El Heraldo
Opinión

Volver

Volver implica aplicar los cuidados respectivos, sin abrazos extendidos, con tapabocas a bordo y todos los protocolos necesarios para evitar contagios, porque el único contagio que anhelamos es el de la alegría, el bienestar y la prosperidad para nuestros seres queridos y nuestra vida, por ello, es importante que podamos hacer pausas (visionarias), que viajemos hacia nuestro ser y seamos conscientes de lo que somos.

Es tiempo de volver, volver a nuestros pueblos, familias y nuestra red de amigos; para quienes vivimos en lugares diferentes al de nuestras familias o en el cual, nos criamos, es un tiempo de reencontrarnos con historias, relatos, paisajes, música, gastronomía y aventuras en general; aclaro que volver también aplica para procesos internos y simbólicos, es decir, no excluye a quienes no puedan hacer el retorno físico. 

El verbo más propicio para este tiempo es – volver – que ensimismo representa un universo de emociones; por un lado, muchas familias y grupos sociales están felices por el reencuentro y otros viven un presente de nostalgia por quienes se han ido, por causa de la pandemia o por la cita natural que tenemos los seres humanos con la muerte.

Volver implica aplicar los cuidados respectivos, sin abrazos extendidos, con tapabocas a bordo y todos los protocolos necesarios para evitar contagios, porque el único contagio que anhelamos es el de la alegría, el bienestar y la prosperidad para nuestros seres queridos y nuestra vida, por ello, es importante que podamos hacer pausas (visionarias), que viajemos hacia nuestro ser y seamos conscientes de lo que somos, que tengamos espacio para reflexionar, amarnos, hacer acuerdos para nuevos tiempos y no solo porque sea Navidad y porque el comercio convoque a determinadas conductas, rituales o consumo, sino porque cada espacio que podamos tener para abrazar nuestra existencia debemos saberlo vivir; eso implica volver - retornar a nuestro ser y relacionarnos de manera armónica con el entorno - no hablo de perfección sino de rehumanización, de permitirnos pausas que nos permitan avanzar con calidad, sanación y amor propio.

Una reflexión propicia es preguntarnos a dónde queremos volver en el ámbito espiritual/existencial y de manera especial cuánto estamos dispuestas a soltar para retornar a estadios de paz, armonía, libertad y felicidad, al fin y al cabo solo nos quedan los momentos y la manera como decidimos vivirlos, diferente a la equivocada premisa – capitalista – que sobrevalora la acumulación de riquezas, cosas o bienes y nos termina cosificando y alejando de deleitar este paseo tan bello, desafiante y dinámico llamado vida, que es estructuralmente efímera y no eterna como jugamos a creer.

Volver a la vida deleitada, a saborear el ser y el hacer, el presente, las oportunidades, activar milagros, sobreponer dificultades y permitirnos los mejores aprendizajes, eso es – volver- no solo el ejercicio de disfrutar la Navidad y la época de fin de año en automático sino con la consciencia y la libertad de vivirnos y gozarnos cada milagro o mejor expresado el milagro que somos. ¡Feliz Navidad, feliz vida y buenas estrellas!

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Álvaro De la Espriella

Nos excluyeron

Cincuenta billones de pesos alcanza el presupuesto que se ha programado por parte del gobierno nacional, después de los Compes respectivos, para iniciar lo que ya se conoce en las altas esferas como la Ola 50 que es ni más ni menos el desarrollo

Leer
El Heraldo
Alfredo Sabbagh

Camaleones

En Zelig, el divertido filme que con forma de falso documental nos presenta en 1983 el controversial Woody Allen, conocemos la vida de un personaje con la particular virtud de transformarse y cambiar su apariencia de acuerdo con las circunstancias

Leer
El Heraldo
Amylkar D. Acosta M.

Hacia un nuevo país

Ilusionado, como todos los colombianos, que la Constituyente era el camino, como rezaba la publicidad oficial que la promovió, para lograr las grandes transformaciones, empezando por la política, al instalar las sesiones del nuevo Congreso de la

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.