El Heraldo
Revista Miércoles

Los seis pecados capitales del matrimonio

El irrespeto

Respetar es reconocer los derechos de la otra persona. Tiene que ver con la consideración y deferencia que merece nuestro cónyuge. El irrespeto es enemigo del buen vivir. Acaba con la paz y la tranquilidad en cualquier grupo. Una persona respetuosa comprende y acepta las diferentes maneras de pensar y actuar de las otras personas. También trata con cuidado todo lo que le rodea. El irrespeto es una forma de violencia matrimonial que puede irse agravando a medida que transcurre el tiempo. Se inicia con insultos, se pasa a los golpes, se amenaza con hacer un daño y a veces se llega a situaciones trágicas.   

La incomunicación 

La deficiente comunicación impide resolver los problemas de la vida cotidiana. Las parejas que no dialogan van acumulando situaciones sin resolver que cuando estallan generan crisis dolorosas. Muchas veces la pareja no se comunica porque uno de los dos tiene miedo a la ira del otro. Los maridos coléricos (además de ser frecuentemente candidatos a que les “pongan los cachos”, hecho demostrado) generalmente no saben todo lo que la esposa piensa o hace, porque esta le oculta gran parte de sus actividades por miedo a sus ataques de ira. La capacidad de conversar tranquilamente sobre los problemas es quizás el mejor indicador de que una pareja puede permanecer unida y feliz hasta que la muerte los separe.

El desamor 

No expresar el amor que sentimos por nuestra pareja lleva a vivir el desamor. Lo más importante del amor es que la persona se sienta amada. Hay varias formas de expresar el amor: con palabras, con regalos, dedicándole tiempo a la persona amada o con caricias. Cada persona tiene una forma especial de recibir el amor, y si se expresa de otra manera, la persona no se siente amada. Es importante expresar nuestro amor en la forma que le llega a nuestra pareja. Cuando un cónyuge no se siente amado es muy fácil que surja la infidelidad o el divorcio.

El egoísmo 

La generosidad, lo opuesto, se refiere a colaborar de un modo honesto sin esperar nada a cambio. Se visualiza fácilmente en áreas como el manejo del dinero, las tareas domésticas y la crianza de los hijos.

La irresponsabilidad 

La responsabilidad se refiere al adecuado cumplimiento de las obligaciones, o al cuidado al hacer o decidir algo, o al actuar con el claro reconocimiento de que los resultados de cumplir (o no) las obligaciones recaen sobre sí mismo. Lo contrario afecta mucho la relación de pareja.

La sexofobia 

El sexo es algo constructivo, saludable y placentero que Dios le regala a la pareja humana para su realización. La fobia al sexo proviene generalmente de las absurdas ideas sobre la sexualidad, como algo malo, sucio y pecaminoso. La sexofobia se adquiere generalmente por la mala o deficiente educación sexual. Se refleja en trastornos eróticos como el bajo deseo sexual, en problemas de erección o en la deficiente lubricación. La sexofobia mata la vida erótica e impide que la pareja disfrute a cabalidad su vida conyugal.

Te invito a conversar con tu pareja sobre estos seis pecados capitales de la vida en pareja.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Cecilia López Montano

Vacunas y Epss

Si bien es cierto que nadie en el mundo se imaginó la dimensión de eta pandemia y por consiguiente era imposible preparase para enfrentarla, la verdad es que ha pasado más de un año y seguimos viendo falencias con inmensos costos en vidas huma

Leer
El Heraldo
Nicolás Renowitzky R.

“Placa huella” en Atlántico

En Colombia se le conoce con el nombre de “placa huella” a un sistema constructivo de vías de penetración a los campos rurales, con unas características muy especiales, ideales para facilitar el acceso y salida a zonas de producción agrope

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.