¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
El Heraldo
Opinión

Sigue golpeando fuerte

Parece una perogrullada insistir en las medidas de bioseguridad que, si lo pensamos bien, es lo que nos va a mantener vivos.

Es duro enterarse de la muerte de personas cercanas y queridas. Cercanía por aquellos períodos compartidos que son huella emocional indeleble aun en la distancia, queridas por todo aquello que nos dieron, herramientas para la vida y la subsistencia, desde diversos ángulos que confluyen en una misma emoción, tristeza en cada célula.

Ángel Ceballos hizo honor a su nombre de pila durante toda su existencia, un ser humano a quien todos queremos más allá de su partida. Samario, para más señas, paisano mío, pero no aseguro si le iba al Ciclón Samario, lo que sí puedo decir es que iba unos semestres adelante en la facultad de medicina, pero sí jugamos basquetbol juntos en los juegos interfacultades, él era poste y yo alero, le dábamos el balón y él lo escondía entre sus brazos y su voluminoso cuerpo, el Gordo Ceballos, le decíamos sus amigos. Reconocido como gran estudiante, se hizo patólogo, profesor de medicina en nuestra alma mater y llegó a ser decano de nuestra facultad en la Universidad del Cauca, presidente de la Asociación Colombiana de Patología. Estaba en pleno duelo por la reciente muerte de su esposa y le llega la muerte a él por Covid-19.

Al doctor Néstor Solarte, emérito profesor de la misma facultad, le debo haberme enseñado medicina interna desde el punto de vista clínico, que es cuando uno entiende la semiología, la unión de los signos y síntomas de la enfermedad, sin necesidad de aparatos. Gracias a sus niveles de exigencia y rigurosidad en la docencia, me preparó sin saberlo, para que más tarde yo fuera profesor de semiología y medicina interna en la Universidad Libre de Barranquilla. Pero no fue de gratis porque, para esa época yo era el primer negro con afro en Popayán y ¡peor aún!, en ese monasterio que es el Hospital San José de Popayán, así que me tocó esforzarme para demostrarle que no era un hippie cualquiera, y sí era merecedor de estar en su rotación. Hoy está hospitalizado junto con su esposa por Covid-19, como no sé rezar prefiero recordar sus clases y pensar que todo va a salir bien.

Como está saliendo de las manifestaciones graves de esta virosis y ya fuera de la uci, la hija de otro compañero de estudio, con quien hemos estado en comunicación por el chat de exacauca, conociendo la evolución clínica de su hija.

Si por allá llueve, por aquí no escampa. Hace unos días murió Ramón Illán Bacca, samario también, hombre de letras, escritor, docente, con un pensamiento crítico para una visión de la literatura con el mismo ojo con estrabismo divergente con el que Pablo Picasso concebía su mundo pictórico. Dueño de un humor cáustico con el que sorprendía a propios y extraños y de una conversación sin artilugios, la forma de hablar del sabio.

Parece una perogrullada insistir en las medidas de bioseguridad que, si lo pensamos bien, es lo que nos va a mantener vivos, porque de las vacunas ni me pregunten.

haroldomartinez@hotmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Susana Correa Borrero

Compromiso con las mujeres

La tenacidad y la fortaleza de las mujeres en Colombia -y la desigualdad que han sufrido históricamente- pocas veces han sido tan visibles como durante esta crisis causada por la pandemia. Aunque ha afectado a cada familia colombiana, desde un en

Leer
El Heraldo
Cecilia López Montano

Que cansancio

Sinceramente creo que muchos colombianos comparten conmigo esta sensación de cansancio frente a la realidad de que no logramos hacer las cosas bien. Ahora el tema es el de la vacuna en el cual estamos entre los más rezagados de América Latina.

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web