El Heraldo
Opinión

¿Qué quieren en Las Flores?

En cuanto al desalojo, es claro que el Distrito ha pretendido desconocer un fallo judicial que ordena reubicar (no desalojar) a los pobladores  instalados en la ronda de la Ciénaga de Mallorquín. Ese fallo lo emitió el Juzgado Doce Administrativo y lo ratificó el Tribunal Administrativo.

Tengo claro que Barranquilla merece y necesita, de cara al siglo XXI, una gran transformación estratégica a lo largo de la ribera del Río Magdalena, al que, como se ha dicho, le dimos la espalda de manera miope durante décadas. Pero el punto hoy es cómo debe ser esa transformación y si la misma no arrasa con los asentamientos y emprendimientos ubicados en esa ribera hace tiempo.
En ese contexto, Las Flores es clave. Por eso ha entrado en la ambiciosa carpeta inmobiliaria y turística de los intereses más poderosos de la ciudad.

Las Flores es un terreno baldío ubicado en suelo urbano. El Distrito lo incorporó al ente territorial con la Escritura Pública 2450 del 25 de julio de 2011, suscrita por el alcalde Álex Char con base en la Ley 388 de 1997, que en el artículo 123 dice: “De conformidad con lo dispuesto en la Ley 137 de 1959, todos los terrenos baldíos que se encuentren en suelo urbano, en los términos de la presente ley, de los municipios y distritos y que no constituyan reserva ambiental  pertenecerán a dichas entidades territoriales”. Este paso, obviamente, facilitó acelerar los procesos de legalización de las propiedades, que antes eran muy lentos.  

Pero algo llama la atención. El área delimitada en la Escritura Pública, como terreno baldío, es de 22 hectáreas más 8.489 metros cuadrados y excluyó otra área que, mal calculada, equivale a 7 u 8 hectáreas, dentro de las cuales están los 26.667 metros cuadrados que hoy pretenden desalojar. Uno pensaría que Char no incluyó esa enorme área por ser reserva ambiental, pero no conocemos un texto que lo especifique, razón por la cual la comunidad de Las Flores pide al gobierno distrital que diga transparentemente qué es lo que quiere hacer ahí. La administración no lo ha dicho por lo que se infiere que hay una agenda oculta respecto a  ese codiciado y estratégico perímetro. Misteriosamente, ningún concejal ha hablado de esto. Ni Bohórquez que cuando era líder cívico hablaba hasta por los codos. 

En cuanto al desalojo, es claro que el Distrito ha pretendido desconocer un fallo judicial que ordena reubicar (no desalojar) a los pobladores  instalados en la ronda de la Ciénaga de Mallorquín. Ese fallo lo emitió el Juzgado Doce Administrativo y lo ratificó el Tribunal Administrativo.

Un especial tratamiento amerita la empresa Serviship ubicada en el área de desalojo de propiedad del señor Carlos Ángulo. Hijo de una señora que se instaló en Las Flores en 1960, este empresario fue pescador y, con mucha tenacidad, ha logrado construir una fábrica de servicios portuarios que genera 65 empleos directos y  en 2020 tuvo ventas de casi 7.000 millones de pesos.

Enfáticamente lo reitero: en la ribera del Magdalena, y en particular en Las Flores, está el futuro de la ciudad, pero ese desarrollo no solo debe beneficiar a los más ricos de la ciudad. Todos tenemos derecho a caber en Barranquilla. Pienso yo…    

@HoracioBrieva

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

Bañarse o no

La realidad del acceso al agua en Bogotá es bastante crítica. Parece que, aunque se  debieron activar activar alertas tempranas, incluso desde la administración de Claudia López, los habitantes de la ciudad no comprenden completamente la

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

Confío en ti

Me emociono leyendo los salmos. Me gustan las imágenes que usa el poeta para expresar las emociones que le produce su experiencia espiritual. Las figuras literarias son tributarias de su momento histórico, de su cultura y social en el que viven.

Leer
El Heraldo
José M Restrepo

Estatización: Un mal legado

Mucho costó en la historia del país abandonar ese modelo macrocefálico de un Estado que lo controlaba todo y que enhorabuena en 1991 se empezó a desmontar. Un modelo que significaba en los 90s un Estado 7% del PIB, responsable de la mitad de l

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.