El Heraldo
Opinión

El río que se robaron

Podemos decirlo tajantemente el río que se robaron, se lo robaron un grupo de personas que son oriundas de este mismo municipio.

Villanueva, por varias décadas, se convirtió en la despensa natural del sur de La Guajira y del norte del Cesar. Por un lado los excelentes suelos con que cuenta el municipio y por el otro con el agua abundante que provenía especialmente de la Serranía del Perijá, donde el río Villanueva como un rey de la montaña fluía a cantaros desde la misma serranía a lo que es el valle de Villanueva. Los cultivos de algodón, sorgo, maíz, aguacate, café, arroz, yuca y tomate, así como la malanga, papa y hortalizas generaban prosperidad a todos los habitantes de la tierra bella. Sin contar los pastizales que generaban una de las mejores economías en el campo ganadero.

El caudal del río Villanueva estaba por encima de los 1.000 litros por segundo y vino luego el caos. Las hierbas malditas de la marihuana y la amapola arrasaron de un tajo los bosques primarios que generaban y protegían el gran afluente de nuestro río. Con la complicidad de las autoridades se hicieron los de la vista gorda y amangualados con ellos usufructuaron el beneficio del producto de las hierbas malditas. De paso acabaron con la productividad del aguacate, de la arracacha, de hortalizas y frutales con que el campesino proveía los mercados no solo de La Guajira y el Cesar, sino de la Costa entera y hasta Venezuela.

Luego vino la otra plaga que comenzó a acabar con el río Villanueva. Los taladores de bosques que sin ningún criterio y sin ninguna consideración, como asesinos impíos de la naturaleza, se llevaron todo por delante y el río comenzó a perder su cauce, de 1000 litros por segundo llegó a la asombrosa cifra de 300 litros por segundo. La autoridad ambiental que debería haber tomado las medidas pertinentes y necesarias para atacar este flagelo lo hicieron a medias. Comenzaron las famosas reforestaciones sobre el río Villanueva, que en presentaciones se oía muy bien, pero en la práctica fue otra irregularidad, porque la verdad sea dicha, reforestaciones no hubo, lo que si hubo fue corrupción alarmante con estos dineros públicos que se fueron directos a la cañería del robo descarado, con la complicidad de la autoridad ambiental y de las mismas autoridades municipales que se hacían lo de las vista gorda en tales programas.

Hoy al río Villanueva le llegó la tercera plaga. Río arriba sobre la región de potrero grande, el agua es abundante pero los dueños de fincas de manera descarada con mangueras hasta de cuatro pulgadas se apropian de este bien público y el agua la usufructúan ellos y hay que expresarlo con la complicidad de la autoridad ambiental que no ha tomado las medidas del caso para tronchar este flagelo que está afectando de manera grave no solo el casco urbano de Villanueva, sino a los productores del campo tanto en el sector agrícola como ganadero. Podemos decirlo tajantemente el río que se robaron, se lo robaron un grupo de personas que son oriundas de este mismo municipio que así como los famosos marimberos y los taladores de bosques que también eran villanueveros, de igual modo está pasando ahora en esta época de sequía y de crisis que está viviendo la región por el cambio climático.

Por ello de 300 litros por segundo, hoy en la bocatoma escasamente el caudal del río es de 100 litros por segundo, lo que está originando un debastecimiento a la población villanuevera y barrios por ejemplo donde el agua llega cada cinco días o no llega y otros barrios que la desperdician de manera infame.

 ¿Qué hacer? En primera instancia Corpoguajira debe tomar medidas urgentes y como segunda acción el nuevo operador Veolia debe instalar una tubería desde la parte arriba del río hasta la bocatoma para incrementar el caudal del río y garantizar el preciado líquido a todos los villanueveros.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Eduardo Verano

Se asoma una bonanza

La Biblia enseña que hay que prepararse igual para épocas de vacas gordas que para vacas flacas. Los recursos adicionales de las bonanzas no se despilfarran porque son necesarios en la escasez.

Tendremos ingresos adicionales por una in

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

Olimpiadas y TEPT

Entender las dimensiones del Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) es lo que permite aceptar la actitud de Simone Biles, la superestrella del equipo de gimnasia olímpica de los Estados Unidos en la pista de salto de Tokio el 27 de julio de 2

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

Lichiguez

El reciente evento llevado a cabo en algún sitio de la carretera que conduce a Cartagena nos retrotrajo a aquellas afortunadamente superadas épocas de lichiguez, cuando el entonces alcalde con  su gabinete a bordo y acompañado por un grupo

Leer
El Heraldo
Manuel Moreno Slagter

Más prudencia

Un candidato presidencial le mandó un trino a sus seguidores, refiriéndose a la efectividad de las vacunas para contrarrestar la variante delta del coronavirus. Escribió lo siguiente: «las vacunas no sirven para el virus covid-delta, según la

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.