El Heraldo
Opinión

La nueva espiral de la violencia en Colombia

Esta nueva espiral de violencia va ser mucho más difícil porque ya no hay único jefe con quien hablar o con quien negociar.

Pensar en una Colombia en paz parece un imposible, ver a diario en los noticieros historias de masacres y desplazados nos hace sentir una gran desesperanza sobre el futuro del país, y es que frente a lo que vivimos este año en materia de seguridad y conflicto armado casi que fue un deja vu  de la violencia de los años 90 o inicio de la década del 2000, ver embarcaciones llenas de familias huyendo por los ríos de la violencia era una escena que pensábamos ya superada, sin lugar a dudas estamos en uno de los peores años en materia de seguridad, pero no es igual a los anteriores hay cosas que han cambiado frente a este panorama. Cuatro reflexiones:

Primero: lo que tenemos es una mutación de la violencia, podríamos decir que estamos frente a una nueva espiral, quiere decir, con el proceso de paz hecho con las Farc estamos dejando atrás una violencia con un discurso y una base política, enmarcada en el período de la guerra fría, donde se disputaban dos extremos ideológicos que para el caso colombiano se representaron en las guerrillas y los paramilitares, hoy los nuevos grupos armados no tienen un discurso ni plataforma política o ideológica, no defienden ningún modelo económico y llegar al poder jamás será su objetivo.

Segundo: Las nuevas organizaciones armadas se disputan lo que se conocen como portafolios de economía ilegal, su principal objetivo es apoderarse de estas rentas, y que no se limitan al narcotráfico, se están disputando la minería ilegal en especial oro y coltan, se disputan el tráfico ilegal de combustibles, tráfico ilegal de madera, tráfico de migrantes, contrabando, extorsión, secuestro, etc. Es el control de todos estos negocios su objetivo principal.

Tercero: Cambiaron la forma de operar, ya no buscan generar control territorial como lo hacían las guerrillas o los paramilitares, buscan es tener focalizados su esfuerzo en el control del negocio ilegal que están usufructuando y su cadena de valor, incluidos corredores de movilidad, donde pueden quedar comunidades en medio pero no porque la comunidad o el municipio sean el objetivo, es que ellos se cruzan en los corredores logísticos que tiene que controlar.

Cuarto: Generan mucha violencia porque están en disputa con otros grupos igual de pequeños donde no hay un actor dominante que pueda someterlos a todos, hecho que genera una guerra sin cuartel y donde la violencia ejemplarizante en forma de masacre es el medio para enviar mensajes a sus competidores.

Esta nueva espiral de violencia va ser mucho más difícil porque ya no hay único jefe con quien hablar o con quien negociar, en su época se hablaba con Castaño o Mancuso o con Timochenko o Cano, y se sabía que ellos tenían total control de sus tropas, hoy no hay jefe, es una violencia descentralizada, atomizada, es un cáncer que hizo metástasis y así es mucho más difícil de enfrentar, lo peor de este escenario es que a hoy el Ministro de Defensa y el Alto Consejero de Seguridad Presidencial siguen pensando que están combatiendo a las Farc del 98 y tiene un estrategia anacrónica y que no da resultados, y no lo digo yo, lo dice la oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los DD.HH que reportó más de 66 masacres en menos de un año en Colombia, eso son los resultados de seguridad del gobierno de Iván Duque que no ha entendido que estamos frente a una nueva espiral de la violencia.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Germán Vargas Lleras

El Congreso por la faja

Ya ningún sector se escapa a los intentos del Gobierno por desinstitucionalizar y pretender a la fuerza concentrar en el presidente decisiones que competen a otros poderes públicos. El más reciente, un burdo decreto que desconocía toda la norm

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

En seguridad el 24 será peor

El deterioro agudo de la seguridad es innegable. 

Varias son las razones. Primero, por la renuncia del Gobierno a luchar contra el narcotráfico. Son múltiples los hechos que lo demuestran. Se calcula que los narcocultivos alcanzar

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

Implementación sin voluntad

Parece que fuera ayer el día en que se firmó el Acuerdo de Paz con las Farc, pero después de más de 7 años desde su firma, el estado de su implementación sigue generando preocupaciones por la falta de ejecución y de un verdadero compromiso

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.