¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Liderazgos a prueba

Estamos viviendo unos momentos muy confusos. Con la disputa entre rusos y árabes, que añadió una innecesaria tensión al ya turbulento panorama que había suscitado el debut del virus de marras, el sentimiento de descontrol está llegando a niveles que merecen una atención inédita. Las aerolíneas, los hoteles, el entretenimiento, las interacciones sociales, las divisas, todo se está viendo afectado de formas que no terminamos de entender cuando ya mutan nuevamente. Un día confirmamos algún plan y al siguiente nos toca deshacerlo; la certeza, tan valiosa como ignorada, nos está abandonando paulatinamente.

Pocas veces, acaso ninguna, se había visto una crisis tan compleja como esta que nos empieza a golpear. Ni siquiera las dos grandes guerras del siglo pasado, tan cruentas y despiadadas, habían logrado desestabilizar el planeta con tanta rapidez y eficacia, generando una desazón que probablemente se nutre de tantas décadas de tranquilidad previa, por lo menos en la mayor parte de Occidente. Al acostumbrarnos a tener todo más o menos bajo control, me parece que hemos descuidado las habilidades necesarias para comprender y darle manejo a las situaciones caóticas. Quizá por eso se acaba el papel higiénico en Australia, la pasta en Italia o el gel desinfectante en Colombia, perplejos y desorientados, la mayoría de los ciudadanos buscan aferrarse a cualquier cosa que les recuerde la tranquilidad que se va diluyendo.

Es entonces cuando se requieren liderazgos decididos. Sin tener mayores referencias de las que poderse guiar, preparados o no, les tocó a los gobernantes de turno, y a nosotros, enfrentarnos a este gran lío. Conviene entonces que se definan prioridades, se establezcan canales de comunicación y que se hagan declaraciones que informen, guíen y que no confundan más. No valen ya eufemismos ni frases de consuelo, hay que procurar ser diáfanos, contundentes y tomar decisiones que no persigan nada diferente a propiciar el bien común, que deberá ahora más que nunca estar por encima de cualquier otra cosa.

Vamos a ver si estamos a la altura que reclaman las circunstancias. Funcionarios de toda índole, alcaldes, gobernadores, ministros, senadores, el presidente y, por supuesto, todos los ciudadanos, debemos procurar pensar sin egoísmos por una vez en este atribulado país. Buen momento para recordar una frase de uno de los grandes líderes que ha visto la historia, Winston Churchill, al dirigirse a los ingleses, atemorizados y expectantes, en medio de la Segunda Guerra Mundial (la mediocre traducción es mía): “Este no es momento para los facilismos y la comodidad, es hora de atreverse y aguantar”. Perdonarán la obviedad, pero si todos ayudamos y aportamos nuestra necesaria cuota de sacrificio, será más fácil superar las adversidades que se vienen.

 moreno.slagter@yahoo.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Fernando Giraldo

Ausencias y falsedades

El reciente discurso del presidente, en la instalación del Congreso, se caracterizó por la falta de estructura temática y contenido que denote un propósito de nación. Se trató de un listado de ausencias y medias verdades. No fue una pieza de

Leer
Remberto Burgos

Propuesta indecente

Basta revisar ciertos datos sobre la Medicina en nuestro país para calificar de indecente y disparatada la propuesta del alcalde de Medellín de traer médicos de Cuba para ayudar a atender la emergencia sanitaria por COVID 19. Entre los años 20

Leer
Daniela Cepeda Tarud

Salud mental: ¡a tomar acción!

La ansiedad, la depresión, los trastornos mentales son enemigos de quienes no hablamos abiertamente, que avergüenzan, que escondemos y ello ha contribuido a que a la salud mental no le atribuyamos la importancia determinante que tiene para el bi

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web