¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

El silencio se paga en las tarifas

Las historias sobre robos de servicios públicos son increíbles. La propia Superintendente de Servicios indicó que encontraron apartamentos de estrato seis con conexiones clandestinas para el aire acondicionado; en Pereira, algunas parcelaciones riegan zonas de cultivo con agua tratada, sin medición ni cobro; en Bogotá, el fraude en gas natural es también un negocio y qué no decir de la piratería de las señales codificadas de televisión por suscripción, donde cada día sorprende el ingenio para robarlas. Han sido permisivos y demasiado garantistas con lo que –sin querer queriendo– se ha estimulado: la perversa cultura de la ilegalidad. 

Las cifras de defraudación son escandalosas:  más o menos 380 mil millones de pesos en 2018. Sólo en gas natural, en Bogotá, 40 mil millones; en electricidad, en zonas rurales y comercio, 175 mil millones.

Si bien es cierto que debemos garantizar la seguridad jurídica y procesos transparentes para los buenos usuarios, hoy por hoy los grandes beneficiados son los que hacen fraude, casi hay que coger en flagrancia al responsable porque las normativas no permiten, mediante elementos probatorios seguros, demostrar que hay una conducta delictiva, más aún cuando hay que avisar anticipadamente que se van a hacer visitas para revisar los consumos  y, claro, ¡soldado avisado no muere en guerra! 

Hoy la normatividad y multas son un mal chiste, porque, por ejemplo, una vez comprobado el ilícito, después de un sinnúmero de procesos, solo se pueden recuperar hasta cinco meses de consumo, ni siquiera lo que robaron realmente. Además, no se puede cortar el servicio a los reincidentes quedando claro que robar paga y que esto es lo que esperamos cambiar con la ayuda de la Superservicios, la Policía, la Fiscalía, los jueces y la ciudadanía en general, a través de las nuevas normas que están por expedirse. Quedará claro que en cualquier momento se podrán usar las nuevas tecnologías y visitas para revisar consumos y –si es del caso– imponer multas fuertes para los reincidentes que en la tercera oportunidad pueden llegar a perder el servicio.

La cultura del más vivo está corrompiendo a la sociedad, se cuelan en los sistemas de transporte, las bases de datos como el Sisbén son irregulares, hay vandalismo sobre los bienes públicos y el mal sigue creciendo porque no hay implicaciones legales contundentes frente a estos comportamientos. 

Las pérdidas por hurto superaron los 62 mil millones de pesos el año pasado, pero lo más grave es la afectación a más de un millón doscientos mil usuarios.

Es importante crear grupos élite para perseguir estos delitos, como los hay para hurto de combustibles,  informáticos y fraude financiero.

Por supuesto la ciudadanía también tiene que ser activa en la denuncia porque, al ser indolentes, nos convertimos en cómplices y tendremos que pagar en la tarifa nuestro silencio. Llegó el momento de promover la cruzada contra el fraude y el robo si queremos expandir los servicios y tener mejor cobertura, además, menos robos serán menores tarifas. ¡No se quede callado, denuncie! 

*Presidente de la Asociación Nacional de Servicios Públicos y Comunicaciones-ANDESCO.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Álvaro Villanueva

Covid-19 y el camino al desastre

La llegada de la Covid-19 desde finales del 2019 ha marcado un camino con grandes cambios para la humanidad. Como sucede siempre en estos casos, los mayores perdedores son los más débiles, los más abandonados y en general los más pobres, aumen

Leer
María Isabel Ferro

Una cuestión de género

Ruth Bader Ginsburg murió el pasado viernes 18 de septiembre. Su muerte deja un vacío profundo en la Corte, sobre todo ahora cuando faltan contadas semanas para una elección presidencial que puede cambiar el rumbo de la nación americana.

Leer
Hernando Baquero Latorre

Fútbol, citas y fraude

A pesar de trabajar hace muchos años en una institución donde la internacionalización es un pilar de su plataforma estratégica y que se materializa año tras año en diversas actividades debo reconocer que solo hasta esta semana me enteré de

Leer
Kelina Puche

Inseguridad alimentaria

Uno de los fenómenos por medio de los cuales se manifiesta la pobreza urbana es la inseguridad alimentaria. La Encuesta de Percepción Ciudadana que elabora Barranquilla Cómo Vamos, demostró que entre 2018 y 2019, el porcentaje de barranquiller

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web