Ni lo piensen.

Afuera nadie nos entiende. Estamos permeados por los odios de la politiquería y no dejamos gobernar.  No es tema de izquierdas o derechas, que ambas tienen sus planes. Pero ambas también olvidan que en la mitad está la mayoría de la gente, la de bien, la que quiere  decencia y estabilidad, la que busca  generación de empleo, y anhela seguridad. Vamos mal y, de no aparecer un acuerdo sobre lo fundamental, terminaremos peor.  

Coletilla urbana: Barranquilla después del Malecón es otra ciudad. Tras tantos años anhelándolo, hoy, gracias al esfuerzo distrital, somos ciudad de ribera. Pero está amenazado, sin que la nación haga algo para preservarlo. Gobierno y Congreso deben imponer, aguas arriba, donde se origina el mal, una tasa que se destine a preservar su condición, dragarlo, limpiarlo, lo que sea necesario. Hay que actuar ya!

rzabarainm@hotmail.com  

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de cheyenn.lujan
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web