El Heraldo
Opinión

Barranquilla ciudad árbol

La verdad es que aun cuando formalmente se suscriban tratados multilaterales, secundarios a cumbres internacionales para lucha común de problemas universales, Colombia en muchos temas vitales planetarios llega tarde a su discusión e implementación de políticas públicas, otrora adoptadas por muchos países del mundo. 

Barranquilla es la capital de la Región Caribe Colombiana, ciudad amable de migrantes, arte, alegría y vientos. Es una ciudad de puertos, comercio, industria y emprendimiento. Epicentro de educación superior y servicios médicos. No solo es carnaval, junior, río y mar, es todo eso y mucho más. Barranquilla es “Ciudad árbol”.

Sin duda mucho nos falta crecer como ciudad y sociedad. Sin embargo, hay que reconocer una nueva e interesante mirada al medio ambiente desde la administración, tendiente a conciliar un desarrollo sostenible y planificado, hoy reconocido en el contexto mundial.

Pese a las diferencias políticas o conceptuales, que pudiéramos tener con las últimas administraciones del Distrito, es innegable el positivo desarrollo paisajístico y arborización de la ciudad.

La verdad es que aun cuando formalmente se suscriban tratados multilaterales, secundarios a cumbres internacionales para lucha común de problemas universales, Colombia en muchos temas vitales planetarios llega tarde a su discusión e implementación de políticas públicas, otrora adoptadas por muchos países del mundo. 

Dos ejemplos actuales son: de un lado, la no exploración y explotación de hidrocarburos, para la lucha contra el cambio climático, propuesta por el presidente Petro. Por otro lado, precisamente el desarrollo sostenible o sustentable, implementado en el Distrito de Barranquilla en los últimos años. Estas dos políticas públicas han sido ampliamente discutidas, pero sobre todo censuradas desde su aspecto económico, lo que demuestra de alguna manera el atraso mental del subdesarrollo.

Definitivamente es distinto como se ve a Barranquilla en el contexto mundial a como se mira desde la parroquia.

El desarrollo sostenible o sustentable -me refiero solo a un aspecto positivo porque algunos dirán que hay miles negativos que los hay-, relacionado con la planeación paisajística y arborización,  plasmado en una política pública que va del año 2016 al 2040, denominada “Siembra Barranquilla”, ha merecido a nuestra ciudad ser reconocida por el World Resources Institute (WRI), como una de las 5 ciudades finalistas al premio Prize for Cities, por ser considerada un agente de cambio para la transformación urbana sostenible del planeta.

“Siembra Barranquilla” como política pública también ha sido reconocida por la Fundación Arbor Day y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), incluyéndola como una de las ciudades del mundo que mejor gestionan sus sistemas forestales, por lo cual fue distinguida en el programa Tree Cities of the World (Ciudades Árbol del Mundo).

Entonces, dejemos a los órganos de control fiscal hacer la tarea del costo beneficio. Entretanto, el barranquillero en toda su ciudad, tal como en las principales capitales del mundo, tiene una mejor calidad de vida, respira un mejor aire, camina entre la vegetación, tiene contacto permanente con la naturaleza, siente menos calor, camina por parques y senderos arborizados, su vista descansa frente a un bello paisajismo y es rotundamente feliz porque Barranquilla es “Ciudad Árbol”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

Bañarse o no

La realidad del acceso al agua en Bogotá es bastante crítica. Parece que, aunque se  debieron activar activar alertas tempranas, incluso desde la administración de Claudia López, los habitantes de la ciudad no comprenden completamente la

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

Confío en ti

Me emociono leyendo los salmos. Me gustan las imágenes que usa el poeta para expresar las emociones que le produce su experiencia espiritual. Las figuras literarias son tributarias de su momento histórico, de su cultura y social en el que viven.

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Martín Mestre buscó y encontró

«Busca, y hallarás». Como si hubiera tomado esta frase cual bandera de batalla en la que fue su más larga lucha, Martín Mestre se armó de valor por tres décadas hasta lograr ver al asesino de su hija Nancy siendo apresado y extraditado para

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.