¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Opinión

¿Quién vive con $908.526?

Con Marx aprendimos que el salario es la cantidad de dinero que los capitalistas les pagan a los obreros por venderles éstos su fuerza de trabajo.

El capitalismo colombiano es uno de los más tacaños del planeta. Y esa tacañería se expresa en los miserables reajustes al salario mínimo. Los líderes sindicales siempre patalean inútilmente, pues al final termina imponiéndose lo que decreta el gobierno nacional por exigencia de los empresarios.

El hecho nuevo en 2020, en medio de ese aburrido ritual anual de la negociación del salario mínimo, fue la voz discrepante del empresario barranquillero Christian Daes, presidente de Tecnoglass, quien, ante el anuncio inicial de un mezquino aumento del 2%, exclamó en tono caribe: “¡Mandan huevo!”. En definitiva, el reajuste fue un moderado 3,5%, en tanto que voces autorizadas sostienen que el incremento debió llegar al 5% para estimular la demanda y la reactivación económica. A los congresistas (que ganan mucho y trabajan poco) sí los premiaron con un aumento del 5,12% que elevó sus salarios a $34.417.339. 

Con Marx aprendimos que el salario es la cantidad de dinero que los capitalistas les pagan a los obreros por venderles éstos su fuerza de trabajo, que es “una mercancía que su propietario, el obrero asalariado, vende al capital. ¿Para qué la vende? Para vivir”. Como lo explica el mismo Marx, en realidad los obreros cambian su mercancía, la fuerza de trabajo, por la mercancía de los capitalistas, el dinero, para  comprar o adquirir las mercancías que les aseguren a ellos y a sus familias la vida: es decir, el techo, la comida, la ropa, etcétera.

Ahora, ¿por qué Colombia paga un salario mínimo muy lejano al de países capitalistas como Suiza, Australia, Irlanda Bélgica, Alemania, Reino Unido, Francia y Canadá, y por qué incluso este salario es inferior al de países latinoamericanos como Costa Rica, Chile, Uruguay, Ecuador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Bolivia, Perú y Argentina? El fundamento de estas disparidades es que el capitalismo no es un sistema homogéneo. No funciona igual en el mundo. Una cosa es el capitalismo suizo o el costarricense y otra el colombiano. Sin duda, tienen rasgos comunes pero también notables diferencias y una de ellas es la estructura salarial de los trabajadores. Pues eso que Marx llamó la “fuerza de trabajo” se compra de distinta manera en cada uno de los países capitalistas. Y, obvio, allí donde el salario mínimo es más elevado la clase obrera tendrá más capacidad de compra y superior calidad de vida.

En el caso de Barranquilla, empresas como Tecnoglass, Promigas, Transelca y otras que no alcanzo a mencionar por razones de espacio, tienen, tengo entendido, una estructura salarial para sus trabajadores que supera el mínimo y, además, disponen de programas para ayudarles con becas de estudio y créditos para vivienda. Es la parte agradable en medio de la esclavitud asalariada. Ojalá todo el empresariado comprendiera que $908.526 son una insignificancia que no alcanza para vivir con algo de dignidad. 

@HoracioBrieva

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Francisco Cuello Duarte

Congresistas. Inhabilidades- II

De conformidad con lo indicado en el artículo 179 numeral 5º, no puede ser congresista: “quienes tengan vínculos por matrimonio, o unión permanente, o de parentesco en tercer grado de consanguinidad, primero de afinidad, o único civil, con

Leer
Simón Gaviria

Derogar la Tributaria

Mucha ansiedad está causando la próxima reforma tributaria. Con un déficit fiscal de 90 billones es inevitable un ajuste, aún desmontando el FOME queda un hueco de $62 billones. Ya las calificadoras dieron julio como fecha límite, se perderí

Leer
Cecilia López Montano

Al caído caerle

Este parece ser el lema de la nueva Reforma Tributaria que presentará el gobierno al Congreso de la República, bajo el seudónimo de una Reforma Fiscal. De lo que se trata es de darle una señal a las calificadoras de riesgo para que el país no

Leer
Nicolás Renowitzky R.

Paseando en Barranquilla

Aún seguimos en plena pandemia y no sabemos por cuánto tiempo más. Cuidarnos al máximo resulta ser la mejor opción para no contagiarnos con la covid-19, entonces la mejor manera es procurando salir lo menos posible y solo para diligencias muy

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web