El Heraldo
Opinión

¡La otra pandemia: la obesidad!

El fenómeno del exceso de peso que termina casi siempre en obesidad es la causa fundamental de toda clase dolencias que se hacen crónicas y le complican la vida y hasta conducen a la muerte a quienes viven bajo una gruesa capa de grasa. Las cifras son alarmantes: ya para 2016 unos 650 millones de adultos en el mundo eran obesos y los del exceso de peso triplicaban esa cifra. ¿Qué nos ha pasado a los humanos que nos hemos dedicado a cebarnos?

Creo que la miseria que viven millones de personas en el mundo y les obliga a llenarse con azúcares, grasas y lo que pueden, es una causa clave, como también lo son los cambios culturales que conducen al sedentarismo a los niños (la pantallita del móvil, los video juegos y el aprendizaje en tabletas), que también estanca y convierte en zombies a los adolescentes y en chismosos y descuidados a los adultos. Ese encerramiento en el mundo virtual que, para más INRI, suele acompañarse de comida chatarra y cantidades ingentes de bebidas azucaradas con y sin gas, por su facilidad de consecución, manipulación e ingesta, ha acabado con las familias en occidente. La vida familiar incluía antaño, juegos de mesa, práctica de deportes en conjunto, disfrute de la naturaleza y mucha comunicación. Eso ya casi no existe: cada quien está zampado en su pantalla y su mundo.

Pero el tema de hoy es la obesidad, porque las cifras que publicó EL HERALDO apenas hace 15 días son aterradoras: en el Caribe tenemos un promedio de 55.6 por ciento de adultos con exceso de peso en los siete departamentos y solo en Barranquilla, el 37 por ciento lo sufre y el 23 por ciento de las personas entre 18 y 64 años aguanta obesidad. El cambio de hábitos alimenticios nos está matando y no ha habido forma de que algún gobierno desde 2003, legisle con severidad sobre las bebidas azucaradas que se han convertido en el acompañamiento de las comidas y fundamentales en las meriendas infantiles para que pasen los pelaos la bolsita de frituras industriales. Rica, rápida y letal: ese es el mejor eslogan para esa combinación.

Y el exceso de peso está en todos los niveles socioeconómicos, basta observar las fotografías en las redes y los periódicos sobre reuniones, ágapes y bembés sociales tanto como en partidos de cualquier deporte: abunda la grasa, los rolletes o conejos mal disimulados bajo trajes sueltos o muy marcados con las camisetas deportivas. Si se trata de la política, ¡agua, Dios, misericordia! Me atrevo a decir que la mayoría de los miembros de las corporaciones públicas (hombres, por cierto) exhiben vulgares panzas, se les ve la hebilla enterrada en la ingle y tienen el perfil de don Abundio, adornado por cuellos de pavo si han intentado adelgazar o con colgajos de grasa en la papada de lo más desagradables. Se perdió todo sentido de la salud y la estética.

 losalcas@hotmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Indalecio Dangond

2022, un año turbulento

Se metió diciembre, el último mes de un año marcado por muchas turbulencias en lo político y económico.

En lo político, el balance es bastante decepcionante. Después de tantos escándalos de corrupción en la clase política del p

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

Sorpresas en Qatar

Aunque mucho se criticó que el mundial de este año fuera en Qatar por sus límites en libertades para algunos miembros de la población, no obstante, este ha sido un encuentro futbolístico fuera de lo normal y para nada negativo.

Fue

Leer
El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

“Monche” Dávila

El génesis del administrador de empresas de la Universidad del Norte – de las primeras promociones y facultad insigne de los brillantes empresarios barranquilleros – y gerente general de la exitosa empresa Gases del Caribe, Ramón Dávila Mar

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Frío, batalla, bluyines

Leí en un diario: “Clima en Kiev: habrá un frío infernal con temperaturas por debajo de cero grados”. ¿Si es frío puede ser infernal? Blas Carrillo, B/quilla

Puede serlo. Esta es una de esas frases que aparen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.