El Heraldo
Opinión

Personaje del año

Colombia es un país lleno de perogrulladas. La repetición del horror duele y adormece. Todo es tan parecido al pasado. El 2019 fue un año difícil, nos recordó esa condena al ayer. No obstante, los jóvenes le dieron un matiz diferente a esa sensación de reiteración, abofetearon a la indolencia y ejercieron el derecho a la protesta; levantaron su voz y vencieron el miedo.

El gran personaje del año es, sin duda alguna, la juventud. Nos dieron una lección de dignidad. Su lucha por la educación pública y de calidad, por el medioambiente, por la justicia social y tributaria, por la vida y por la paz, es un suspiro de esperanza. Su vehemente rechazo a la corrupción y a la violencia, su preocupación por los asesinatos sistemáticos de líderes sociales y de las comunidades afro e indígenas, su visión crítica de la realidad, su compromiso ciudadano y político, su creatividad para manifestarse a través del arte y la cultura, su protesta pacífica y transformadora, nos confirma el surgimiento de una nueva generación. Una generación que defenderá sus derechos y no descansará hasta salir de este pasado perpetuo, hasta agarrarle la mano al futuro y cambiar el rumbo.

A pesar de la estigmatización, de la violencia y del miedo, los jóvenes no se rinden. Vivimos en un país injusto y desigual, construido para una minoría. En donde los derechos fundamentales son un lujo que poseen unos cuantos. En donde la educación no es prioridad y la guerra es la excusa perfecta para validar la inequidad, difuminar la raíz de los problemas y se convierte en un espejismo que no nos deja avanzar. Sin embargo, la juventud entiende la urgencia de dar el siguiente paso, cree en la paz y está cansada de esa política corrupta y tradicional.

No sólo los jóvenes colombianos salieron a las calles a protestar. En varios países de América Latina, Europa y Asia también se manifestaron. Hay una juventud consciente y despierta, que lucha por el desarrollo sostenible y rechaza el capitalismo salvaje. En medio de un mundo que protege los intereses económicos de unos pocos, que pasa por encima de la naturaleza y de la humanidad, las nuevas generaciones reflexionan y exigen respeto por la vida.

Aunque todavía queda un largo camino por recorrer, las protestas del último mes ratifican que no todo está perdido. Este podría ser el inicio del verdadero cambio. Ahora, la conciencia electoral es el gran reto. En las próximas elecciones, será crucial ejercer el derecho al voto de manera coherente. También es importante aclararles a aquellos gobernantes y empresarios que atentan contra los derechos y la vida, que las nuevas generaciones no tragan entero y van a insistir en el desarrollo sostenible, la educación y la preservación del medioambiente.

Jóvenes, ustedes son los personajes del año, el mundo depende de su lucha, necesita de su ilusión, persistencia, verraquera y valentía. Gracias por dar un respiro en medio de tanta deshumanización. Gracias por creer en un futuro más digno para todos.

@MariaMatusV

 maria.matus.v0@gmail.com  

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Remberto Burgos

¡Infames!

En el momento de escribir estas líneas Colombia batió récord en la pandemia; 31.65 6casos/día y 573 fallecimientos. Pero el enajenamiento social nos tiene indolentes: ya no importan estas cifras y la soñada inmunidad de rebaño será estampid

Leer
El Heraldo
José Consuegra

Nefasta polarización

Como columnista he experimentado en carne propia la grave y compleja situación de polarización que vive el país. Cuando escribo de temas como la pobreza y la necesidad de equidad me clasifican en la izquierda y cuando me refiero a la creación

Leer
El Heraldo
José Félix Lafaurie

Paro homicida

Los 550 colombianos que murieron de la covid-19 el 9 de junio no eran una cifra, sino víctimas de un “paro homicida”, que mata el empleo y la subsistencia de los más necesitados, y también a quienes caen, por desgracia, en la cadena de cont

Leer
El Heraldo
Fernando Giraldo

Miedo y esperanza

Un amigo, a propósito de una anterior columna, dijo que me estaba convirtiendo en “activista”. Le respondo que sueño con un mundo libre y justo, en el cual no se utilice la democracia contra ella misma. La democracia perece cuando es menosca

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.