El Heraldo
Opinión

Descubrir el mundo

El retorno a las aulas de miles de niños y jóvenes del país se realiza en medio de una gran expectativa, dadas las circunstancias de la pandemia que a todos atemoriza, no solo a los padres de familia. 

Pero confiamos en que las medidas de bioseguridad que se deben tomar garanticen un adecuado desarrollo del aprendizaje, que muestra en estos momentos atrasos preocupantes a causa del encerramiento.

No se puede ignorar la otra orilla de este río viviente y caudaloso que es la educación: los maestros, los profesores, los tutores. Conforman una población en riesgo de contagio que debería tener prioridad para la vacunación junto con los profesionales de la salud y los adultos mayores. El asunto no se detiene en la vacuna. El maestro se encuentra en una posición de primera línea, en la lucha por transformar la vida de los seres humanos como ha sido su tarea histórica, muchas veces desconocida, si no desestimada en nuestras sociedades donde imperan el utilitarismo y la búsqueda del beneficio personal. Se imagina uno las condiciones deplorables en las que funcionan infinidad de escuelas rurales a las que se llegan después de recorrer enormes distancias, muchas veces a pie, para encontrarse maestros y estudiantes en aulas deficientes que no permiten el cumplimiento de  pedagogías apropiadas, comparadas con las más avanzadas de las grandes urbes.  

Pese a todo, le quedan grandes satisfacciones al profesor cuando los estudiantes valoran con el tiempo la abnegación y aporte que hacen los maestros a su transformación personal. Cuando se reciben más adelante manifestaciones de agradecimiento por lo que significó para sus vidas la enseñanza del profesor, uno se da cuenta de que no necesita medallas ni pergaminos. Esa es la mayor exaltación, la que procede del recuerdo sincero y  desinteresado. Todavía tengo en la memoria el nombre, el rostro, la forma de enseñar, los conocimientos de mis grandes maestros de la infancia y los de mi formación universitaria. Son imágenes inolvidables que han quedado grabadas en lo más profundo, cuando se llega a entender con el tiempo que la educación es el legado más valioso que uno recibe en la vida. Ahí se encuentran los padres de familia, los maestros de escuela, los profesores de colegio y universidad, los encumbrados intelectuales que incidieron de manera definitiva en nuestra formación.

El escritor Albert Camus ofrece un ejemplo emotivo del recuerdo agradecido que guardó para con su maestro, el señor Germain, en unas páginas de antología que aparecen en su libro El primer hombre: En las clases de otros maestros se les enseñaba a los estudiantes muchas cosas que les presentaban ya preparadas para que las tragaran. Pero en las del señor Germain “sentían por primera vez que existían y que eran objeto de la más alta consideración: se los juzgaba dignos de descubrir el mundo”. ¡Qué bien dicho! El hambre de descubrir es más importante aún que el de saber, que el de memorizar contenidos. La finalidad de la educación radica en que los maestros enseñen a ver la vida como un descubrimiento.

 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

Junior tiene un seguro de vida

Lo mejor hubiera sido que el Junior de Barranquilla llegara ratificado como clasificado a la última fecha del calendario regular. Esa era la apuesta, pero si bien pudiéramos decir que está clasificado con 29 puntos hay posibilidades matemática

Leer
El Heraldo
Simón Gaviria

Menos más Creyentes

A primera vista los resultados de la Encuesta Nacional de Diversidad Religiosa parecen preocupantes para la fe. La encuesta hecha durante 2019 muestra un descenso del catolicismo del 70,9% al 57,2% de la población. No solo crece el número de ate

Leer
El Heraldo
Francisco Cuello Duarte

¿Inhabilitar o fusilar?

En casi todos los países del mundo, democracias o dictaduras, de derecha o de izquierda, monarquías, el poder político tiene una connotación de placer de quienes lo ostentan pues se aferran a él como si se tratara de un verdadero órgano sexu

Leer
El Heraldo
Cecilia López Montano

La segunda dosis

El gobierno necesita replantear su estrategia de vacunación porque lo que han logrado hasta ahora es una profunda insatisfacción en los grupos reconocidos como los más vulnerables a los cuales se les está incumpliendo con su segunda dosis. Y n

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web