El Heraldo
Opinión

¿Me dan permiso?

Me iré de la página editorial por un tiempo que no tengo idea de que tan corto o largo será, pero de entrada quiero pedirles permiso para retomar mis columnas cuando no existan incompatibilidades para hacerlo. Pero como todos los días, seguiré a primeras horas de mañana entrando a leer por Internet EL HERALDO para saber no solo como anda mi ciudad, y mi región sino ese pueblo costeño que tanto necesita de nuestro apoyo y que hoy tienen la ilusión de que les llegó la hora.

Si algo he valorado durante estos años ha sido mi columna de los martes en EL HERALDO. Sus directivas, Anita y mis lectores han sido muy generosos conmigo a pesar de que estoy segura de que en muchas ocasiones les debe haber incomodado mi franqueza. Créanme que cuando fui crítica lo hice impulsada por mi inmenso amor por Barranquilla a la que siempre he considerado mi cuidad; por la Región Caribe que siempre será la parte de Colombia a la que me siento unida. Alguien algún día me dijo que uno pertenece a ese lugar donde estudió y yo pase por muchos colegios de Barranquilla, no por floja, créanme sino por un padre que me subía permanentemente mis metas. Pero también uno se siente parte de esa tierra donde entierra a sus padres y aquí están las tumbas no solo de ellos sino de mi hermano. Razones de mucho peso para ser barranquillera. 

Ahora me han surgido nuevas responsabilidades cuya precisión aun no conozco pero que me obligan a suspender mis columnas. Debo coordinar los empalmes del nuevo gobierno en Planeación y Agricultura y por eso les pido permiso. Primero a las directivas de EL HERALDO y a Anita; su gran eficiente y amorosa jefe de nosotros los columnistas; segundo a mis lectores incluyendo a aquellos que me regañan cuando haga críticas que les molestan pero que en su momento he considerado pertinentes sobre temas de la ciudad y de esta región. Una de las que he recibido vino directamente de una de mis compañeras de colegio que en una ocasión me dijo públicamente: "no le tires piedras al techo de tu casa." Acepté el regaño, pero no me arrepiento de lo que dije porque es nuestra obligación como columnistas expresar sinceramente lo que consideramos ayuda a nuestra audiencia a reflexionar. 

Me iré de la página editorial por un tiempo que no tengo idea de que tan corto o largo será, pero de entrada quiero pedirles permiso para retomar mis columnas cuando no existan incompatibilidades para hacerlo. Pero como todos los días, seguiré a primeras horas de mañana entrando a leer por Internet EL HERALDO para saber no solo como anda mi ciudad, y mi región sino ese pueblo costeño que tanto necesita de nuestro apoyo y que hoy tienen la ilusión de que les llegó la hora. No en vano las Costas de este país le dieron el triunfo al nuevo gobierno. 

No será una de esas frases cordiales que siempre se dicen, sino que la anoto con toda la responsabilidad que eso significa. Desde donde esté, este pedazo de tierra colombiana seguirá siendo parte fundamental de mis responsabilidades y sabré responder en la medida de mis capacidades a ese nuevo reto. Me harán falta mis columnas, pero seguiré de cerca el devenir de Barranquilla y de la Región Caribe. Por supuesto, mientras regreso si ustedes me lo permiten. Por lo pronto solo les pido a las directivas de este periódico y a mis lectores que me deseen "buen viento y buena mar." Y les repito: ¿me dan permiso?

cecilia@cecilialopez.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Germán Vargas Lleras

El Congreso por la faja

Ya ningún sector se escapa a los intentos del Gobierno por desinstitucionalizar y pretender a la fuerza concentrar en el presidente decisiones que competen a otros poderes públicos. El más reciente, un burdo decreto que desconocía toda la norm

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

En seguridad el 24 será peor

El deterioro agudo de la seguridad es innegable. 

Varias son las razones. Primero, por la renuncia del Gobierno a luchar contra el narcotráfico. Son múltiples los hechos que lo demuestran. Se calcula que los narcocultivos alcanzar

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

Implementación sin voluntad

Parece que fuera ayer el día en que se firmó el Acuerdo de Paz con las Farc, pero después de más de 7 años desde su firma, el estado de su implementación sigue generando preocupaciones por la falta de ejecución y de un verdadero compromiso

Leer
El Heraldo
Javier Castell Lopez

El momento de Junior

Nunca he podido interpretar con alguna certeza el sismógrafo ambiental alrededor de los momentos menos favorables de Junior. Mi nivel de sicología de masas es verdaderamente muy bajo. Además, porque el vaivén de las emociones van desde los cua

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.