El Heraldo
Opinión

Antioquia bajo ataque

Antioqueños son Álvaro Uribe, Aníbal Gaviria y Luis Alfredo Ramos, con causas judiciales que les han privado de su libertad.

Las elecciones del 2018 se ganaron en Antioquia. Entre Bogotá, Atlántico, Sucre y el suroccidente, donde ganó, Petro le sacó 1.088.964 votos al actual Presidente. Esos votos fueron más que compensados en Antioquia, donde Duque le sacó 1.285.512 sufragios de diferencia. El examen histórico confirma la misma tendencia electoral al menos desde el 2002. Antioquia es el bastión por excelencia del uribismo y de la derecha y la centro derecha en Colombia.

Este análisis rápido lo han hecho también la izquierda y el santismo y habrán concluido lo mismo. No se quedaron quietos. La ofensiva contra el departamento ha sido brutal y se ha expresado en todos los campos, desde lo estrictamente político y electoral hasta lo judicial. La intención es la demolición sistemática de esa fortaleza. Saben que solo si lo consiguen llegarán al poder.

Antioqueños son Álvaro Uribe, Aníbal Gaviria y Luis Alfredo Ramos, con causas judiciales que les han privado de su libertad aunque no medie contra ellos sentencia judicial alguna. Procesos sobre los que hay serios y fundados interrogantes sobre su naturaleza política. El abuso de la justicia como herramienta para sacar del camino o debilitar a los contradictores políticos.

La política nacional es también la razón de la embestida feroz de Quintero a la institucionalidad de Medellín. La ha emprendido contra EPM, de lejos la mejor empresa de prestaciones de servicios públicos en el país, más allá de los problemas de Hidroituango. Trata de romper los espacios de coordinación entre la academia, el sector privado y la administración pública local que tantos éxitos han traído a la ciudad y la han hecho modelo no solo en Colombia sino en el mundo. Los empresarios habían logrado trasladar al gobierno de la ciudad una cultura de servicio y las mejores prácticas del sector privado. Como resultado, la de Medellín era, también con distancia, un ejemplo de lo que debe ser una burocracia eficiente y volcada a la comunidad. A los ojos de la izquierda, es indispensable quebrar esa colaboración entre el empresariado y la ciudad. Por eso el discurso de lucha de clases que la actual alcaldía promueve en las comunas de la ciudad.

La otra línea de la arremetida es cultural. La idea de fondo es fracturar la identidad doctrinal y las creencias “conservadoras" de los antioqueños.

En fin, en Antioquia nos jugamos el futuro. Por eso ha resultado tan desafortunado que se incumplieran los pactos para apoyar al candidato que mejor fuera en las encuestas en octubre y que Santiago Gómez hubiera mantenido su candidatura hasta el final. Una decisión costosísima para Medellín y para el país. Y por eso es tan importante, hoy más que nunca, que el gobierno nacional le de los espacios de representación política que se merece Antioquia, representación que el departamento se ha ganado a voto limpio. En el gabinete hay cinco ministros del suroccidente y cinco bogotanos, donde Duque fue ampliamente derrotado, y apenas un paisa, el de Minas y Energía, Diego Mesa.

El gobierno de Duque, elegido en este departamento, tiene el deber de defender a Antioquia frente al asalto brutal al que está siendo sometida.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Enrique Dávila

Favor, saludo, grifo

¿Cuál es el origen y la aplicación de la expresión “hacer un flaco favor”? Darío Diago Abello, B/quilla

Hacer un flaco favor o, sin más, un favor es apoyar o ayudar a alguien con desinterés.  No se tra

Leer
El Heraldo
Sergio Espinosa

Institucionalidad para Ciudad Caribe

“Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra”. La frase es de Gabriel García Márquez, y la cito para decir, parafraseándola, que aún no es demasiado tarde para construir el sue

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

#QueSeQuedeLaVirtualidad

La virtualidad debe quedarse como regla general en todas las áreas del derecho, pero sobre todo en la penal, y digo como regla general porque razón tienen quienes dicen qué hay momentos del proceso donde la presencialidad hace efectivos derecho

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

La crisis de los alimentos

En mayo y octubre del año pasado sugerí al gobierno nacional, a través de estas columnas de opinión, activar un programa de inversión pública para incentivar la producción de alimentos de la canasta básica familiar con el fin de afrontar l

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.