¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
El Heraldo
Opinión

Clases virtuales

Desde que la humanidad es humanidad, la educación –enseñar y aprender– ha sido presencial. El sabio de la tribu se reunía con los suyos, les daba lecciones de vida e instrucciones para conseguir cómo alimentarse. Todos se reunían para verse, oírse, intercambiar, darse apoyo. Siguieron más tarde los maestros en Oriente. Luego Platón con su academia. Aristóteles con el liceo.

El encuentro de infantes, adolescentes y adultos con el fin de educarse, en grupos diferentes según la edad, es algo que está inscrito como necesidad en la naturaleza humana. La educación virtual, en cambio, es un invento más reciente, una forma de aprendizaje que se nos vino encima. No estábamos preparados para expandirla en cuestión de semanas, bajo el azote de  la pandemia. No creo que sea la mejor forma de educarse. Es un instrumento, un apoyo de la presencial, porque los seres humanos queremos seguir viéndonos, oyéndonos, aprendiendo de manera directa como sucede hace miles de años. Por eso mismo, la educación virtual, si se realiza bien y con calidad, es un complemento muy valioso.

Pero como pasa con las emergencias, hay improvisaciones, movidas del momento, métodos de última hora. Para que haya una educación virtual, que es herramienta, se requiere de una acumulación de saberes y metodologías de enseñanza-aprendizaje que la tecnología no tiene ni provee por sí misma.

Hay al menos cuatro condiciones para lograr que la educación virtual, mediada por la tecnología informática, tenga la calidad que, a mi parecer, está fallando en gran medida en esta emergencia : uno, el profesor debe adquirir conocimientos y habilidades para manejar adecuadamente las nuevas tecnologías. Eso no cae del cielo, y menos de repente. Dos, el estudiante debe entender y adaptarse correctamente a esta nueva forma de aprendizaje. No sobra decir que el aula virtual no es trasladable a la cama. Tres, la metodología de la enseñanza-aprendizaje virtual no es simple transposición de lo que se hace en una clase presencial. Es otro modelo educativo. No es “cortar y pegar”, mostrar a la cámara, y listo. Cuatro, las herramientas tecnológicas deben ser de calidad, y a ellas deben tener acceso todos los estudiantes. Esta última condición es la que menos se cumple. La mayoría no cuenta con dichas herramientas. A este respecto, no observo políticas públicas ni privadas contundentes, como sería la distribución masiva de computadores a precios subsidiados o descuentos significativos. En esta emergencia se evidencia la falta de recursos económicos de la mayoría de la población estudiantil.

Ya se están viendo los resultados tras un mes de educación virtual. Con honrosas excepciones y sin desconocer esfuerzos institucionales, es notoria la inasistencia a clases virtuales de estudiantes en educación superior; el arrume de tareas entre los de primaria y secundaria; y lo que más preocupa: demasiados niños encerrados en sus hogares sin poder compartir con otros niños la alegría de aprender.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
William Mebarak

Narices chatas

Hablo del boxeo y siento una emoción especial que solo me trae excelentes recuerdos, muchos protagonizados por seres titánicos, humildes, hombres fuertes de cuerpo y llenos de sueños por alcanzar la cima. Es mi disciplina favorita, la que más

Leer
El Heraldo
Yamid Amat Serna

Martina y Mateo

Martina es silenciosa, cuidadosa y dulce. Amorosa. Camina con cuidado como si todo a su alrededor fuera de cristal. Es respetuosa e íntegra, sus ojos son luz pura, danza con el viento, sus movimientos son claros y precisos. Por momentos parece fl

Leer
El Heraldo
Horacio Brieva

La contradicción principal

En 2001 decían que la contradicción principal de Colombia era entre Estado y guerrilla y que el adecuado para resolverla era Álvaro Uribe, pues prometía un gobierno de “mano firme”.

El petrismo sostiene que hoy la contradicción

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

Muy inoportuna

El país se enfrentó el año pasado sorpresivamente a un evento mundial para el cual no estábamos preparados. Ya lo mencionamos también hace poco en estas columnas. La verdad es que medio mundo tampoco estaba en condiciones de esta avalancha te

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web