¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Opinión

El debate a Néstor Humberto

Creo que tampoco puede desestimarse todo lo que ha dicho Martínez Neira, aunque provenga de él.

Mucha gente piensa que el exfiscal Néstor Humberto Martínez Neira agenció una perversa campaña para reventar el proceso de paz con las Farc. Pero también es enorme la cantidad de colombianos que pensamos que los dirigentes de las Farc - que retornaron a las armas - tomaron una desafortunada decisión, en contravía de la voluntad de permanecer en el proceso  de sus líderes principales y de la mayoría de excombatientes.

Por eso ha sido importante la distinción que hicieron Roy Barreras e Iván Cepeda, dos de los senadores citantes del debate al exfiscal, en el sentido de que ellos no lo promovieron para justificar a ‘Iván Márquez’ y a ‘Jesús Santrich’, sino para mostrar las artimañas del exalto funcionario judicial contra la paz.

‘Márquez’ y ‘Santrich’ cometieron un monumental error cuando crearon  la ‘Nueva Marquetalia’, dizque en homenaje a los guerrilleros marquetalianos comandados por ‘Manuel Marulanda’.  Así como la mayoría de la organización desmovilizada y desarmada ha resistido la tentación de volver a empuñar los fusiles ante el exterminio de los excombatientes, lo que se esperaba de estos jefes era que se defendieran desde la legalidad con las acciones jurídicas correspondientes y con la denuncia ante los organismos internacionales que han acompañado el acuerdo de paz. Al irse de nuevo al monte no solo incumplieron su compromiso, sino que dejaron la sensación de que sus vínculos con el narcotráfico eran verdaderos.

Creo que tampoco puede desestimarse todo lo que ha dicho Martínez Neira, aunque provenga de él. Por ejemplo, que las Farc han escondido el dato real de sus bienes para burlar la reparación a las víctimas y que se produjeron intentos de robarse la plata del posconflicto a través de Marlon Marín, el travieso sobrino de ‘Márquez’.

Desde un principio se sabía que el proceso no sería fácil. Pesaba no solo la historia nacional repleta de trampas y traiciones, sino una circunstancia más cercana. Medio país uribista votó  contra el acuerdo en el plebiscito del 2 de octubre de 2016. El expresidente Uribe nunca acompañó los diálogos de La Habana. Y la polarización entre uribismo y santismo ha sido un factor adverso a la reconciliación. Con el terrible aditamento de que la profundización  del narcotráfico ha mantenido elevados índices de violencia y retuvo en la ilegalidad a los reductos de las Farc que no se acogieron  a la desmovilización.

Era esperable, por tanto, que ‘Márquez’ y ‘Santrich’ no rehuyeran la complejidad del proceso y se mantuvieran firmes en el acuerdo.

Hoy, si ellos quisieran volver a la civilidad, tendrían que someterse a la justicia ordinaria como los integrantes de cualquier banda criminal, pues ya no tienen la categoría de beligerantes políticos en armas. Ellos se complicaron cuando adoptaron la desatinada determinación de infringir un pilar básico del acuerdo como es la no repetición.

@HoracioBrieva                                                                               

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Daniela Cepeda Tarud

Una visión del carnaval

Las brisas de estos días me recuerdan con nostalgia el olor a precarnaval que estas cargaban en los años anteriores y la manera en la que se escabullía, entre el sonido del fuerte ondear de las palmeras, la melodía de una flauta de millo, evid

Leer
José Félix Lafaurie

Las cuentas de la leche

Detrás de la caja de leche en un supermercado, en la mayoría de los casos hay detrás un campesino con un pedazo de tierra y unas vaquitas que alimenta con el pasto que nace silvestre. Algunos podrán alimentarlas con pastos mejorados, pero la c

Leer
Remberto Burgos

Tabús y vacunas

La usanza oral, especialmente en el Caribe, ha sido la forma de transmitir tabús o mitos que han excluido generaciones de ciertas prácticas o recomendaciones. Cultivamos la tradición. Estos prejuicios sociales y religiosos nos han enclaustrado

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web